null: nullpx

Dos tiroteos masivos en Texas y Ohio con 29 asesinatos en menos de 24 horas conmocionan al país

29 personas han sido asesinadas y al menos 52 han resultado heridas durante los ataques registrados entre este sábado y domingo en las ciudades de El Paso, Texas, y Dayton, en Ohio. Hace apenas una semana, otro hombre armado le quitó la vida a tres personas e hirió a 13 en un festival en California.
4 Ago 2019 – 12:53 PM EDT

Dos tiroteos masivos en lugares públicos repletos de gente, en Texas y Ohio, cobraron la vida de al menos 29 personas en menos de 24 horas y dejaron decenas de heridos. Se trata de sucesos impactantes, incluso en un país acostumbrado a la violencia armada.

En la ciudad fronteriza de Texas, El Paso, un hombre armado abrió fuego el sábado por la mañana en la sucursal de una tienda Walmart ubicada en una área comercial, llena de miles de personas durante la temporada de regreso a la escuela.

El ataque mató a 20 personas e hirió a unas 26, de acuerdo a los reportes ofrecidos hasta ahora por las autoridades. Muchos de los heridos se encuentran en estado crítico.

Horas después, en Dayton, Ohio, un hombre que vestía una armadura y estaba equipado con cacerinas adicionales abrió fuego en una popular zona de vida nocturna, matando a nueve personas e hiriendo al menos a 26 personas. El presunto atacante fue asesinado a tiros por los oficiales que respondieron.


Los ataques se produjeron menos de una semana después de que un hombre armado de 19 años matara a tres personas e hiriera a otras 13 en el popular Festival del Ajo de Gilroy en California, antes de morir por una herida de bala autoinfligida.

Por la tarde del domingo, el presidente Donald Trump aseguró que "no hay lugar para el odio" en Estados Unidos y atribuyó los hechos violentos a "problemas mentales".

"Tenemos que hacer que se detenga. Esto ha estado ocurriendo durante años... y años en nuestro país", dijo Trump en declaraciones en Nueva Jersey.

El tiroteo en El Paso estaba siendo investigado como un posible delito de odio, ya que las autoridades trabajaron para confirmar si el hombre arrestado escribió un manifiesto racista y antiinmigrante publicado en línea poco antes del ataque.

La ciudad fronteriza alberga a 680,000 personas, muchas de ellas latinas. Las autoridades de El Paso ofrecieron pocos detalles sobre el asalto, pero el jefe de policía Greg Allen describió la escena como "horrible" y dijo que muchas de las 26 personas que resultaron heridas tenían heridas que amenazan la vida.

En Dayton, el derramamiento de sangre probablemente estuvo limitado por la rápida respuesta de la policía. Los oficiales que patrullaban el área respondieron en menos de un minuto al tiroteo, que se desarrolló alrededor de la 1:00 de la madrugada en las calles del distrito del centro de Oregon, dijo el alcalde Nan Whaley. Si la policía no hubiera respondido tan rápido, "cientos de personas en el Distrito de Oregon podrían estar muertas hoy", dijo Whaley.

El alcalde de El Paso, Dee Margo, dijo que sabía que el tirador no era de su ciudad. Dos funcionarios de los cuerpos de seguridad que hablaron con The Associated Press bajo condición de anonimato identificaron al sospechoso de El Paso como Patrick Crusius, de 21 años, de Allen, una ciudad texana ubicada a casi 10 horas en auto desde El Paso.

El tiroteo de El Paso fue el número 21 y el de Dayton el número de 22 ocurridos en Estados Unidos en lo que va de año.

En fotos: Consternación en El Paso tras uno de los tiroteos más mortales de la historia reciente del país

Loading
Cargando galería
Publicidad