null: nullpx
California

Tres personas, incluyendo dos niños de 6 y 13 años, mueren tras un tiroteo en un festival de California

La policía de Gilroy dijo que el atacante cortó una cerca para burlar la seguridad del concurrido Festival del Ajo, que se celebra cada año. Los agentes lograron abatir al pistolero quien vestía chaleco antibalas y disparaba un rifle de asalto indiscriminadamente. Las tres víctimas tenían edades entre los 6 y los 20 años.
Publicado 29 Jul 2019 – 10:41 PM EDT | Actualizado 29 Jul 2019 – 3:14 PM EDT

Un hombre con un rifle de asalto abrió fuego indiscriminadamente en el concurrido Festival del Ajo de Gilroy, en el norte de California, la tarde del domingo, matando a tres personas —incluidos un niño de 6 años y una niña de 13— e hiriendo a otras 12, algunas de ellas de gravedad. El atacante fue abatido por los agentes policiales.

El jefe de policía de Gilroy, Scott Smithee, indicó en conferencia de prensa que el atacante cortó una cerca perimetral para evitar los detectores de metales y tener acceso al festival, donde disparó a mansalva. "Policías estaban en la zona y se enfrentaron en menos de un minuto al sospechoso al que dispararon y mataron", dijo Smithee.

Este lunes confirmó que el atacante se llamaba Santino William Legan y tenía 19 años. La policía logró recuperar el rifle de asalto AK-47 que utilizó, así como las municiones. Según Smithee, el arma fue comprada por él mismo en Nevada el pasado 9 de julio.

"No tenemos idea de cuál fue su motivación", añadió. Este lunes agregó que aún quedan muchos elementos por confirmar antes de aseverar qué pudo llevarlo a cometer el ataque.

El agente especial del FBI, Craig Fair, dijo este lunes que aún colectan evidencia en la escena del crimen y que hay investigadores dedicados a determinar si el atacante tuvo alguna razón específica: "Nuesta principal preocupación en este punto la motivaci´øn y sus lazos ideológicos (...) ¿Estaba afiliado con alguien o con algún grupo?", se preguntó. "Todavía eso tiene que ser descartado".

Smithee refirió que varios testigos reportaron a un segundo sospechoso, por lo cual se desplegó una intensa operación. Pero hasta el momento, no han podido confirmar esta hipótesis.

El tiroteo ocurrió a las 5:41 hora local del domingo durante un famoso festival de comida y música, que atrae a más de 100,000 personas. El domingo era el último día de la edición de este año en Gilroy, una localidad de 50,000 habitantes situada unas 80 millas (176 kilómetros) al sureste de San Francisco.

¿Qué se sabe de las víctimas?

El centro médico Santa Clara Valley confirmó este lunes que recibieron a siete personas heridas —entre los 12 y 69 años— y aún siguen atendiendo a cinco de ellos, uno en condición crítica. Sobre los otros dos, la vocera Joy Alexiou dijo a medios este lunes que uno había sido dado de alta y otro transferido a otro hospital. Las autoridades aseguran que hubo al menos 12 heridos. En sus reportes iniciales habían hablado de 15.

KNTV, la emisora local de NBC, reportó que un niño de 6 años de edad, de San José, identificado como Stephen Romero, fue una de las víctimas mortales del tiroteo, en el que también resultaron heridas su madre y abuela.


"Sólo espero que haya justicia y que atrapen a la última persona o a la otra persona y que haya justicia. Quiero justicia para mi nieto", dijo la abuela, Maribel Romero, a KGO-TV, la afiliada local de CNN.

Stephen había celebrado su sexto cumpleaños recientemente en el parque Legoland, en California. Este domingo había ido al concierto con su madre y su abuela, mientras que su padre, Alberto Romero, decidió quedarse en casa con su hija de 9 años.

El hombre explicó a medios que tanto la madre del niño como la abuela habían recibido disparos. La primera en el estómago y la mano; la segunda en una pierna.

"Mi hijo tenía una vida por delante y tenía solo seis años", dijo el padre.

Y además de Romero, Smithee confirmó que los otros dos fallecidos son una niña de 13 años y un joven en sus 20 años. Ninguno fue identificado por su nombre.

"Es una clase de pesadilla que esperan nunca tener que vivir en la realidad", dijo Smithee.

Disparaba sin ningún objetivo

Una testigo identificada como Julissa Contreras, dijo a NBC News que vio a un hombre blanco de unos 30 años disparando con un rifle. "Pude verlo disparar en todas las direcciones. No apuntaba a nadie en concreto. Solo iba de izquierda a derecha y de derecha a izquierda", dijo Contreras.

