null: nullpx
Autos

Así fue nuestro día en las carreras con los creadores de la película Ford v Ferrari

Ford v Ferrari cuenta la fascinante historia entre dos grandes capitanes del mundo del automovilismo. Fuimos invitados por los creadores de esta nueva película a presenciar la edición 58 de la Rolex 24 en el Daytona International Speedway. Durante nuestra visita, no sólo tuvimos acceso a los carros y pilotos de uno de los eventos de mayor prestigio del deporte, sino que también pudimos conversar con los dobles de este filme, el cual ha sido nominado a los Premios Óscar en cuatro categorías.
7 Feb 2020 – 12:02 PM EST

Cada año, la Rolex 24, también conocida como las 24 horas de Daytona, marca el inicio de las competencias de mayor prestigio del deporte motor.

De hecho, esta carrera es tan importante que forma parte de la denominada ‘triple corona’ del automovilismo de resistencia, que además incluye a las 24 horas de Le Mans y las 12 Horas de Sebring.

Miles de aficionados de todos los lugares del mundo acuden a este escenario para disfrutar de un fin de semana repleto de acción. Y aunque el Daytona International Speedway cuenta con la capacidad de acoger a más de 100,000 espectadores en sus gradas, antes de que arranque la carrera, lo mejor se vive en el interior del circuito.

Aquí los fanáticos prácticamente están en el ‘locker room’ del deporte, y pueden movilizarse entre los garajes y los pits donde no sólo pueden tomarse fotos con los espectaculares autos de carreras o ver a los mecánicos trabajar en ellos, sino también conocer en persona a sus pilotos favoritos.



En nuestro recorrido por los garajes, tuvimos la oportunidad de visitar al equipo WeatherTech Racing que compite en el IMSA WeatherTech SportsCar Championship a bordo del Ferrari 488 GT3 Evo No. 63.

Cooper MacNeil, uno de los cuatro pilotos de WeatherTech Racing, nos recibió para conversar sobre la nueva película Ford v Ferrari y cómo el deporte motor, en especial las carreras de resistencia, ha evolucionado a través de los años.

“En realidad me encantó la película. Pienso que es una muy buena representación del deporte motor y especialmente de Le Mans en los años 60”, dijo MacNeil. “Obviamente, las carreras de resistencia de hoy en día son diferentes que en aquel entonces. Ellos tenían que limitar las revoluciones por minutos para no explotar el motor. Afortunadamente, los carros de ahora son más confiables y seguros y cada vuelta se corre al máximo”, agregó el piloto.


Y aunque para MacNeil ésta era su décima participación en la Rolex 24 y el inicio de su tercera temporada consecutiva con Ferrari, el evento también sirvió de escenario para estrenar nuevos elementos en su equipo.

“Tenemos un carro nuevo este fin de semana, nuevo chasis, nuevo paquete Evo, nuevos mecánicos. Son muchas variables, pero todo parece moverse en la dirección correcta”, dijo MacNeil.

Sobre su bólido, se trata de un Ferrari 488 GT3 Evo, similar al que condujo en las pasadas dos temporadas, pero con una distancia entre ejes más larga. Así también, estrena elementos aerodinámicos y mejoras en el control de tracción, sistema de frenos ABS, control de torque, entre otros.

El Ferrari 488 GT3 Evo, sin restricciones, es capaz de producir más de 700 caballos de fuerza. Sin embargo, debido a las reglas que impone IMSA, el ente regulador de la competición, éste es limitado a 450 caballos de fuerza.

Continuamos nuestro recorrido por la zona de fans, donde pudimos divisar al colombiano Juan Pablo Montoya, piloto del Acura Dpi No. 6 de Team Penske, en una conglomerada sesión de autógrafos.

En esta área, los fanáticos tienen acceso a prácticamente todo lo que necesiten, desde tiendas de suvenires a puestos de comida y bebida; incluso hay un escenario, donde cada cierto tiempo se presenta un grupo de rock o música country, y un museo histórico con una docena de autos clásicos, entre ellos, algunos que participaron en eventos anteriores en esta misma pista.


