null: nullpx

Trump llega al "infierno" de Bruselas donde defienden el comercio internacional y las políticas contra el cambio climático

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, recibió al mandatario estadounidense a quien planteó la necesidad de reforzar el vínculo "euroatlántico", ante las amenazas contra el mundo occidental. También sostendrá una reunión con la OTAN que este jueves acordó unirse a la lucha contra ISIS.
25 May 2017 – 6:03 AM EDT

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visita el jueves una ciudad que calificó de “infierno” para reunirse con los líderes de una alianza que amenazó con abandonar y dirigirse a un continente que sigue afectado por su elección y nervioso por su apoyo.

Los responsables de las instituciones de la Unión Europea recibieron este jueves al presidente estadounidense, Donald Trump, en Bruselas para una esperada reunión con un líder con quien mantienen diferencias en temas como comercio internacional o cambio climático.

Hacia las 10:10 am locales, el mandatario estadounidense, vestido con traje oscuro y corbata azul, llegó a la sede del Consejo Europeo a bordo de su limusina presidencial conocida como "The Beast" (La Bestia), donde fue recibido por su presidente, Donald Tusk.

"Buenos días", fueron las únicas palabras del dirigente estadounidense a los fotoperiodistas presentes antes de recorrer con Tusk la alfombra roja de la flamante sede del Consejo, flanqueada a ambos lados por las banderas de los países del bloque, junto a las de la UE y Estados Unidos.


El presidente del Consejo Europeo, que se reúne con Trump junto a su par del ejecutivo comunitario Jean-Claude Juncker, aseguró la víspera en un tuit que tratará de "convencer" al mandatario de que el vínculo "euroatlántico representa que el mundo libre coopera para impedir un orden mundial post-occidental".

Este primer encuentro, del que no se prevé rueda de prensa final, ha tenido un agenda abierta de temas, aunque podrían abordarse los acuerdos de libre comercio y la política climática.

En su primera visita a la UE, Trump tiene previsto encontrarse también con la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, y el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, antes de almorzar con su homólogo francés, Emmanuel Macron.


Los líderes europeos también tienen previsto reunirse con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, después de meses de tensión con Ankara desde la intentona golpista de julio. Erdogan advirtió la víspera que la UE debe tomar una decisión sobre la adhesión de su país.

Tras viajar a Arabia Saudita, Israel y el Vaticano, la primera gira internacional de Trump pasará durante la tarde por una cumbre de mandatarios de la OTAN, antes de viajar a la ciudad italiana de Taormina (sur) para una reunión de líderes del G7 viernes y sábado.

Las fotos de la familia Trump con el papa Francisco en el Vaticano

Loading
Cargando galería


Con la OTAN

Más tarde en el día, está previsto que Trump asista a su primera cumbre de la OTAN, una alianza forjada hace décadas que es una pieza clave de la seguridad en Occidente pero que se ha visto sacudida por el recelo del mandatario a cumplir sus compromisos. El dirigente amenazó con retirarse del pacto porque cree que otros países miembro no pagan una cuota justa. Por el momento también se ha negado a comprometerse con el Artículo 5, por el que cada nación socia se compromete a defender a las demás.

Pero las capitales europeas sacudidas por la indecisión de Trump podrían encontrar pronto cierta seguridad. El presidente estadounidense cambió recientemente de postura y alabó la necesidad de la OTAN, mientras el secretario de Estado, Rex Tillerson, dijo el miércoles que “por supuesto” Washington respalda el Artículo 5, aunque el republicano sigue queriendo que otros países cumplan su obligación de destinar el 2% de su Producto Interno Bruto en defensa.

"Creo que se puede esperar que el presidente sea muy duro con ellos, diciendo: 'Miren a Estados Unidos gastando el 4%. Estamos haciendo mucho'", declaró Tillerson a reporteros a bordo del Air Force One. El secretario de Estado dijo además que la OTAN daría “un paso muy importante” a entrar en la coalición internacional que lucha contra el grupo extremista Estado Islámico.

El secretario general de la alianza, Jens Stoltenberg, anunció el jueves que la OTAN entrará en la coalición aunque no participará en operaciones de combate.

Los líderes europeos están especialmente nerviosos por las reticencias de Trump sobre la OTAN ante las renovadas agresiones de Rusia, que en 2014 se anexionó la península de Crimea, antes controlada por Ucrania, y habría interferido en las elecciones presidenciales estadounidenses el año pasado, según funcionarios de inteligencia.

Durante su estancia en Bélgica, Trump inaugurará un monumento de recuerdo a los ataques del 11 de septiembre de 2001, la primera y única vez que la OTAN activó la cláusula de defensa colectiva, el Artículo 5. Además ofrecerá un discurso en la flamante nueva sede de la alianza, valorada en 1.200 millones de dólares.


Más contenido de tu interés