null: nullpx
Crisis económica

Puerto Rico presenta plan fiscal sin recorte a pensiones ni reforma laboral como exigió la Junta de Control Fiscal

El gobernador Ricardo Rosselló dijo que si la entidad federal lanza un plan propio con las medidas de austeridad su gobierno no las implementará.
6 Abr 2018 – 11:33 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
La directora ejecutiva de la Junta de Control Fiscal, Natalie Jaresko, y el coordinador de revitalización del organismo, Noel Zamot. Crédito: GettyImages

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, presentó el jueves un Plan Fiscal que excluye los recortes al sistema de pensiones y la reforma laboral que exigía la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) y expresó que si la entidad federal presenta una alternativa propia con las medidas de austeridad su gobierno no las implementará.

El Plan Fiscal del Gobierno es la base para sus presupuestos anuales y los de varias de sus corporaciones y debe ser aprobado por la JSF, entidad creada por el Congreso de EEUU para administrar y reestructurar las finanzas de la isla, que está en bancarrota y con una deuda impagable de 70,000 millones de dólares.

Según la Ley PROMESA, que creó la JSF, si la entidad no está de acuerdo con el Plan Fiscal que el Gobierno propone, tiene el poder de someter el suyo propio y las autoridades locales no pueden apelarlo y deben ponerlo en vigor.


El gobierno local y la JSF están enfrascados en una disputa porque la junta insiste en un recorte en las pensiones de empleados gubernamentales de 10 por ciento y en una reforma a las leyes laborales de Puerto Rico -que también rigen a la empresa privada- que elimina el pago del bono de Navidad o aguinaldo en el sector privado, anula las leyes contra el despido injustificado y reduce los días de vacaciones y por enfermedad obligatorios de 15 a 7.

Rosselló apoyó inicialmente la reforma laboral a cambio de que la JSF autorizara un aumento de un dólar al salario mínimo en la isla, de 7.25 dólares la hora a 8.25 dólares, pero la junta se negó a autorizarlo de inmediato.

Ante el rechazo, el Gobernador dijo que no pondría en vigor ninguna reforma laboral y criticó que la propuesta de la JSF no incluyera ni un solo programa de capacitación para la fuerza laboral ni para estimular el arranque de la estancada economía de la isla.

En medio de esta disputa, esta semana se supo que la JSF, a la vez que exige medidas de austeridad, también le pidió un aumento de 20 millones de dólares en su presupuesto operativo para el próximo año fiscal, de 60 millones de dólares anuales a 80 millones.

Me reitero en que la política pública de Puerto Rico la implementará el gobierno elegido por el Pueblo y no la Junta de...

Posted by Ricardo Rossello on Friday, April 6, 2018

La revelación levantó una polémica y llevó al Senado puertorriqueño a aprobar una resolución para que el Gobierno deje sin fondos a la JSF aunque por ley está obligado a darle lo que la entidad le pida.

Rosselló dijo a la prensa el jueves que espera que su Gobierno y la JSF lleguen a un acuerdo sobre el Plan Fiscal, pero adelantó que si la junta aprueba un plan propio con reforma laboral y recorte de pensiones -que ya enfrenta pasivos por casi 50,000 millones de dólares- no ejecutará dichas medidas.

“Pedimos a la junta que reconsidere su postura de intentar imponer políticas públicas y le permita al gobierno de Puerto Rico hacer su trabajo”, afirmó Rosselló.

El ejecutivo insiste en que la JSF le dé metas financieras a cumplir y su administración tomará medidas para cumplirlas, pero rechaza que el organismo le diga cómo llegar a ellas.

Cargando Video...
La senadora Zoé Laboy explica por qué voto para negarle los fondos a la Junta de Control Fiscal


“Nuestra petición es: pongan los números, ese es su trabajo, y nosotros vemos como lo hacemos. No es ellos poner los números y decir también dónde” se recorta, afirmó.

El organismo aún no comenta públicamente sobre el Plan Fiscal que el gobierno de la isla ajustó para cumplir con algunas de las exigencias de la junta, que entiende que los recortes exigidos son indispensables para que Puerto Rico vuelva a la senda de presupuestos públicos sin déficit.

Entre los nuevas exigencias de la JSF que el Gobierno incluyó en el Plan Fiscal revisado están el establecimiento de un crédito por ingresos por trabajo (EITC) para trabajadores con ingresos bajos o moderados y la exigencia de que quienes participen en el Programa de Asistencia Nutricional (PAN) trabajen para poder recibir los beneficios.

El Plan Fiscal prevé un superávit de 6,400 millones de dólares durante cinco años.

Sin embargo, Gerardo Portela, director de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico, señaló que el Gobierno de la isla enfrentaría un déficit de casi 10,000 millones de dólares en caso de que tenga que pagar deuda pública durante ese período.

Cargando Video...
Dos años de parálisis económica por la falta de acuerdos entre el Gobierno y la Junta
Reacciona
Comparte

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés