MQB Originals

Dos días antes de morir, Jenni Rivera estaba lista para entregarse a un nuevo amor

Meses después de presentarle la demanda de divorcio al pelotero retirado Esteban Loaiza, la ‘Diva de la Banda’ comenzó a pensar en rehacer su vida amorosa con un famoso cantante. Su hermana Rosie Rivera le dio el visto bueno, aunque le puso una condición.
16 Ago 2018 – 7:39 PM EDT

A casi seis años del trágico fallecimiento de Jenni Rivera, su hermana y cómplice, Rosie Rivera, recuerda como si fuera hoy una de las últimas conversaciones que tuvieron y en las que salió a relucir el nombre del cantautor chileno Beto Cuevas, quien con su amistad genuina había hecho renacer la ilusión en la 'Diva de la Banda'.

Era el 7 de diciembre de 2012, dos días antes del accidente aéreo en el que falleció la cantante de regional mexicano, cuando Rosie Rivera recibió un mensaje de texto de su hermana mayor. Conversaron sobre los cambios que andaba haciendo Jenni Rivera y sobre unas fotos que había puesto en sus redes, de colegas como Yuridia, Larry Hernández y también de Beto Cuevas. En este último, con quien la 'Diva de la Banda' trabajaba en el programa 'La Voz, México' se centró su conversación.

Jenni y Rosie Rivera, un amor de hermanas que trasciende la muerte

Loading
Cargando galería


"Ay, mi cuñado", recordó Rosie que le escribió a Jenni, quien de inmediato le preguntó "¿quién es tu cuñado?". "Pues Beto”, le comentó, provocando a la intérprete de 'Las malandrinas' que no tardó mucho en replicarle "'si está guapo, ¿verdad?’", recordó la hoy competidora en Mira Quién Baila.

Que Jenni Rivera pudiera hacer comentarios de esa índole era una buena señal, pues en septiembre de 2012 se había separado del pelotero retirado Esteban Loaiza, a quien un mes después le solicitó el divorcio. La 'Diva de la Banda' nunca dijo públicamente qué fue aquéllo tan terrible que descubrió del que fue su tercer marido. Sí expuso que había llorado mucho porque se dio cuenta de que las cosas nunca fueron como ella pensaba. "Las cosas que se hicieron en mi contra fueron tan graves que yo no las puedo aceptar", fue lo más que le comentó a Raúl 'El Gordo' de Molina en la única entrevista a fondo que concedió sobre el tema.

Rosie Rivera demuestra "de dónde viene" con este look en Mira Quién Baila

Loading
Cargando galería


Después de pedir el divorcio, algo que Loaiza no quería, Jenni Rivera solo contaba los días para que llegara abril de 2013, cuando se concretaría oficialmente la ruptura. Mientras aguardaba, una extraordinaria señal de que ya había dado vuelta a la página fue esta conversación que Rosie Rivera recordó.

Tras haber reconocido que Beto Cuevas, dos años mayor que ella, estaba guapo, a Rosie le entró la necesidad de protegerla y le advirtió: “Hermana cuídate, que la fornicación no es buena”. Y no pasó mucho en lo que, en broma y en serio, la pícara intérprete de 'Se las voy a dar a otro', le respondió. “’Yo le doy mi dona a quien yo quiera’, esas fueron las últimas palabras, bellas, típico de Jenni, su humor”, destacó Rosie Rivera, sin poder evitar que una lágrima acariciara su mejilla mientras recordaba las ocurrencias de su mejor amiga.

Beto Cuevas, vocalista del grupo La Ley, se ganó el aprecio de la familia Rivera porque fue quien se encargó de aconsejar a Jenni, cuando ambos compartían labores en 'La Voz, México'. En ese tiempo, la artista estaba enojada con su hija mayor, Chiquis Rivera. Y fue él quien la invitó a recapacitar y buscar la reconciliación.


Jenni Rivera era una amiga leal, conoce sus amistades más entrañables

Loading
Cargando galería

“Yo le estoy eternamente agradecida a Beto y se lo he dicho. No sé qué le dijo, pero sea lo que haya sido, la hizo recapacitar. Por eso, yo pienso que es un ángel”, declaró Rosie Rivera.

Sobre el tema es muy poco lo que ha compartido públicamente Beto Cuevas. Al hablar de Jenni Rivera siempre la describe como una "gran amiga mía". Cuando se le ha preguntado qué fue lo que le dijo para que se reconciliara con Chiquis, su respuesta es la misma: “Ningún padre o madre debe estar enemistado con su hijo (...) me siento orgulloso de que me haya escuchado”.

Para Cuevas, de 50 años, Jenni Rivera fue un "ejemplo de fortaleza y alegría de vivir". Tras el fallecimiento de su amiga, en diversos eventos en los que él ha participado siempre la describe como una mujer "humilde, generosa y con un corazón gigante".

Les faltó tiempo.

También te podría interesar:

Publicidad