Una bala de otro policía mató al sargento que acudió a la masacre de Thousand Oaks

“Creemos que el sargento Helus no fue el objetivo del agente de la Patrulla de Carreteras de California y esto muestra la situación extrema que ambos enfrentaron”, mencionó el sheriff del condado de Ventura, Bill Ayub, en una conferencia este viernes.
7 Dic 2018 – 3:12 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- Un análisis forense realizado por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) determinó que la bala que atravesó el chaleco antibalas y que finalmente impactó el corazón de un sargento que acudió al tiroteo en el Borderline Bar & Grill de Thousand Oaks hace un mes, fue disparada por un oficial de la Patrulla de Carreteras de California (CHP). El saldo de la masacre fue de 12 muertos y 22 heridos. El atacante, un veterano de la Infantería de Marina, aparentemente se suicidó.

Si bien cinco disparos de la pistola glock calibre 45 que portaba el atacante Ian David Long alcanzaron a Ron Helus, sargento del sheriff del condado de Ventura, la sexta bala que le quitó la vida provino del rifle que portaba uno de los oficiales del CHP que también ingresaron al bar tratando de neutralizar al pistolero, dijo en una conferencia de prensa este viernes el sheriff Bill Ayub.

“Hoy con tristeza informo que el sargento Helus fue impactado por una sexta bala que ahora sabemos a través del análisis forense del laboratorio del FBI que fue disparada por un rifle del agente del CHP. Trágicamente esa bala impactó sus órganos”, describió con tristeza Ayub.

El sheriff describió que el sargento llegó al bar poco después que lo hicieran dos agentes del CHP. En medio del caos, los tres decidieron ingresar al establecimiento para prevenir que la tragedia fuese peor. “El sospechoso disparó primero”, recalcó Ayub, describiendo un escenario caótico: había decenas de clientes tratando de escapar, estaba oscuro y el pistolero había lanzado bombas de humo.


Ante ese escenario, el sargento terminó, sin darse cuenta, en medio del fuego cruzado entre el atacante y el oficial del CHP que le disparó. “Este fue un evento dinámico y caótico, que fue breve pero violento y que llevó a una balacera entre el asesino y el policía”, detalló el sheriff de Ventura.

“Tanto el sargento Helus como el agente del CHP sabían que entraban a algo que solo puede ser descrito como una situación de combate, arriesgando sus vidas para salvar muchas otras y es un hecho que muchas vidas fueron salvadas esa noche”, mencionó Ayub.

“Creemos que el sargento Helus no fue el objetivo del agente del CHP y esto muestra la situación extrema que ambos enfrentaron”, mencionó el sheriff. “Esta noticia es extremadamente difícil de procesar y entender”, lamentó.

“Es una noticia triste”

Chris R. Young, jefe de la Oficina del Médico Forense del condado de Ventura, detalló que los cinco disparos que recibió el sargento por parte del pistolero eran graves, pero pudo haber sobrevivido a estos. Sin embargo, no logró salvarse del potente tiro del rifle que impactó su corazón.

“Esta es una noticia triste y una tragedia. Finalmente, esta fue la herida más severa que recibió”, dijo Young.


Sin dar más detalles, las autoridades mencionaron este viernes que el pistolero actuó solo y que su objetivo era matar inocentes. “Él creó la violencia y él es responsable por estas acciones. Él fue con el plan y el propósito de matar inocentes”, enfatizó el sheriff Ayub.

“Es importante destacar que la noticia que comparto hoy con ustedes de ninguna manera demerita las acciones heroicas que ambos (policías) mostraron en Borderline la noche del 7 de noviembre”, señaló.

Los resultados del análisis forense del FBI fueron compartidos este miércoles con el CHP y el sheriff. Las autoridades no compartieron más detalles sobre la investigación.

El chaleco antibalas que usaba el policía fallecido es del mismo tipo que las agencias del orden proveen a sus efectivos, indicó el sheriff Ayub, mencionando que es “más cómodo y causa menos fatiga” que otros que protegen de balas de mayor calibre. También dijo que el sargento Helus portaba un rifle similar al que traían sus colegas del CHP.

El oficial que le disparó a Helus lleva nueve años en la Patrulla de Carreteras de California y actualmente se encuentra bajo permiso administrativo.

"Había sangre por todas partes": al menos 12 personas mueren en California en un nuevo tiroteo masivo (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TiroteosMuertesPolicíaFBILos Angeles

Más contenido de tu interés