null: nullpx
Recompensas

México ofrece recompensa de más de $700,000 por el fugitivo exgobernador de Tamaulipas

Tomás Yarrington es buscado por las autoridades para que responda a las acusaciones por recibir sobornos de 'Los Zetas' y el cartel del Golfo por permitir el tránsito de cocaína que salía desde el puerto de Veracruz con destino a Estados Unidos.
23 Nov 2016 – 10:17 PM EST

Luego de ocho años de buscarlo, el gobierno de México anunció que ofrece una recompensa de 15 millones de pesos mexicanos (736,377 dólares) a quien proporcione información que permita la localización y arresto del exgobernador de Tamaulipas Tomás Jesús Yarrington Ruvalcaba, quien se encuentra prófugo desde 2012 y a quien se le acusa de delitos contra la salud y de lavar dinero del narcotráfico.

De acuerdo con un documento publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la recompensa es ofrecida porque “a pesar del amplio despliegue de elementos de la Agencia de Investigación Criminal para cumplimentar la orden de aprehensión, aún no se ha logrado conocer el paradero del probable responsable”.

En 2009, con el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa, se inició la investigación contra Tomás Yarrington, pero en 2012 a la llegada del presidente Enrique Peña Nieto la investigación no presentó avances.

Es ahora cuando se ofrece una recompensa para su captura, igual como se hizo con el gobernador prófugo de Veracruz Javier Duarte, por el cual se ofrece una recompensa de la misma suma.

Los sobornos del narcotráfico

Tomás Yarrington, quien fue miembro del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), es además buscado por el gobierno de Estados Unidos por lavado de dinero y fraude, de acuerdo con un expediente criminal de un jurado en Texas.

Testigos y personas detenidas declararon que Tomás Yarrington, quien gobernó Tamaulipas de 1999 a 2005, recibió sobornos "a través de la Policía Estatal" provenientes del cartel del Golfo y de 'Los Zetas', con la condición de que permitiera el tránsito de cocaína que llegaba del puerto de Veracruz con destino a Estados Unidos.


En 2013 la Corte federal con sede en Brownsville, Texas, acusó a Yarrington de haber lavado dinero del narcotráfico desde 1998, cuando era candidato a la gobernación de Tamaulipas y hasta después de su mandato.

El expediente reseña que Yarrington invirtió el dinero en bienes raíces en Estados Unidos, por eso le fueron confiscadas varias propiedades.

"Entre los meses de julio a octubre de 1998 entregué, en compañía de Rubén Ignacio Cavazos Salazar, un maletín con aproximadamente 500,000 dólares en billetes de a 20 y 100 dólares americanos en el lobby del Hotel Residencial que se ubica en Matamoros, Tamaulipas, en donde se encontraban Jesús Vega Sánchez, Tomás Jesús Yarrington Ruvalcaba (…)", declaró 'Oscar', un expolicía de Tamaulipas que se convirtió en testigo luego de ser detenido.

En junio de 2012 fue la última vez que se supo de Tomás Yarrington, cuando dio una entrevista a la periodista Carmen Aristegui, donde se declaró inocente y dijo ser víctima de una campaña mediática.

La fortuna oculta del político prófugo se destapó en 2008, cuando una mujer de nombre Pau García se divorció de su esposo Fernando Cano Martínez e inició una querella por la repartición de los bienes. Entonces se descubrió que Cano tenía decenas de negocios y empresas y era el prestanombres del entonces gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington Ruvalcaba.

Lea además:

Publicidad