null: nullpx

4,200 ingresos a diario: Ecuador declara la emergencia por el masivo flujo de inmigrantes venezolanos

Este miércoles el gobierno ecuatoriano declaró en emergencia la zona fronteriza debido a la presión migratoria de venezolanos que llegan escapando de la aguda crisis en su país. En 2017 entraron a Ecuador 288,005 venezolanos, una cifra que probablemente sea superada este año.
9 Ago 2018 – 6:34 AM EDT

Huyen en masa de la creciente violencia, la escasez de productos básicos y la hiperinflación que vuelve añicos en pocas horas los limitados ingresos que perciben en un país con la inflación más alta del mundo. Miles de venezolanos echan llave a las puertas de sus casas y los países vecinos resienten la presión migratoria de oleadas de desplazados que van en busca de un destino mejor.

Ecuador es uno de ellos. El miércoles el gobierno de Lenín Moreno declaró en emergencia a una parte de su territorio ante el inusual flujo migratorio de ciudadanos venezolanos, que según datos oficiales llegan a diario en un promedio de 4,200 personas.

"El Gobierno del Ecuador declaró el estado de emergencia al sector de Movilidad Humana en las provincias de Carchi, Pichincha y El Oro para prestar urgente atención a los flujos migratorios de ciudadanos venezolanos en la frontera norte", dijo la cancillería en un comunicado.

Muchos de los migrantes venezolanos utilizan el territorio ecuatoriano como tránsito en su recorrido hacia Perú y otros países más al sur, mientras que otros se quedan atraídos por su economía dolarizada.

En 2017 entraron a Ecuador 288,005 venezolanos, una cifra que probablemente sea superada este año a juzgar por las aglomeraciones en esa frontera.

En los últimos días, el temor a que el nuevo presidente de Colombia, Iván Duque, pueda cerrar las fronteras, ha intensificado la llegada de inmigrantes venezolanos en busca de un destino en el sur del continente.

La principal puerta de acceso a Ecuador es el paso de Rumichaca, en la frontera con Colombia, totalmente congestionado en los últimos días.

El objetivo de la declaratoria de emergencia, que durará todo el mes de agosto, es establecer un plan de contingencia y acciones para la atención humanitaria de la población migratoria, por lo que el Gobierno movilizará médicos, uniformados y trabajadores sociales.

Para afrontar esta ola migratoria, el Ministerio del Interior también ha incrementado su personal de control migratorio, al tiempo que brinda la seguridad en los entornos de paso.

El Ministerio de Salud ecuatoriano "fortalecerá la atención con un mayor número de médicos" y el de Inclusión Económica y Social pondrá a disposición un equipo de trabajadores sociales y psicólogos, especialmente para los grupos vulnerables (niños, niñas, adolescentes y mujeres).

El despliegue se completa con ayuda humanitaria de primera necesidad -carpas, raciones alimenticias, kits de higiene personal para niños y mujeres; y agua- mediante un mecanismo coordinado con organizaciones internacionales del sistema de Naciones Unidas.

En fotos: Los indígenas venezolanos que huyen de la crisis por la frontera con Brasil

Loading
Cargando galería
Publicidad