null: nullpx
Coronavirus

Infectados cuidando a infectados: la inusual recomendación tras el brote de coronavirus en un asilo de ancianos

Luego de confirmar que 27 personas en un centro de cuidado para personas de la tercera edad en la Bahía de San Francisco dieron positivo por covid-19, las autoridades de salud del condado Contra Costa recomendaron que los empleados infectados que no presentan síntomas, sigan trabajando y atendiendo a los residentes que también están contagiados.
3 Abr 2020 – 10:12 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

MARTÍNEZ, California. – El condado Contra Costa confirmó este viernes el primer brote de coronavirus en un asilo de ancianos de la Bahía de San Francisco, donde hasta el momento 27 personas han dado positivo a la enfermedad.

Los contagios obligaron a las autoridades de salud a emitir una orden de cuarentena y aislamiento masivo no solo para todos los individuos que estén infectados de covid-19 en el condado, sino también para sus contactos más cercanos, entre los que se incluye a todos aquellos con quienes hayan interactuado durante el periodo de incubación del virus.

El condado ha reportado 307 casos confirmados hasta este viernes. Y aunque el número parezca pequeño en comparación con jurisdicciones vecinas como los condados de San Francisco y Santa Clara, es suficiente para poner al sistema de salud local al borde del colapso.

Horas después de anunciar el brote en el asilo de ancianos, el Departamento de Salud informaba que ya no cuenta con la capacidad de notificar y rastrear de manera individual a todos los infectados de coronavirus junto a sus contactos cercanos que pudieron estar expuestos a la enfermedad.

“Hemos alcanzado un punto crítico de la pandemia de coronavirus aquí en Contra Costa. Nuestros recursos se están agotando y mantener las cosas como están no es una opción. Creemos que esta orden de cuarentena masiva es una forma efectiva de mantener a los enfermos aislados de los demás”, dijo el doctor Chris Farnitano, funcionario de salud del condado.

La orden obliga a las personas infectadas que son asintomáticas a “aislarse por completo” por un periodo de 7 días después de que dieron positivo de coronavirus, y a quienes presenten síntomas a hacerlo por el mismo periodo desde que les comenzó la tos, fiebre o dificultad para respirar.

Todos, sin excepción, deberán notificar a todas las personas con las que tuvieron contacto que deben someterse a una cuarentena domiciliaria y no salir de casa por 14 días, que se contarán desde que tuvieron la última interacción con el infectado.

Cargando Video...
"Esto va a durar varios meses": los residentes de la Bahía de San Francisco no saben cómo pagarán sus deudas

El primer brote local


Las autoridades de salud explicaron que comenzaron a investigar los contagios a principios de esta semana cuando dos empleados del Orinda Care Center buscaron atención médica. El centro de cuidado para adultos de la tercera edad está ubicado en el número 11 de Altarinda Road, en la ciudad de Orinda.

En una rueda de prensa, funcionarios del condado explicaron que el miércoles recibieron los resultados positivos de cuatro personas, por lo que procedieron a someter a pruebas al resto de los residentes y personal de salud, obteniendo un total de 27 individuos contagiados.

Uno de los oficiales del Departamento de Salud del condado Contra Costa detalló que el asilo cuenta con poco menos de 47 residentes de la tercera edad, de los cuales 24 están infectados con coronavirus. Los otros tres casos se registraron entre los empleados del lugar y los resultados de varias pruebas más continúan pendientes.

“El Servicio de Salud Pública se ha preparado para la posibilidad de brotes en centros para el cuidado de ancianos y hemos otorgado lineamientos claros a este tipo de lugares para que sepan cómo deben responder y controlar la propagación de la enfermedad”, dijo Dan Peddycord, director de salud del condado.

Recomendación inusual


Como parte de los protocolos para controlar este brote local de coronavirus, el personal de Orinda Care Center dispuso de barreras físicas para separar a los residentes y empleados contagiados del grupo que obtuvo resultados negativos o sigue a la espera de sus resultados.

Dos adultos mayores que dieron positivo de covid-19 se encuentran de momento hospitalizados y 14 personas más quedaron descartadas tras someterse a las pruebas. Además, a los residentes y trabajadores que no presentan síntomas severos se les ordenó “aislamiento médico”.

Pero el doctor Farnitano hizo una inusual recomendación a nombre del condado, que bien podría ser la primera en su tipo en toda la región.

“Para poder preservar la capacidad del personal, que es uno de los recursos más necesarios para nuestros servicios de salud en este tipo de situaciones, le hemos recomendado (al asilo de ancianos) que cualquiera de sus trabajadores que haya dado positivo (por coronavirus) pero no presente síntomas, puede continuar brindando cuidados de salud a aquellos residentes que también hayan obtenido resultados positivos a las pruebas (de covid-19)”, indicó el médico.

Farnitano explicó que los empleados asintomáticos permanecerán aislados en un ala del centro con el resto de los residentes contagiados -a quienes podrán seguir atendiendo- y no deberán mezclarse con el resto del personal que ofrece cuidado de salud a los adultos de la tercera edad que dieron negativo a la prueba.

Contagios de riesgo


Los brotes de coronavirus en hospitales, clínicas y centros de cuidado para adultos de la tercera edad son particularmente peligrosos debido al alto número de personas en situación de alto riesgo que pueden resultar expuestas al virus.

En el Orinda Care Center, por ejemplo, la mayoría de los residentes son personas mayores de 55 años y la mitad de los contagios de covid-19 se reportaron en adultos de 80 años o más. La cifra podría aumentar a medida que se terminen de procesar todas las pruebas de coronavirus.

“La situación es muy seria y estamos profundamente preocupados por los residentes de los asilos para ancianos en el condado de Contra Costa”, indicó el doctor Farnitano.

Los funcionarios de salud recordaron la importancia de que todos sus residentes sigan al pie de la letra las normas de distanciamiento social estipuladas en el toque de queda regional, así como las medidas para mitigar la propagación del coronavirus que consisten en no tocarse el rostro y lavarse las manos de manera frecuente por lo menos durante 20 segundos.

Confirmaron también que están investigando posibles brotes de covid-19 en otros dos asilos de ancianos en el condado, pero declinaron identificarlos hasta no tener los resultados de las pruebas administradas.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés