null: nullpx
Destino 2020

Republicanos de Utah se distancian de la acusación de conteo de votos ilegales de Trump

La mayoría de los funcionarios republicanos electos en el estado de Utah, tanto en labores ejecutivas como legislativas, se pronunciaron en contra de las acusaciones de conteo de votos ilegales del presidente Donald Trump.
6 Nov 2020 – 05:18 PM EST
Reacciona
Comparte
Para el senador Mitt Romney contar cada voto es el "corazón de la democracia". Crédito: Stefani Reynolds/Getty Images

La mayoría de los funcionarios republicanos electos en el estado de Utah, tanto en labores ejecutivas como legislativas, se pronunciaron en contra de las declaraciones del presidente Donald Trump quien alegó sin pruebas, durante una conferencia de prensa el jueves por la noche desde la Casa Blanca, que los estados estaban contando "votos ilegales".

Spencer Cox, el gobernador electo de Utah, dijo a través de su cuenta de Twitter: "No vi la conferencia de prensa del presidente. Sin embargo, las elecciones son la base de nuestro país. Por favor no crean en acusaciones infundadas que destruyen la confianza en el proceso. Debemos ser pacientes mientras se cuentan todos los votos legales, aceptar los resultados y avanzar juntos”.


Cox es el actual vicegobernador de Utah, y en esa capacidad tiene la responsabilidad de supervisar el proceso electoral en el estado.

El actual gobernador, Gary Herbert, respondió a las declaraciones de Trump, también a través de Twitter, diciendo que “en Utah, nuestro sistema garantiza que todos los votos emitidos correctamente se cuenten y se reflejen con precisión en los totales. Confiamos que ese sea el caso en otros estados. Debemos asegurarnos de que todas las personas elegibles tengan la oportunidad de votar y que su voto, si se emite correctamente, se cuente".

Poco tiempo después de finalizar la conferencia, el senador republicano Mitt Romney dijo a través de su cuenta de Twitter que “contar cada voto es el corazón de la democracia. Ese proceso suele ser largo y frustrante, para quienes lo están ejecutando. Se contarán los votos. Si existen irregularidades alegadas, serán investigadas y finalmente resueltas en los tribunales. Tengan fe en la democracia, en nuestra constitución y en el pueblo estadounidense".

Mike Lee, el otro senador por el estado de Utah, y quien también era el co presidente de la campaña de Trump en el estado, no respondió directamente a las declaraciones de su candidato. Al ser consultado, su oficina señaló un tuit que Lee había publicado el mismo jueves antes de las declaraciones del presidente.

En ese tuit, Lee expresó que “Los estadounidenses merecen una elección libre y justa. Si bien se debe permitir que los contadores de votos hagan su trabajo, el pueblo estadounidense también necesita un proceso transparente para poder confiar en el conteo final ”

Por su parte el republicano John Curtis, quien acaba de ganar su reelección al escaño en la cámara de representantes que actualmente ocupa por el 3er distrito congresional de Utah, emitió una declaración en la que explicó que “los votantes comprometidos y activos son cruciales para que tengamos una forma de gobierno vibrante y saludable. Votar es fundamental para nuestra nación y creo que la voz de cada votante debe ser escuchada, independientemente de por quién votaron. Cuando todos los estados hayan certificado sus resultados después de contar todas las papeletas legales y el Colegio Electoral haya seleccionado a nuestro presidente, creo que el resultado de la elección debe ser respetado y aceptado tanto por los candidatos como por el público’. El comunicado de Curtis finaliza diciendo que "independientemente de quién sea nuestro próximo presidente, como su congresista, estoy comprometido a trabajar con él y mis colegas en el Congreso para promover políticas que beneficien a los habitantes de Utah".

El representante por el Distrito 2 de Utah en la cámara de representantes Chris Stewart, quien también acaba de ganar su reelección emitió una declaración en Twitter en la que no abordó la declaración de Trump, sino que fustigó a las empresas encuestadoras acusándolas de manipular a los votantes. La declaración de Stewart dice que las encuestadoras: "No solo cometieron un error. Tomaron una decisión. Dijeron que estamos dispuestos a equivocarnos para moldear la opinión pública. Nadie nos hará responsables”.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés