null: nullpx

Una semana después de cancelarla, Trump confirma que irá a la cumbre con Kim Jong Un el 12 de junio en Singapur

El anuncio se produce luego de que Kim Yong Chol, considerado como el número dos de Corea del Norte, llegara a Washington para expresar el interés del líder del régimen comunista en continuar con los planes de un encuentro entre los dos mandatarios.
1 Jun 2018 – 01:39 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El presidente Donald Trump anunció este viernes que finalmente la cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong Un, se celebrará el 12 de junio en Singapur. El anuncio se produjo luego de reunirse con un enviado del régimen comunista que llegó a la Casa Blanca con una carta del líder norcoreano. Esta confirmación se conoce solo una semana después de que Trump la cancelara sorpresivamente con una carta.

"La cumbre se celebrará como estaba planeada", dijo Trump tras despedir a Kim Yong Chol, vicepresidente del Comité Central del partido único y considerado como el número dos de Corea del Norte.

La visista de Kim fue sobria y duró unos 90 minutos. En declaraciones a las afueras de la Casa Blanca, el presidente reveló que le indicó al enviado del régimen comunista que podían "tomarse su tiempo... podemos ir rápido, podemos ir despacio". Además, reveló que no quiere utilizar la expresión "máxima presión" en estas negociaciones.

Va a ser un proceso, pero las relaciones se están ya creando y eso es un buen indicio. DONALD TRUMP


Según dijo a los periodistas, el líder norcoreano seguiría dispuesto a la desnuclearización de su país por lo que mostró su confianza en lograr un acuerdo final con Pyongyang. Además, indicó que durante la entrevista se abordaron numerosos temas, como las sanciones a Corea del Norte o un tratado que formalmente instaure la paz en la península coreana. Durante la conversación, sin embargo, no se abordó el tema de los derechos humanos.

Cargando Video...
Este es el exespía norcoreano detrás de ataques mortíferos que se reúne con Pompeo en Nueva York


"Estoy deseando que llegue el día que pueda levantar las sanciones de Corea del Norte. Hablamos sobre acabar la guerra. Esta guerra ha estado en marcha... tiene que ser la guerra más larga, casi 70 años, ¿verdad?", dijo Trump.

Kim Yong-chol llegó a la Casa Blanca poco después de la 1:00 pm, convirtiéndose así en el primer funcionario de alto nivel de este país en visitar al presidente en 18 años. En octubre de 2000, Jo Myon Rok, un destacado militar norcoreano, se vio con Bill Clinton en el Despacho Oval para invitarlo a Pyongyang, aunque la oferta fue rechazada.

Cargando Video...
La lectura de la extraña carta en la que Trump canceló su encuentro con Kim Jong Un

Un funcionario extranjero, citado por el diario The Wall Street Journal, indicó que había recibido información sobre la esperada carta, que describió en declaraciones al diario como bastante básica, y dijo que transmitía la voluntad de Kim de llevar a cabo la cumbre con Trump, pero sin hacer concesiones significativas ni tampoco amenazas.

De acuerdo con el diario, la carta iba a ser inspeccionada en primer lugar por funcionarios estadounidenses y, si ellos daban su visto bueno, Kim Yong Chol podría llevarle la carta a Trump.

Una semana decisiva

El pasado 24 de mayo, el presidente Trump sorprendía con un mensaje de Twitter en el que cancelaba la tan anunciada cumbre con el líder norcoreano. A través de una carta, con un lenguaje poco diplomático, el mandatario no solo suspendía el encuentro sino que, en cierta medida, volvía a recuperar parte de la agresiva retórica que ha utilizado en el pasado contra el régimen comunista.

"Tenía muchas ganas de estar allí con usted. Lamentablemente, debido a la tremenda ira y hostilidad abierta mostradas en su declaración más reciente, siento que es inapropiado, en este momento, tener esta reunión largamente planificada", decía la nota.

Pero advertía: "Usted habla de sus capacidades nucleares, pero las nuestras son tan enormes y poderosas que le pido a Dios que nunca tengan que ser utilizadas".

Pese a todo, Trump expresaba el deseo de seguir adelante con el encuentro: "Si cambia usted de opinión en lo que se refiere a este importante encuentro, no dude en llamarme o escribirme".

Pero la carta de este viernes llegó precedida de otros gestos o hechos que ya anticipaban, de cierta manera, el anuncio de que la cumbre finalmente iba a realizarse. Así, el pasado domingo, una delegación estadounidense cruzó a Corea del Norte para preparar el encuentro.

El grupo estaba liderado por Sung Kim, exembajador estadounidense en Corea del Sur y exnegociador nuclear con Pyongyang. Kim entró a Corea del Norte para reunirse con Choe Son Hue, viceministra de Exteriores y quien la pasada semana afirmó que Pyongyang estaba "reconsiderando" el encuentro con Trump.

El martes se supo que Kim Yong Chol, quien también es director del poderoso Departamento del Frente Unido y tiene importantes competencias en inteligencia y Exteriores, se encontraba camino a Estados Unidos. Entre los objetivos de su viaje estaba el encontrarse con el secretario de Estado, Mike Pompeo, y entregar la carta de Kim Jong Un al mismo Trump.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés