null: nullpx
Coronavirus

Coronavirus: por qué la reapertura de California será más tarde de lo que Trump espera

Mientras el presidente Trump presume que algunos gobernadores están listos para reactivar sus economías antes del 1 de mayo, en California el gobernador Gavin Newsom ha dejado en claro que sus decisiones las guiará "la ciencia y no la política", lo que anticipa que en la costa oeste el proceso podría durar "varios meses".

Lee también: Newsom no está listo para reabrir California pero un modelo estadístico ofrece la fecha exacta
Publicado 17 Abr 2020 – 12:03 AM EDT | Actualizado 24 Abr 2020 – 08:12 PM EDT

El juego de poder entre la administración de Donald Trump y los gobernadores del país terminó cuando el presidente finalmente desdijo su afirmación de que tenía el “poder absoluto” para ordenar -de manera unilateral- la “reapertura” de la economía de EEUU, que se encuentra en vísperas de una recesión a causa del coronavirus.

“Ustedes van a tomar sus propias decisiones”, fue la frase con la que Trump finalmente reculó durante una llamada telefónica con los mandatarios estatales, la cual obligó a que el gobernador de California, Gavin Newsom, comenzara con 30 minutos de retraso una de sus habituales ruedas de prensa para hablar de los esfuerzos de la administración frente a la pandemia de covid-19.

Newsom informó dijo que las nuevas directrices federales servirán como guía para que los estados comiencen a reactivar el comercio y relajar el distanciamiento social, pero todo indica que California aún está lejos de tener una fecha para su "reapertura" y no cumplirá con los deseos de Trump de echar a andar los motores económicos del país lo antes posible.

Los lineamientos de los que también habló Trump en una rueda de prensa desde la Casa Blanca, coinciden en buena parte con la orden de confinamiento que el gobernador Newsom decretó el pasado 19 de marzo en su esfuerzo por frenar la propagación del virus, pero carecen de una línea de tiempo para su implementación y no son de carácter obligatorio.

En la primera fase de la guía federal, las medidas de distanciamiento social continuarían vigentes, los estados tendrían que ampliar su capacidad para administrar pruebas de covid-19 de manera generalizada y las escuelas seguirían cerradas, todos indicadores similares a los detallados por el gobernador Newsom el pasado 14 de abril. De igual forma, el plan urge a las personas a “considerar seriamente” el uso de mascarillas en público, algo que ya se vaticina como práctica cotidiana en la California pos-pandemia.

La protección de las poblaciones en riesgo, principalmente de los adultos de la tercera edad, es otra de las coincidencias en ambos planes. Pero pese a esto, los caminos que ambas administraciones planean seguir para reactivar sus motores económicos chocan no solo en sus tiempos, sino también en sus formas.

Distintas visiones


El presidente Donald Trump ha hecho alarde de su “autoridad absoluta” para reabrir el país, pero en California la conversación sobre el regreso a la normalidad ha sido mucho más mesurada. A penas este miércoles, quedó en claro que el estado "no está listo" para hacerlo.

Mientras el gobernador Gavin Newsom ha señalado en repetidas ocasiones que todas las decisiones que se tomen “estarán basadas en la ciencia y no en la política”, Trump ha estado ansioso por reactivar la economía, a cuya marcha vincula su campaña de reelección presidencial, pese a que muchos gobernadores y funcionarios públicos le han advertido sobre los peligros de una segunda ola de contagios o de empeorar la situación con una reapertura apresurada.

Con cada rueda de prensa, Newsom demuestra que la prudencia y el paso lento son la formula que California seguirá para llegar a su nueva normalidad. Los indicadores para lograrlo son ya un reflejo de la complejidad que representa reabrir el estado en medio de una pandemia, por lo que el proceso “llevará varias semanas” o “incluso meses”.

Las visiones de Trump y Newsom para relajar las normas de confinamiento y distanciamiento social contrastan desde su arranque. El presidente, por ejemplo, asegura que algunos estados “están listos” para reactivar el comercio tan pronto como el 1 de mayo, mientras que en California se anticipa que el toque de queda se mantenga a lo largo de ese mes.

A continuación, te explicamos cuáles son las principales diferencias entre los lineamientos del gobierno federal y los indicadores de California para la reapertura de sus economías:



Si quieres seguir nuestra cobertura sobre la pandemia de coronavirus y tener más recursos al alcance de tu mano, puedes visitar cualquiera de los siguientes enlaces:

Por qué más de 2 millones de indocumentados no alcanzarán el cheque por coronavirus en California

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés