Chefs Latinos

Rainforest to Table, el movimiento culinario que busca salvar el Amazonas

Un grupo de conservacionistas y cocineros latinos se dirige al Foro de las Ideas de Aspen para presentar una iniciativa en favor de la preservación de la selva amazónica.

Algunos chefs de América Latina participarán en la edición 2016 del Festival de las Ideas de Aspen , el próximo 24 y 25 de junio, para cocinar y discutir sobre el movimiento, Rainforest to Table (De la selva a la mesa), enfocado en recalcar la importancia de los productos del Amazonas y apoyar a las comunidades indígenas a partir de la cocina.



Los cocineros participantes en esta iniciativa hicieron mancuerna con organizaciones especializadas en temas de conservación ambiental como Forest Trends y Canopy Bridge para explorar la despensa de productos autóctonos y las cocinas tradicionales de la selva amazónica.

El objetivo de este proyecto es empoderar a las comunidades locales, la mayoría indígenas que viven en áreas remotas y de difícil acceso, para mejorar sus ingresos y apoyarlos con herramientas para que puedan implementar en sus dietas productos locales que son más nutritivos y sanos.



Algunos de los chefs participantes, como Alex Atala (de D.O.M. en Brasil), Pedro Miguel Shiaffino (de los restaurantes Malabar y Amaz en Perú), Nelson Méndez (de Venezuela) o Virgilio Martínez (del restaurante Central, también en Perú) ya han incorporado a su menú ingredientes y técnicas de cocina amazónica para hacer palpable su potencial y calidad.

Para su participación en el Foro de las Ideas de Aspen harán una muestra de platillos preparados con estos ingredientes y entablarán una conversación para discutir iniciativas enfocadas en temas de salud pública, desarrollo de comunidades y protección de la selva, amenazada por el crecimiento de territorio destinado a la agricultura intensiva.



El Amazonas abarca 7 millones de kilómetros cuadrados que tocan nueve países de América Latina. En este territorio existen al menos 3 mil tipos de pescado y un número equivalente de variedades de frutas. Algunos, como las nueces brasileñas, son de uso común. Otros, como el camu camu y el acai comienzan a cobrar popularidad y a incorporarse en la dieta de todo el mundo.

Para los cocineros la selva brinda la oportunidad de experimentar con nuevos sabores y texturas que, en el contexto urbano de sus restaurantes, pueden hacer a sus comensales más conscientes sobre el origen de sus productos.