Tras ver el inicio de la carrera desde una de las suites más exclusivas del circuito, nos trasladamos al centro de prensa, donde pudimos conversar con Robert Nagle, coordinador de dobles de Ford v Ferrari, quien diseñó y desarrolló todas las piezas de acción de la película.

Según Nagle, así como una carrera en la vida real trae un sinnúmero de obstáculos, el rodaje de la película también conllevó superar varios retos, sobre todo porque muchas de las escenas fueron grabadas en el Auto Club Speedway, en Fontana, California, y en el Michelin Raceway Road Atlanta, cerca de Braselton, Georgia, en lugar de los escenarios exactos donde acontecieron los hechos.

“Uno de los retos más grandes fue mantener la consistencia de la carrera de Le Mans, ya que teníamos múltiples ubicaciones unidas con el fin de replicar la pista de Le Mans porque obviamente, hoy en día, ésta no es representativa de lo que fue en 1966. Así que mantener esa secuencia, el orden de los carros y prácticamente hacer que una carrera de 24 horas se viera bien en la película fue todo un reto”, dijo Nagle.


Jeff Bucknum, piloto de carreras e hijo de Ronnie Bucknum, quien corrió y terminó tercero a bordo del Ford GT40 No.5 en la carrera de las 24 horas de Le Mans en 1966, fue otro de los dobles que participó en la película.

De hecho, Bucknum tuvo la tarea de conducir seis carros durante el rodaje, entre ellos una réplica del modelo que manejó su padre en la vida real.

“Definitivamente fue una llamada telefónica muy importante la que recibí cuando me pidieron conducir para la película. Es algo con lo que crecí, sabiéndolo todo sobre las 24 horas de Le Mans y sabiendo que mi padre fue parte de unos de los finales más grandiosos de la historia cuando Ford logró el 1-2-3. Sabía que sería algo especial, no sólo por ser parte de una película asombrosa, sino por la historia detrás de ella”, dijo Bucknum.

Tanto para Nagle como para Bucknum, el resultado final fue una película que no es exclusiva para los amantes de los autos o el deporte motor o la acción. Al contrario, pues cada momento, escena y maniobra es sinónimo de liderazgo, amistad, deseo de superación y equipo. Factores que para ellos la convierte en una película grandiosa y apta para todos.


Nuestra visita a la pista culminó con un espectáculo de fuego artificiales sobre más de 30 autos. Sin duda, fue un fin de semana de vivencias únicas y altas revoluciones.

Al día siguiente, el Cadillac DRi-V.R de Konica Minolta, conducido por Kamui Kobayashi, Ryan Briscoe, Scott Dixon y Renger van der Zande, resultó ganador tras completar 833 vueltas al circuito mixto de 3.5 millas y acabar con un margen de 1 minuto con 35 segundos sobre el contrincante más cercano.

Mucho ha cambiado en las carreras a lo largo del tiempo, sobre todo en materia de tecnología y seguridad, pero hay algo que permanece constante sin importar los años, y es el hambre de la victoria, de dar lo máximo por el equipo y de ofrecer un espectáculo, sobre todo para quienes pueden vivir la experiencia en directo. Todo eso hace que tras salir la bandera a cuadros tanto los competidores como los fanáticos lleguen a anhelar la próxima bandera verde.

Ford v Ferrari salió en digital el pasado 28 de enero y saldrá en Blu-ray y 4K UHD el próximo 11 de febrero. Adicionalmente, Ford v Ferrari está nominada en cuatro categorías de los Premios Óscar y cuenta con la participación de Matt Damon y Christian Bale, quienes interpretan a Carroll Shelby y Ken Miles, respectivamente.

Nota: Fox Home Entertainment pagó por el traslado, alojamiento y comida de nuestro colaborador durante este evento en Daytona Beach, Florida.

Ford v. Ferrari: La enemistad que creó una leyenda

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AutosAutos DeportivosFerrariFord
Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.