null: nullpx
Wall Street

La Bolsa de Nueva York cierra su peor día de la semana por temores de una guerra comercial entre China y EEUU

El Dow Jones cayó 2,34% tras el anuncio de la tercera ola de sanciones de EEUU a productos chinos. Los inversionistas intentan descifrar si la pelea comercial ya no tiene vuelta atrás.
6 Abr 2018 – 02:49 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El índice Dow Jones de la Bolsa de Nueva York volvió a registrar fuertes pérdidas luego de que en las últimas 24 horas China y EEUU se enfrascaron en una nueva serie de amenazas tras conocerse que el gobierno de Donald Trump plantea imponer una tercera ola de aranceles a productos chinos cuyo valor asciende a 100,000 millones de dólares.

Al cierre la actividad bursátil en Wall Street, el principal indicador, el Dow Jones cerró con 572 puntos a la baja o 2,34%, aunque pocas horas antes había registrado pérdidas de más de 700 puntos.

Según reporta la agencia Associated Press, el valor de las acciones ha experimentado cambios de dirección en varias oportunidades esta semana en momentos en que los inversionistas tratan de entender si la disputa comercial entre las dos potencias económicas va a escalar, una situación que podría tener serias consecuencias para la economía global.


Este viernes el Ministerio de Comercio de China dijo que usará cualquier medida para responder a la escalada de sanciones comerciales impuestas por EEUU a sus productos. El jueves en la noche el presidente Trump señaló que su gobierno estudia el establecimiento de nuevos aranceles a las exportaciones chinas, lo que hace temer que ambas potencias ya están en medio de una guerra comercial abierta.

La preocupación de los mercados bursátiles en el mundo parten del hecho de que el gobierno de Xi Jinping dijo este viernes que esta tercera ronda de aranceles estadounidenses hacen inviable diálogos con emisarios en asuntos de comercio presentes en territorio de ese país asiático.

Desde que el presidente Trump anunció que impondría aranceles a productos procedentes de China semanas atrás, los mercados del mundo comenzaron una etapa de inestabilidad. Pekín ha respondido con represalias a las tres olas de sanciones arancelarias anunciadas desde Washington DC.

Pese a que el gobierno republicano había indicado a los inversionistas de que no se trata de una guerra comercial, lo ocurrido en las últimas horas a vuelto a elevar los temores.

Trump lanzó la primera piedra en el enfrentamiento comercial con China cuando anunció a principios de marzo la imposición de un arancel amplio de 25% al acero y del 10% al aluminio importado, aunque para el día de la entrada en vigencia de la medida la mayoría de los potenciales afectados habían logrado mediante negociaciones individuales que Washington no las aplicara a su producción, entre ellos Canadá, Corea del Sur y la Unión Europea.


El presidente subió el tono el 22 de marzo cuando anunció la imposición de nuevos aranceles directamente a las importaciones de China por un valor cercano a los 60,000 millones de dólares. Trump advirtió que esa era "la primera de muchas acciones" por venir con respecto al país asiático.

Este jueves, en la tercera tanda de sanciones amplió la gama de aranceles a productos chinos cuyo valor asciende a 100,000 millones de dólares.

China oficialmente tomó medidas en represalia ya informadas a la Organización Mundial del Comercio (OMC). Pekín impondrá tasas a 106 productos estadounidenses, entre ellos aranceles de hasta 25% a la soja, aviones, automóviles y otras importaciones.

Se estima que también dé detalles sobre las medidas que tomará en represala a lo anunciado en las últimas 24 horas.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés