Muertes

Mueren de frío 15 niños desplazados de Siria (entre ellos 13 bebés)

Según Unicef, la falta de acceso a cuidados médicos está poniendo en riesgo las vidas de los niños sirios desplazados de la guerra. En total, la agencia de la ONU asegura que, en medio de una ola de frío, al menos ocho menores fallecieron en el campo de refugiados de Rukban, en la frontera de Siria con Jordania y otros siete tras huir de Haijin.
15 Ene 2019 – 5:22 PM EST

El más pequeño era un recién nacido de solo una hora de vida. En el último mes, el frío y las duras condiciones a las que se enfrentan los desplazados sirios que huyen de la guerra de su país han dejado al menos 15 niños muertos, entre ellos 13 bebés de menos de un año, según la agencia de las Naciones Unidas para la infancia, Unicef.

"Las temperaturas bajo cero y las difíciles condiciones de vida en Rukban, en la frontera suroeste de Siria con Jordán, están poniendo cada vez más las vidas de los niños en riesgo. En solo un mes, al menos ocho niños han muerto", afirmó el director regional de Unicef para Oriente Medio y el Norte de África, Geert Cappelaere.

Además, otros siete murieron en su huida del bastión yihadista de Hajin, en el noreste del país.

Según Cappelaere, en Rukban, donde el 80% de la población estimada de 45,000 personas son mujeres y niños, el frío extremo y la falta de cuidado médico para las madres antes y durante el parto así como para los recién nacidos han exacerbado las ya pésimas condiciones para los niños y sus familias.

Por otra parte, en el este de Siria, la violencia en el área de Deir-Ez-Zor, en Hajin, ha desplazado a unas 10,000 personas desde diciembre. "Las familias que buscan seguridad se enfrentan a dificultades a la hora de salir de zonas de conflicto y esperan a la interperie sin albergue ni provisiones básicas. Este difícil y peligroso viaje ha matado al menos a siete niños, la mayoría de menos de un año", afirmó el responsable de Unicef.


Esa zona, cerca de la frontera con Irak, ha sido escenario de fuertes enfrentamientos entre combatientes yihadistas del autodenominado Estado Islámico que defienden los últimos remanentes bajo su control y las fuerzas kurdas apoyadas por Estados Unidos.

“Se siguen perdiendo las vidas de niños por problemas de salud prevenibles y curables. No hay excusas para esto en pleno siglo XXI. Estas trágicas pérdidas de vidas deben acabar ya", afirmó Cappelaere.

En ese sentido, Unicef llamó a las partes a facilitar urgentemente el acceso de un convoy humanitario a Rukban que incluya clínicas móviles y servicios y suministros médicos.

De éxodos y protestas a volcanes y tragedias: estas son 25 de las fotografías más impactantes de 2018

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MuertesSiriaNiños
Publicidad