null: nullpx
Muertes

Siete niños de una familia de refugiados sirios murieron cuando se incendió su casa en Canadá

Los menores oscilaban entre los 14 años y los 3 meses de edad y fallecieron después de que se incendió su casa ubicada en la comunidad de Spryfield, en Halifax, Nueva Escocia. Los padres de los niños permanecen hospitalizados. La familia llegó refugiada a Elmsdale en septiembre de 2017.
20 Feb 2019 – 9:49 PM EST

HALIFAX, Canadá (AP).- Siete niños, todos de una familia de refugiados sirios, murieron el martes por la madrugada en un incendio descrito como el más letal en la historia reciente de la provincia canadiense de Nueva Escocia.

Se informó que el padre, Ebraheim Barho, lucha por su vida luego de que al parecer intentó en vano salvar a sus pequeños, cuyas edades iban de los 3 meses a 14 años de edad. La madre, Kawthar Barho, también se encuentra hospitalizada con heridas. Se prevé que sobreviva.

En una entrevista desde el hospital, el imán Wael Haridy, del Centro Comunitario Islámico de Nueva Escocia, dijo que la familia Barho había huido de la guerra civil de Siria.

“Estamos en un hospital con una madre desesperada que perdió a sus siete hijos”, dijo Haridy. “Ella nos pregunta: ‘¿Voy a recuperar a mis hijos?’. Es muy duro. Muy triste”, agregó.

El imán señaló que las autoridades realizaban pruebas de ADN para confirmar las identidades de los niños y después proceder con el tradicional proceso de sepultura islámico.

La familia se contaba entre los 1,795 refugiados sirios que han llegado a Nueva Escocia en los últimos años.


Las noticias del incendio letal fueron un duro golpe para los canadienses que patrocinaron a esta familia de refugiados al llegar a este país.

“Todos están devastados, nuestra pérdida palidece en comparación con la de los padres”, comentó Natalie Horne, vicepresidenta del grupo Hants East Assisting Refugees Team.

Esta organización de ayuda para refugiados fue quien identificó a la familia Barho a través de un post de Facebook.

Horne dijo que la familia llegó a Canadá el 29 de septiembre de 2017 y que los pequeños se llamaban: Ahmad, de 14 años; Rola, de 12; Mohamad, de 9; Ola, de 8; Hala, de 3; Rana, de 2, y Abdullah, quien había nacido en noviembre. Según información difundida por CBC, dos de los niños iban a la Primaria Central de Spryfield, mientras otros dos atendían clases en la Secundaria Rockingstone Heights.

Por su parte Horne añadió que la familia era oriunda de Raqqa, Siria, y había vivido en Elmsdale, Nueva Escocia, por más de un año, pero no fue sino hasta el verano pasado que la familia se mudó a la comunidad de Spryfield, en Halifax. Su objetivo era estar más cerca de los servicios de apoyo a refugiados, como la enseñanza de inglés.

La policía dijo que la causa del incendio continuaba bajo investigación.

La familia solía ir a la mezquita Al-Barakah Masjid, que dio a conocer en una página de Facebook una cuenta de GoFundMe para ayudar a los sobrevivientes del trágico incendio, así como información sobre los funerales.

El subjefe del Departamento de Bomberos de Halifax, Dave Meldrum, dijo que fue el incendio más letal que se pueda recordar en la provincia de la costa este de Canadá.

Por su parte, el primer ministro Justin Trudeau tuiteó que “no hay palabras cuando niños nos son arrebatados tan pronto, especialmente en circunstancias como esta”.

En fotos: Inundaciones y derrumbes afectan zonas devastadas por los incendios de 2018 en California

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MuertesCanadáIncendios
Publicidad