null: nullpx
Educación

Congresistas de Utah piden a Trump que permita la entrada de maestros para educación bilingüe

Las escuelas de Utah contratan anualmente entre 60 y 70 maestros nativos de China, Brasil, Francia, Alemania, México, Perú y España para trabajar en los programas de inmersión bilingüe, a través de los cuales los estudiantes del estado aprenden chino, alemán, francés, portugués, ruso, o español.
7 Jul 2020 – 07:33 PM EDT
Reacciona
Comparte
En los programas de inmersión bilingüe de las escuelas de Utah, los estudiantes del estado pueden aprender chino, alemán, francés, portugués, ruso, o español. Crédito: DENIS CHARLET/AFP via Getty Images

La delegación congresional de Utah pidió al gobierno federal considerar una exención a la prohibición de visas para educadores internacionales que enseñan en los programas de inmersión bilingüe en las escuelas del estado. La solicitud fue hecha a través de una carta dirigida al Secretario de Estado Mike Pompeo, al Secretario en funciones del Departamento de Seguridad Nacional, Chad F. Wolf, y al Secretario del Departamento de Trabajo, Eugene Scalia como respuesta a un decreto presidencial emitido el 22 de junio, que contiene una orden presidencial en la que Donald Trump niega la entrada a Estados Unidos a educadores internacionales, trabajadores tecnológicos y otros profesionales portadores de visas J-1 y H-1B.

La Casa Blanca dice que la intención del decreto es la de proteger más de medio millón de empleos para ciudadanos estadounidenses. Sin embargo los congresistas explican en la carta que “el programa de inmersión bilingüe de Utah utiliza visas J-1 y H-1B para llenar las vacantes de maestros si, y solo si, los solicitantes estadounidenses no pueden cubrir esos puestos, lo que garantiza que los maestros internacionales no reemplacen a trabajadores estadounidenses".


Las escuelas de Utah contratan anualmente entre 60 y 70 maestros nativos de China, Brasil, Francia, Alemania, México, Perú y España para trabajar en los programas, a través de los cuales los estudiantes del estado aprenden chino, alemán, francés, portugués, ruso, o español. Los maestros vienen a los Estados Unidos y se quedan de tres a cinco años.

El programa emplea un modelo en el que los estudiantes pasan la mitad de su día de escuela siendo educados en el idioma elegido, y el resto del día siendo educados en inglés. La mayoría de los programas comienzan en el primer grado, pero hay algunos comienzan desde el kindergarten.


El representante demócrata, Ben McAdams, y los representantes republicanos. Chris Stewart, Rob Bishop y John Curtis, explican en la carta que creen que “la capacidad de reabrir las escuelas de manera segura en el otoño y proporcionar una educación de primera clase es de interés nacional para las familias estadounidenses y de Utah", y agregaron que les "preocupa que la reciente prohibición de las visas J-1 y H-1B ponga en desventaja a los estudiantes de inmersión bilingüe este año escolar, cuando las escuelas ya enfrentan incertidumbre debido a la pandemia de Covid-19”.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés