null: nullpx
Univision Investiga

Un fiscal con relativa experiencia y "sensible" es el acusador del exlíder de las FARC en Nueva York

El proceso se sigue con mucha atención en Colombia por especulaciones de que podría descarrilar los acuerdos de paz de la guerrilla con el gobierno. La juez del caso fue también fiscal y trabajó en el FBI, nombrada por el entonces director de la agencia Robert Mueller, hoy investigador especial de Trump
21 Abr 2018 – 10:46 AM EDT
Comparte
Una mujer partidaria de las FARC durante una manifestación en Cololombia en abril de 2018 contra el arresto de Jesús Santrich. Crédito: Joaquín Sarmiento/AFP/Getty Images.

Un fiscal con tres años de experiencia en esa posición y a quien se le reconoce cierta sensibilidad, es el responsable de un caso de narcotráfico en Nueva York que ha generado grandes expectativas en Colombia por las consecuencias adversas que podría tener en los acuerdos de paz con las guerrillas de las FARC.

Aunque el principal acusado es el exlíder de esa organización Jesús Santrich, quien fue arrestado en Bogotá la semana pasada bajo cargos de narcotráfico, la atención se concentra en otro de los imputados: Marlon Marín, intermediario de la guerrilla en el proceso de paz que se entregó esta semana a la DEA en Colombia tras llegar a un acuerdo de cooperación.

Su entrega ha desatado toda clase de especulaciones de que podría implicar en negocios de drogas a otros líderes de la cúpula de las FARC que se acogieron al acuerdo con el presidente Juan Manuel Santos.

En representación del gobierno de Estados Unidos, la acusación fue asumida por Joseph Matthew Laroche, un joven abogado litigante de la sección de narcotráfico y terrorismo internacional de la fiscalía del distrito sur de Nueva York, y Jason Andrew Richman, del mismo distrito.

Laroche ingresó a la fiscalía en diciembre de 2014 después de trabajar tres años para la firma Milbank, Tweed, Hadley &MCloy LLP en litigios comerciales.


Es un tipo buena gente, muy humano, muchos fiscales son muy rígidos, pero con él se puede tener una conversación real, es justo’’, le dijo a Univisión Alexei Schacht, abogado penal de Nueva York que ha representado a clientes en casos a cargo del fiscal.

Su experiencia

Como cualquier fiscal principiante ha tenido que atender casos menores de drogas, pandillerismo y tráfico de armas en las calles de Bronx, pero también procesos de relevancia nacional e internacional.

Laroche, con un master en criminología de University at Albany, fue parte del equipo que preparó la acusación contra Sayfullo Saipov por el ataque terrorista en el que murieron nueve ciclistas y transeúntes en una calle de Manhattan.

Graduado de Albany Law School, una pequeña facultad privada de Nueva York en la que fue editor en jefe de la revista de derecho, Laroche estuvo al frente del proceso por narcotráfico contra José Toro Naranjo, alias Nacho, extraditado de Colombia luego de ser capturado en 2015.

Recientemente Laroche asumió la causa contra el empresario iraní Ali Sadr Hashemi Nejad, acusado de violar las sanciones de Estados Unidos a Irán al transferir al sistema bancario de Estados Unidos dinero producto de la construcción de un complejo de vivienda popular en Venezuela.

También fue el fiscal del proceso que culminó con una condena de 24 años de cárcel para Fabio Lobo, hijo del expresidente de Honduras, Porfirio Lobo por vínculos con una banda de narcotraficantes.

La fiscalía lo encargó del juicio al congresista de Honduras, Fredy Najera y fue además el acusador en el proceso por lavado de dinero del narcotráfico que comprometió a prominentes empresarios y banqueros de ese país.

Los cargos contra Santrich

Santrich, quien fue arrestado en Colombia, afronta cargos en el Distrito Sur de Nueva York de confabulación para importar cocaína a Estados Unidos y tentativa de importación. El expediente no refleja que Marín, también acusado, haya sido presentado ante un juez de este distrito, aunque en los medios de abogados de Nueva York trascendió hoy que un juez le asignó un abogado de oficio.

La juez a cargo de este caso, Valerie Caproni, fue también fiscal en Nueva York. Nombrada en 2012 por el presidente Barack Obama, Caproni trabajó para la división legal de la zona oeste de la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés).
Previamente, en 2003, el entonces director del FBI, Robert Mueller, la nombró abogada de esa agencia.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés