null: nullpx
Alimentos saludables

Los mejores horarios para comer sin subir de peso (especialistas revelaron el secreto)

Publicado 6 Nov 2020 – 10:52 AM EST | Actualizado 6 Nov 2020 – 10:52 AM EST
Reacciona
Comparte

Comer platillos y bocadillos saludables todos los días es clave para mantener el cuerpo saludable y llegar a tu peso ideal.

No obstante, si tu horario es un poco complicado y no cuentas con mucho tiempo para planear un régimen alimenticio, bajar esos kilitos de más puede ser toda una pesadilla.

Un estudio realizado por la Universidad Harvard sugiere que, independientemente de qué tan saludable te alimentes, si tu hora de comida no coincide con tu ritmo de vida es probable que tus niveles de insulina aumenten y subas de peso. (¿¡QUEEEE?!)

Entonces, ¿cuál es el mejor horario para comer y llegar a la talla ideal? Te explicamos todo lo que debes saber al respecto.

La mejor hora para comer

Tener una rutina alimenticia es clave para favorecer una buena digestión, estimular el metabolismo y mantener una figura saludable.

Desayuno: 6:00 a.m. - 9:45 a.m.

De acuerdo con datos del Registro Nacional de Control de Peso, casi el 80% de personas que han perdido 30 libras de peso exitosamente y sin rebote, informaron que desayunan todos los días a la misma hora.

En cuanto al horario perfecto, una revisión de la Biblioteca Nacional de Medicina descubrió que consumir un desayuno rico en proteínas, entre las 6:00 a.m. y las 9:45 a.m., se relaciona con una reducción de la grasa corporal y menos hambre durante el día.

«Es recomendable consumir un platillo saludable en la primera hora después de despertar», dice Jim White, miembro de la Academia de Nutrición y Dietética.

Cuanto más pospongas tu desayuno, más tiempo pasarás sin los efectos de las proteínas, las grasas y las fibras que eliminan el hambre.

Para evitar que esto pase, el experto sugiere completar las reservas de energía con carbohidratos saludables, por ejemplo: un pan tostado con aguacate, avena sin azúcar o un plato de quinoa. Así estarás más activa durante la primera mitad del día. ¡Yeiii!

Snacks: 2 - 4 horas más tarde

Si bien un bocadillo matutino no es obligatorio, especialmente si tu desayuno fue muy pesado o esperaste hasta el último momento, es importante recordar que tu organismo tarda entre dos y cuatro horas en digerir y absorber los nutrientes.

Después de este periodo de tiempo, estás ayunando.

Comer un tentempié entre el desayuno y la merienda mantendrá tus niveles de energía al máximo y evitará una descompensación de azúcar en la sangre.

Si estés buscando snacks saludables, un estudio del Institute of Food Technologists encontró que las personas que comen un puñito de almendras o una taza de arándanos al mediodía terminan consumiendo menos calorías a lo largo del día.

Otras opciones nutritivas son:

  • Yogur con frutos secos
  • Brochetas de frutas
  • Barrita de cereales
  • Garbanzos asados
  • Galletas sin azúcar

Comida: antes de las 3 p.m.

Un análisis de The American Journal of Clinical Nutrition examinó a 1300 personas que hicieron dieta en el transcurso de 28 semanas.

Luego de revisar los resultados, llegaron a la conclusión de que aquellos que consumían la mayor parte de sus calorías antes de las 3 p.m, tenían un 25% más de probabilidades de reducir tallas y evitar enfermedades cardiovasculares.

Además, las verduras crucíferas representan una excelente opción para tu menú. El Instituto Nacional de Cáncer afirma que tienen propiedades medicinales que combaten la aparición de células cancerígenas, desinflaman el cuerpo e inhiben la formación de tumores.

Por si fuera poco, también son ricas en potasio, magnesio y fibra, nutrientes que fortalecen las defensas, retrasan el envejecimiento prematuro y nos llenan de vitalidad.

Los vegetales que deben ser un must en tu dieta son: rúcula, espinaca, brócoli, repollo, coliflor, rábano picante, nabo seco y wasabi.

Para mantener sus propiedades y facilitar la digestión, solo debes cocinarlas por un par de minutos, con un poco de aceite de oliva. Es un platillo delicioso y nutritivo que no requiere mucho esfuerzo.

Snacks: 2 - 4 horas más tarde

Al igual que tu merienda al mediodía, ingerir un bocadillo entre dos y cuatro horas después del almuerzo mantiene estables los niveles de azúcar y evita que comas en exceso durante la cena.

La Universidad de Illinois subraya que las mujeres que comen bocadillos por la tarde tienden a ingerir significativamente más frutas y verduras, en comparación de las personas que no lo hacen.

Agrega a tu dieta vegetales verdes (espinacas, berzas, acelgas, col rizada, etc.) y frutas que desintoxiquen e hidraten tu organismo (fresa, toronja, manzana, papaya, pera y limón).

Cena: 5 p.m. - 7 p.m.

Una investigación de la Universidad Brigham Young reveló que las mujeres que cenan en dicho lapso de tiempo presentan más posibilidades de perder peso sin rebote y tener un descanso reparador.

Healthline explica que durante el ayuno nocturno (es decir, mientras dormimos) el cuerpo regenera la flora intestinal y fortalece el sistema inmunológico, razón por la que debes elegir platillos que no afecten tu metabolismo ni tu rutina del sueño.

La Dra. Elisa Blázquez, nutricionista y experta en planes alimenticios, recomienda comer pescado y mariscos crudos, ya que están cargados de proteínas de alta densidad, grasas naturales y otros nutrientes necesarios para mantener tu peso ideal.

¿Lo mejor de todo? Suministran una cantidad significativa de yodo, compuesto que acelera el metabolismo y aumenta los niveles de energía.

Finalmente, recuerda que para obtener mejores resultados y potenciar el efecto de una alimentación balanceada es importante que hagas ejercicio y te mantengas en movimiento.

Tómalo en cuenta y realiza 30 minutos de actividad física al día; una vez que lo intentes, te sentirás (y verás) más guapa que nunca.

¿Qué opinas, te animas a intentarlo? Cuéntanos en los comentarios.

mini:


¡Hey, no te vayas! Mira lo que preparamos para ti:

Reacciona
Comparte