Ecuador suspende temporalmente la exigencia de pasaporte a venezolanos que huyen de la crisis

Una jueza suspendió por 45 días el requisito de presentación de pasaporte a los inmigrantes de Venezuela que tratan de ingresar a Ecuador.
24 Ago 2018 – 7:52 PM EDT

📷 El éxodo venezolano en Ecuador: entre la solidaridad y las puertas que se cierran

Loading
Cargando galería

La justicia de Ecuador dictaminó este viernes la suspensión temporal de la exigencia de pasaporte a los venezolanos que huyen de la crisis y llegan por miles a sus fronteras.

La jueza ecuatoriana Judith Naranjo tomó esta decisión ante una demanda de medidas cautelares planteada por el Defensor de Pueblo y dio 45 días a las autoridades para poner en marcha un plan integral para regular el flujo migratorio.

Con esta medida temporal, los venezolanos podrán volver a ingresar en Ecuador portando únicamente la cédula de identidad o la tarjeta de migración andina.

Desde el pasado 18 de agosto, los venezolanos desearan ingresar a Ecuador debían presentar obligatoriamente el pasaporte para entrar al país. Esta medida, explicó la Cancillería a través de un comunicado, fue adoptada "para garantizar la seguridad" de los miles de migrantes que llegan cada día a la frontera ecuatoriana.

"Actualmente, las cédulas de identidad que portan al ingresar al territorio ecuatoriano no cuentan con las seguridades necesarias para la identificación en el tipo de lectores establecido por el sistema migratorio ecuatoriano, por lo que no es posible validar su autenticidad. Algunos muestran daños o deterioro, otros carecen de códigos de barra o chips, por lo que se consideran documentos altamente falsificables", justificó entonces el Ministerio de Exteriores.

Pero obtener un pasaporte se ha vuelto cada vez más difícil en Venezuela, donde se espera que la hiperinflación sea de un millón por ciento a finales de este año. Además de la escasez de suministros básicos como papel y tinta, sectores de la oposición denuncian ineficiencia burocrática de las autoridades, e incluso un plan para suprimir la libertad de movimiento de los venezolanos.


La Organización de Naciones Unidas estima que 2,3 millones de venezolanos han huido desde 2014, cuando la nación con la mayor reserva probada de petróleo del mundo cayó en una crisis económica considerada peor que la Gran Depresión. La mayoría están saliendo por tierra a través de Colombia, país al que han llegado más de un millón en los últimos dos años.

Las autoridades ecuatorianas dicen que hay alrededor de 200.000 venezolanos viviendo en el país.

Fuera del ALBA

El gobierno de Ecuador anunció también este jueves su salida de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) en respuesta a la crisis humanitaria en Venezuela y al consecuente éxodo de venezolanos que, requiere a su juicio, "una solución de todas las naciones" de la región. "Ecuador no continuará su participación dentro de la ALBA", anunció el ministro de Exteriores, José Valencia.

Explicó que Ecuador mantiene "una posición de principios" y que esta no se alinea con los de "ningún grupo en particular en la propuesta de que el problema de los venezolanos sea resuelto entre ellos, en el marco democrático".

Pero expuso la notoria frustración de su país "por la falta de voluntad política, en primer lugar, del Gobierno de Venezuela para abrir las puertas a una solución democrática".

La ALBA nació en 2004 como un mecanismo para la cooperación de los países de América Latina y el Caribe basado en la complementariedad de las economías nacionales, en una alternativa al Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA) impulsada en su momento por Estados Unidos.

Con Venezuela a la cabeza, la pertenencia de Ecuador a esta organización empezó a estar en tela de juicio desde la llegada de Lenín Moreno al poder en mayo de 2017, y en círculos políticos y diplomáticos se decía que era una cuestión de tiempo para que la abandonase.


Publicidad