null: nullpx
Vacunas

Va hasta la corte por no querer vacunarse contra la varicela y acaba contrayendo el virus

Jerome Kunkel había demandado al departamento de salud de su localidad por haber impuesto la medida de que los estudiantes no vacunados no podían asistir a la escuela en medio de un brote de varicela. No solo perdió la demanda sino que también contrajo el virus.
9 May 2019 – 5:42 AM EDT

Tiene 18 años y es un senior del colegio católico Our Lady of the Sacred Heart/Assumption Academy, en la pequeña ciudad de Walton, estado de Kentuky. Es miembro del equipo de baloncesto y junto a su familia, su iglesia y su escuela, forma parte de la Fraternidad de San Pío X, una rama ultraconservadora del catolicismo que reniega de las reformas del Concilio Vaticano II.

Jerome Kunkel encabezó titulares el pasado mes de marzo cuando protagonizó una demanda contra el departamento de salud de su localidad por tomar una medida que para él y su familia tenía un carácter discriminatorio, en contra de su fe religiosa. Se trataba de prohibir la asistencia a la escuela de los alumnos no vacunados y no inmunizados ante el virus de la varicela, que había despuntado entre sus compañeros de clase.

En un comunicado de las autoridades sanitarias del estado se habían reportado hasta entonces 32 casos de varicela en la escuela, por lo que el departamento de salud de Northern Kentuky endureció sus medidas y emitió la prohibición de asistir a la escuela hasta 21 días después de contraído el virus por el último estudiante o miembro del personal enfermo. La prohibición se extendía a las actividades deportivas y extracurriculares, como el baloncesto, que podrían afectar además a otras escuelas.

En aquel momento Jerome se negó a vacunarse por motivos de su fé religiosa y alegando que la vacuna es "inmoral, ilegal y pecaminosa", según reza en el texto de su demanda. Pero el departamento de salud se mantuvo firme y su demanda no tuvo lugar.

"Las acciones recientes tomadas por el Departamento de Salud del Norte de Kentucky con respecto al brote de varicela en la Our Lady of the Sacred Heart/Assumption Academy fueron una respuesta directa a una amenaza para la salud pública y y por tanto una respuesta necesaria para prevenir una mayor propagación de esta enfermedad contagiosa", respondió el departamento de salud, citado por CNN.

Pero casi dos meses después, el joven Jerome Kunkel vuelve a saltar a los titulares, tras haber contraído el virus de la varicela.

Su abogado, Cristhoper Wiest, ha dicho a los medios que el joven ya se encuentra recuperado y bien, solo "un poco irritado". "Sabíamos que esto iba a ocurrir", argumentó Wiest, "que la prohibición no iba a conseguir nada más que extender esta situación a meses en vez de semanas".

Ahora a Jerome le toca ponerse al día, después de una ausencia que se extendió entre la prohibición y el propio virus de la varicela. Lo que más lamenta es haberse perdido sus últimos partidos de baloncesto, por lo que siente que le han "arruinado su año senior".

Según el dictamen del juez ante la demanda de Kunkel en marzo, que favoreció al departamento de salud, y fue publicado por Fox 19 Now, el director de la escuela confesó a autoridades sanitarias que ninguno de los miembros del equipo de baloncesto está vacunado y en general solo el 18% de los estudiantes de la escuela lo están.

Se trata de una escuela y una iglesia asociadas a la Fraternidad de San Pío X, cuyos miembros se suelen acoger a exenciones religiosas para no vacunarse, aún cuando estas impliquen faltar a clases en determinados períodos.


Cuando la demanda de su hijo, Bill Kunkel, padre de Jerome, declaró a medios locales que se negaban a recibir esa vacuna porque creían que era derivada de "fetos abortados" y ellos están en contra del aborto. La vacuna de la varicela, junto a otras como la de la rubiola, el herpes o la hepatitis A, se crearon a partir de un cultivo del virus en células fibroplásticas de tejido fetal.

Sin embargo, la Fraternidad de San Pío X en Estados Unidos emitió un comunicado sobre la situación en su escuela de Walton, distanciándose de la demanda de los Kunkel y declarando que continurán su "política de cooperación con las autoridades locales".

Mira también:

Vacunas, arma de protección para los niños

Loading
Cargando galería
Publicidad