null: nullpx
Crisis económica

Atentos congresistas boricuas al desarrollo de la junta fiscal para Puerto Rico

Los congresistas de origen boricua José Serrano y Nydia Velázquez aseguran estar pendientes a las vistas públicas convocadas para establecer un mecanismo de control fiscal para la Isla sumida en una profunda crisis fiscal.
6 Abr 2016 – 08:07 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Los congresistas de origen puertorriqueño conservarán sus escaños. Crédito: Univision Nueva York

Los representantes demócratas de Nueva York en el Congreso, José E. Serrano y Nydia M. Velázquez expresaron este miércoles que están pendientes sobre las vistas públicas convocadas por el Comité de Recursos Naturales de la cámara baja federal sobre el borrador del proyecto que establecería una junta de control fiscal de Puerto Rico.

“Apreciamos que este proceso sea colaborativo y algunos cambios sena hechos al borrador. Esperamos continuos progresos mientras trabajemos juntos para legislar un paquete que realmente saque a Puerto Rico de sus problemas”, indicaron en declaraciones escritas conjuntas.

Señalaron que su objetivo continúa siendo que se apruebe una medida que le de a la Isla la habilidad de establecer una nueva ruta hacia adelante y provea supervisión que respete la autonomía.

“En la medida en que la crisis continúe desarrollándose con verdaderos efectos humanitarios en el pueblo de Puerto Rico, continuaremos presionando a nuestros colegas (congresistas) a moverse con rapidez en desarrollar legislación efectiva que que podamos endosar”, indicaron.

El actual borrador de junta de control fiscal, presentada por el republicano Rob Bishop, presidente del Comité con jurisdicción primaria sobre Puerto Rico, tiene una oposición mayoritaria en Puerto Rico y en sectores demócratas del Congreso debido a que usurpa poderes constitucionales ya establecidos en la Isla por legislación federal, y que serían ejercidos por los miembros de la junta.

El Comité estableció en su propuesta que la deuda de Puerto Rico asciende a $70 mil millones, que los compromisos de sus sistemas de retiro suman a $46 mil millones, pero que solo cuenta con ingresos de $2 mil millones, la falta de acceso de Puerto Rico a los mercados de bonos, la alta tasa de desempleo que alcanza el 12 % y que el gobierno de la Isla utiliza el dinero de los sistemas de retiro y toma dinero destinado para unos compromisos para cumplir con los pagos que permitan mantener los servicios y operaciones básicas.

El presidente del comité, Rob Bishop afirmó que este es el producto del intercambio de ideas que tomaron en cuenta la opinión de múltiples sectores y que incluso cuenta con el compromiso de funcionarios electos en la Isla.

Sobre la posibilidad de dar acceso a la Isla al Capítulo 9 de la Ley de Quiebras, concordaron con lo expuesto por Marco Rubio, republicano quien también se opuso a esta opción, pues es una herramienta que no está disponible para territorios y que solo aplica a municipalidades y estados soberanos. Para el Comité, incluir territorios retroactivamente al Capítulo 9 de la Ley de Quiebras sería prácticamente un rescate.

Este miércoles, a falta de acción desde Washington sobre la situación de la Isla, la Legislatura local aprobó un proyecto que fue convertido en ley por el gobernador Alejandro García Padilla que faculta al Ejecutivo con la potestad de declarar una moratoria de emergencia .

El propósito de la Ley de Moratoria es buscar opciones que ayuden a la Isla a poder afrontar su crisis y no incurrir en impagos y continuar proveyendo los servicios básicos.

Se están agotando los fondos del banco, que otorga préstamos y supervisa las transacciones de deuda, lo que podría llevarlo a la quiebra en medio de una crisis económica que lleva ya 10 años.

Puerto Rico debe pagar el 1 de mayo 422 millones de dólares y unos 700 millones en junio, por lo que contemplaba incurrir en impago ante la falta de ingresos al fisco.

Más:


Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés