null: nullpx
Muertes

Desconectaron a "su hermano" y preparaban su funeral, cuando él apareció caminando

Dos hermanas no podían creer que el hombre acostado en una cama de hospital era su hermano, al que no veían desde hace años. Aún así, las autoridades del centro insistían en que la policía lo había corroborado.
14 Jun 2019 – 5:46 PM EDT

Brenda Bennett-Johnson y Rosie Brooks no podían creer que su hermano Alfonso era el hombre que estaba inconsciente en una cama de la unidad de cuidados intensivos del Hospital Mercy en Chicago. Pero el personal del centro de salud insistió tanto que ellas decidieron quedarse.

"Ellos seguían diciendo que el Departamento de Policía de Chicago identificó a esta persona como nuestro hermano", contó Bennett-Johnson a la estación local de CBS. El 13 de mayo habían recibido la llamada de una trabajadora social para decirles que él estaba hospitalizado allí.

El hombre estaba confinado a una cama, perdía la conciencia y la recuperaba y estaba conectado a un respirador. Ellas lo miraban, pero no lograban asegurar que era su hermano.

Según les habían explicado, el hombre había sido llevado al hospital el 29 de abril luego de que lo encontraran desnudo, sin identificación y con señales de haber sido agredido, especialmente en el rostro.

Brenda y Rosie llevaban años sin haber tenido contacto con su hermano, por eso y por los golpes que tenía les costaba tanto reconocerlo. La primera dijo a la televisora que las enfermeras les aseguraron que la policía lo había identificado a través de fotografías policiales, pero no por sus huellas digitales por falta de presupuesto.

"Uno no identifica a alguien por una foto versus las huellas digitales. Las huellas contienen todo", dijo Brenda.

En el tiempo en que lo cuidaron, aseguran que el hombre obedecía órdenes, pero que llegó a un punto en el que su condición médica se complicó. Fue en ese momento que las hermanas aceptaron firmar los papeles para quitarle el ventilador que lo mantenía respirando y hacerle una traquiotomía. Poco después, el hombre falleció. "En minutos él estaba helado", dijo Bennett Johnson.

En ese momento decidieron comenzar los preparativos para el funeral. Compraban el ataúd, pensaban en el traje que le pondrían. Pero en segundos todo cambió. Otra de las hermanas les llamó para decirles que Alfonso Bennett estaba vivo.

"¡Es un milagro! ¡Es un milagro!", gritaba la mujer al teléfono. "Brenda, es Alfonso", le decía. El hermano estaba vivo y acababa de llegar a la puerta de su casa.

"Es triste que eso haya pasado así (...) Tomamos todo tipo de decisiones sobre una persona que no era nuestra familia", aseguró Bennett-Johnson.

En su cuenta de Twitter, un vocero de la Policía de Chicago le respondió a la periodista que hizo la nota de CBS que sus detectives investigaban lo ocurrido, "desde la respuesta al incidente hasta las circunstancias que lo llevaron a la hospitalización y la notificación a los miembros de la familia".

En un comunicado enviado a la estación local, el hospital Mercy aseguró que "la familia identificó a este paciente como su hermano".

El abogado de la los Bennett, Cannon Lambert Sr., dijo de su parte que no concebía "cómo es que un incidente presupuestario pudo llevar a que a una persona identificada como John Doe puedan o no tomársele las huellas antes de llegar a una decisión sobre su vida".

Ve también:

Los países que superarán la expectativa de vida de 80 años en 2040: varios de ellos en América Latina (fotos)

Loading
Cargando galería


Publicidad