Venezuela

La Asamblea Nacional de Venezuela da el primer paso para un juicio político contra Nicolás Maduro

Con los votos de la mayoría opositora, el parlamento declaró la "responsabilidad política" del mandatario en la crisis general que afecta al país. Horas más tarde, el Tribunal Supremo designó autoridades electorales, una atribución que corresponde solo al Legislativo.
14 Dic 2016 – 1:45 AM EST

Con el voto mayoritario del bloque opositor y en ausencia del chavismo, en medio de una severa crisis económica, la Asamblea Nacional de Venezuela aprobó un acuerdo que declara la responsabilidad política del presidente Nicolás Maduro y solicitará a la Fiscalía que investigue si existen razones para abrir un juicio que lleve a su destitución.

El acuerdo, que agudizó todavía más el enfrentamiento entre poderes públicos en el país suramericano, fue aprobado después de que los diputados opositores expusieran múltiples argumentos en contra Maduro y después de que la bancada chavista se negara a participar en el debate y abandonara el pleno, denunciando un golpe de Estado.

En un claro desafío al oficialismo, el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, anunció que por "unanimidad" quedó aprobado el acuerdo que declara "la responsabilidad política del presidente por la grave ruptura del orden constitucional y democrático, la violación de derechos humanos y la devastación de las bases económicas y sociales de la nación que ha llevado a cabo".

También el parlamento venezolano acordó continuar la investigación "sobre la posible existencia de elementos para declarar el abandono del cargo en la Presidencia" y "ratificar el compromiso con la restitución del orden constitucional".

Los opositores acusan a Maduro no solo de “alterar orden democrático" sino también por haber "consumado la supresión de la separación de poderes" al efectuar actos y ejecutar leyes que requieren la aprobación del parlamento.

Pero se trata más de un gesto político que de algo que pueda hacerse efectivo. El texto indica que para lograr un “antejuicio de mérito” contra el mandatario debe acudirse al Poder Ciudadano, que en Venezuela lo conforman los titulares de la Defensoría del Pueblo, la Contraloría General de la República y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), todos en manos de personas afines al chavismo.

Maduro sostiene que la Asamblea Nacional está en desacato al haberse constituido con tres diputados indígenas que fueron inhabilitados por el Tribunal Supremo, por presunto fraude en la votación en la que resultaron electos.


El TSJ ha declarado la nulidad de casi la totalidad de las actuaciones del parlamento. Y en efecto, horas después de la declaración de juicio político a Maduro, basándose en ese desacato, anunció la designación de dos rectoras del Poder Electoral, una decisión que corresponde a la Asamblea.

El Parlamento tenía previsto debatir este miércoles la designación de los nuevos rectores electorales.

En su comunicado el TSJ dice que "todas las actuaciones" de la Asamblea Nacional son "nulas" mientras se mantenga una conducta "contumaz" y "lesiva al orden constitucional".

Además, reitera que todas las acciones que realice para designar a nuevos rectores del ente electoral "carecen de validez, eficacia y existencia jurídica".

En las afueras de la sede del parlamento un grupo de seguidores del chavismo y algunos de los diputados que abandonaron el debate protestaba por la decicisón contra el presidente Maduro. Mientras eso ocurría, en las puertas de los bancos se formaban largas filas de personas que intentaban canjear los billetes de más alta denominación, de 100 bolívares, que el presidente Maduro ordenó sacar de circulación.



Publicidad