El FBI buscó durante décadas a este asesino y lo encontró en el sitio menos pensado

Donald Eugene Webb fue uno de los fugitivos más buscados por el buró de investigación durante décadas. Falleció en 1999 y ahora los investigadores hallaron su cuerpo.
17 Jul 2017 – 3:17 PM EDT

Desde 1980 el FBI buscaba al 'peligroso' Donald Eugene Webb, un mafioso acusado de matar a un policía en 1980. Finalmente, el viernes pasado fue encontrado enterrado en el jardín de la que fue su casa en Dartmouth, a las afueras de Boston, Massachusetts, luego de haber vivido escondido en una habitación secreta de la vivienda de su esposa hasta su muerte en 1999.

Días atrás las autoridades volvieron luego de varias pesquisas a la casa propiedad de los Webb en donde la exmujer de Webb, Lilian, (y según se cree, cómplice) sigue viviendo. Detrás de un armario hallaron una puerta, y detrás de esa puerta, un pequeño cuarto secreto. Adentro, había un bastón.

Esta vez la policía fue al patio trasero de la casa he hizo excavaciones. Allí encontraron restos humanos enterrados, según detalló el periódico The Boston Globe. Luego de exámenes, el FBI anunció que el cuerpo era el de Webb, un hombre que estuvo durante décadas en la lista de los más buscados del FBI.

"Durante casi 37 años, la familia de Gregory B. Adams y los ciudadanos de Saxonburg, pequeño distrito de Pennsylvania, habían estado esperando noticias del paradero de Donald Eugene Webb. Aunque es lamentable que el señor Webb nunca sea llevado a la justicia para pagar por sus crímenes, tenemos la esperanza de que la familia pueda encontrar un cierre al caso al saber que este presunto asesino ha sido localizado", expresó Harold H. Shaw, jefe de la oficina del FBI en Boston, en un comunicado.

La identificación de este hombre cierra un largo caso, pero deja a los investigadores muchas preguntas sobre cómo este hombre fue capaz de permanecer oculto durante todo este tiempo en su propia casa.

El caso

Webb era un ladrón de joyas relacionado con mafias de la costa este de EE UU. En diciembre de 1980, todo apunta a que mató al jefe de policía de Saxonburg, un pequeño municipio de Pennsylvania tras un forcejeo en el que el propio criminal resultó herido en una pierna.


En aquel momento, las muestras de sangre descubiertas en su automóvil dos semanas después de la muerte del policía coincidían con la de Webb. El caso generó revuelo en aquel entonces por lo que el FBI lanzó una feroz búsqueda infructuosa durante meses y llegó a ofrecer una recompensa de 100,000 dólares.

Según The Washington Post, Webb fue carnicero, vendedor de autos y tuvo un pasado en el ejército hasta que fue expulsado. Luego se dedicó a actividades delictivas, especialmente al robo de tiendas de joyas.

Se cree que al momento en que Adams encuentra a Webb en Saxonburg, el bandido tenía una orden de arresto en Nueva York por intento de robo. Se cree que lo detuvo en el estacionamiento de una tienda y en un momento comenzó el forcejeo. Adams fue golpeado con una pistola en la cara y luego fue baleado con su propio revólver dos veces en el pecho.

Adams murió mientras una ambulancia lo llevaba a un hospital. El policía tenía 31 años, esposa y dos hijos menores.


El asesino dejó en la escena una pistola y también había arrancado la radio del patrullero de de Adams antes de huir. Los investigadores descubrieron también una licencia falsa de conductor que llevaba el nombre Stanley Portas, que era puntuelmente el nombre del primer marido fallecido de la entonces esposa de Webb.

La sangre en la escena coincidía con la de Webb y poco después hallaron un auto Mercury Cougar blanco en el estacionamiento de un motel de Rhode Island, que sería el que usó el prófugo.

Tras años de búsquedas, el caso permaneció congelado hasta este año, cuando la viuda de Adams, Mary Ann Jones, fue contactada por el buró para informarla del hallazgo en Boston.

El FBI dijo detalló que Webb murió en 1999. Si bien no hay detalles sobre los próximos movimientos del caso, los oficiales agregaron que el fugitivo habría vivido en ese cuarto secreto, que fue construido 'sin ningún permiso municipal'.

El diario The Boston Globe informó que la esposa de Webb habría recibido el beneficio de inmunidad a cambio de cooperación, algo que segñun el periódico fue rechazado inflexiblemente por la viuda de Adams, que asegura que las personas que ocultaron Webb por años de los investigadores deben pagar su responsabilidad ante la Justicia.


Estas 11 madres fueron condenadas por asesinar a sus hijos

Loading
Cargando galería
Publicidad