Michael Paz, un vendedor de sombreros de 72 años que estaba en el festival, declaró al San Francisco Chronicle que también pudo ver al atacante, quien estaba a unos 80 pies de distancia. "Vino listo para disparar porque llevaba un chaleco protector", dijo Paz. "Estaba disparando a la izquierda; estaba disparando a la derecha sin ningún objetivo en particular".

Un video posteado por una usuaria de Twitter muestra el momento de caos, poco después de las 6 de la tarde: se ve a personas que corren y gritan que alguien está disparando.

El grupo Tin Man estaba por concluir su presentación cuando comenzaron los disparos. El cantante, Jack van Breen, dijo a la AP haber visto a un hombre con una camisa verde y un pañuelo grisáceo en el cuello disparando a la zona de puestos de comida con lo que parecía un fusil de asalto.

Van Breen y otros miembros del grupo se guarnecieron bajo el escenario. El cantante dijo haber oído a alguien gritar: “¿Por qué haces esto?” y la respuesta: “Porque estoy muy enfadado”.

Taylor Pellegrini, de 25 años, estaba sentada en una banca cerca de la feria de comida con su novio y dos amigos cuando escuchó el sonido de los disparos, reporta el diario Los Angeles Times. Cuando vio a la gente corriendo, se dio cuenta de que estaba en peligro.

"La gente gritaba que alguien estaba disparando, ' active shooter, active shooter', y algunas personas tropezaron, se cayeron y prefirieron quedarse allí para que las balas no les alcanzaran".


Un verdadero pandemonium

Otra persona que asistía al festival contó a CNN el caos y el pánico que produjo el tiroteo. "Se podían oír los tiros y las balas que golpeaban el suelo. Los chicos de la banda musical corrieron y se escondieron debajo del escenario. Podríamos oír más disparos. Las balas golpeaban el escenario. Y luego, finalmente, se detuvo", narró.

Peter Winzell estaba cerca del escenario principal del festival, mientras la banda tocaba la última canción, cuando vio al agresor. Asegura que escuchó cerca de 25 disparos. "Lo vi por aproximadamente un segundo, estaba disparando con la intención de herir a la gente", dijo a la local KPIX-TV.

Edward y Jane Jacobucci estaban trabajando en su puesto en el festival, cuando oyeron los disparos. Jane dijo a The Washington Post que vio al atacante de cerca: "Era alto, joven, delgado, llevaba un traje de camuflaje con una gran pistola y solo hacía: ¡Bum, bum, bum, bum!".

Evenny Reyes, una residente de Gilroy de 13 años, contó al Mercury News que había pasado el día con sus amigos y familiares en el festival cuando estalló el caos.

"Ya nos íbamos y vimos a un tipo con una bandana alrededor de su pierna porque le dispararon. Y había gente en el suelo, llorando", dijo Reyes. "Había un niño herido en el suelo. La gente tiraba mesas y cortaba vallas para salir".

Mario Camargo también estaba en el festival en el momento en que se desató la balacera. "La gente lloraba, gritaba, corría en diferentes direcciones. Fue un completo pandemonio", refirió Camargo al Post.

El presidente Donald Trump reaccionó en un tuit en el que señaló que "la policía está en la escena del tiroteo en Gilroy, California". "Los informes dicen que el atacante aún no ha sido detenido. Cuídense y estén seguros", añadió el presidente en su mensaje por la red social.

El Festival del Ajo es un evento sumamente popular en la zona: dura todo el día y los cálculos indican que podrían haber asistido miles de personas.

El gobernador de California, Gavin Newsom, dijo en un tuit que su oficina estaba monitoreando la situación de cerca. "Esto es nada menos que horrible", dijo Newsom.

Brian Bowe, el director ejecutivo del festival, aseguró en una conferencia de prensa que por más de cuatro décadas esa actividad ha sido un espacio de "reunión familiar" cada año. "Y es una circunstancia tan triste y terriblemente perturbadora que esto sucedió en el tercer y último día del festival", lamentó Bowe.

La policía invitó a quienes pudieron tomar fotografías o videos del momento a enivarles material que pudiese ser útil a la investigación.

Tiroteo mortal en el Festival del Ajo en Gilroy, California: al menos 3 fallecidos y más de una decena de heridos (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:CaliforniaMuertesEstados Unidos

Más contenido de tu interés