Una inesperada victoria en un distrito rural en Wisconsin eleva el ánimo de los demócratas para las parlamentarias de noviembre

Con el triunfo de Patty Schachtner para un puesto en el Senado local, uno de los pilares republicanos en el estado se inclinó hacia los demócratas, quienes tras el éxito en Alabama quieren destacar cómo los conservadores están perdiendo terreno en zonas que les han sido fieles.

Siempre ha sido un terreno en el que los republicanos y el presidente Donald Trump se han sentido seguros, pero con la victoria de la candidata demócrata Patty Schachtner, ahora Wisconsin entró entre las preocupaciones de los conservadores.

La posibilidad de que se esté gestando una ola azul que le devuelva el Congreso a los demócratas en las elecciones de medio término de noviembre de este año es la mayor pesadilla de los republicana Los resultados en elecciones especiales como Virginia, Nueva Jersey, Oklahoma, Alabama y ahora Wisconsin, alimentan ese miedo.

Trump fue el primer presidente conservador en ganar el estado desde Ronald Reagan. Su secreto fue su éxito en zonas rurales. Áreas como el distrito 10 del senado estatal, donde este martes Schachtner ganó cómodamente con 55% de los votos. El magnate conquistó el sector por 17 puntos en 2016.


Esta zona se localiza en la frontera entre Wisconsin y Minnesota, dominada por sectores suburbanos, es considerada un enclave conservador, algo que levanta el ánimo de los demócratas que confían en la historia y el éxodo de congresistas republicanos para retomar la mayoría al menos en la Cámara de Representantes.

“Estos resultados continúan la tendencia que vimos en 2017: los demócratas están ganando a lo largo del país. Los votantes están rechazando de plano la agenda de Trump”, aseguró el presidente del Partido Demócrata Nacional Tom Pérez.

“Los demócratas han dado vuelta hasta ahora 34 escaños legislativos estatales de rojo a azul desde el año pasado”, agregó.

Una llamada de alerta

El gobernador de Wisconsin, el republicano Scott Walker, no demoró en advertir sobre los riesgos el resultado en su cuenta de Twitter. “La elección especial del distrito 10 del senado fue ganada por un demócrata, es una llamada de alerta para los republicanos de Wisconsin”, escribió.

Antes de la elección el escaño estatal estuvo en manos republicanas por 17 años con Sheila Harsdorf, quien ahora es secretaria de agricultura de Walker.

A diferencia de lo que ocurrió en Alabama en diciembre, cuando el polémico Roy Moor perdió sorpresivamente un puesto en el Senado frente a Doug Jones, el oponente de Schachtner, el representante estatal republicano Adam Jarchow, no tenía una sombra de controversia sobre sus hombros que hiciera peligrar su campaña.

"Jarchow ya representa a parte del distrito y es bien conocido en la comunidad, los republicanos creían que ganaría fácilmente y el resultado fue chocante", aseguró a Univisión Noticias Barry Burden, director del Centro para Investigación de Elecciones en la Universidad de Wisconsin-Madison.

"Los votantes demócratas están energizados y se movilizaron. La participación en la elección especial no fue muy alta y los electores republicanos no se presentaron. Hay mucha más energía entre los demócratas localmente. Trump todavía es muy popular en las áreas rurales, donde Jarchow tuvo un buen desempeño, pero está perdiendo tracción en los sectores más afluentes y de familias con mayor educación", explicó.

Los demócratas necesitan 24 escaños para recuperar el control de la Cámara de Representantes y en esta elección hay al menos 20 que están considerados como un virtual empate, de acuerdo a Sabato’s Crystal Ball, una publicación en internet dedicada a sondear la opinión pública. Dieciséis de ellos son republicanos y ocho son de congresistas que se retiran.

Muchos demócratas confían además en una tradición política en Washington, que el partido del presidente pierda entre 20 a 28 escaños en el Congreso en las elecciones legislativas siguientes a los comicios presidenciales.


Wisconsin realizó otras dos elecciones especiales. En el distrito 58 ganó el republicano Rick Gundrum con 57% de los votos, mientras en el distrito 66 ganó la demócrata Greta Neubauer con 57%, ambos reemplazan a políticos del mismo partido.

Francisco Pelayo, director de medios hispanos para el DNC destacó que los demócratas están trabajando fuerte en el mapa electoral más grande que han tenido en décadas. "Incluso en el distrito 58 de Wisconsin muy conservador, donde ganó Gundrum, la diferencia fue de 14 puntos. Trump ganó esa zona con más de 30 puntos. Estamos avanzando a todo nivel, sin desestimar ninguna elección", dijo a Univisión Noticias.

A pesar de los resultados el senado estatal de Wisconsin mantiene una considerable mayoría republicana de 63-35, por lo que los demócratas quieren destacar, más que la ganancia local, la tendencia que aseguran que se proyecta para las venideras elecciones parlamentarias.


RELACIONADOS:EleccionesElecciones 2018