null: nullpx

Trump elude responder si hablaría sobre derechos humanos en su reunión con el polémico presidente de Filipinas

A preguntas de los periodistas el mandatario hizo caso omiso a la cuestión y se refirió al "buen tiempo" en Manila; la vocera de la Casa Blanca señaló que el tema se trató "brevemente", aunque el portavoz del presidente filipino lo rechazó. La controvertida campaña antidroga impulsada por Rodrigo Duterte ha causado más de 6,000 muertos en poco más de un año.
13 Nov 2017 – 5:41 AM EST

Uno de los encuentros más esperados durante la gira asiática del presidente Donald Trump era su reunión bilateral con el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, conocido por su lenguaje soez y su represiva lucha contra el narcotráfico. Este lunes ambos mandatarios se vieron en un encuentro del que ha trascendido poco, pero del que el presidente no quiso aclarar si iba a tratar sobre derechos humanos.

Los mandatarios se reunieron este lunes en la capital de Filipinas al margen de la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), donde dos días participan líderes de todo el mundo. Trump llegó un día antes a Filipinas, en la quinta y última escala de su gira por países asiáticos, para participar en la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), que integran Birmania (Myanmar), Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Antes de su reunión las miradas estaban puestas si Trump abordaría la controvertida campaña antidroga del mandatario filipino que en un año y cuatro meses ha dejado un balance de más de 6,000 muertos según cifras oficiales, de ellos 4,000 a manos de la policía, lo que le ha valido críticas internacionales.


Varias organizaciones habían exigido al líder estadounidense que recriminara a su homólogo filipino las violaciones de los derechos humanos y las ejecuciones extrajudiciales cometidas durante la cuestionada campaña antidroga.

El excéntrico presidente filipino aseguró el sábado que Trump "no se puede permitir" atribuirle esos "asesinatos extrajudiciales".

A preguntas de los periodistas, Trump esquivó el asunto haciendo alusión a lo que estaba disfrutando de su viaje a Manila. "Estoy disfrutando de estar aquí. El tiempo es siempre bueno. Hoy está muy bueno".

Trump, que elogió el pasado mayo la eficacia de la polémica operación contra el narcotráfico en una conversación telefónica con Duterte, dijo que ambos tienen una "gran relación".

Duterte respondió diciendo que el encuentro entre ambos mandatarios no era una declaración ante la prensa. "Ustedes chicos, ustedes son los espías", dijo a los periodistas provocando las risas de Trump.

¿Surgió el tema o no?

Posteriormente, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, señaló que ambos mandatarios debatieron sobre el terrorismo del grupo Estado Islámico (EI), que afecta al sur de Filipinas; las drogas ilegales y el comercio.

"El tema de los derechos humanos surgió brevemente en el contexto de la lucha contra las drogas ilegales de Filipinas", apuntó la portavoz, sin ofrecer detalles.

El portavoz del mandatario filipino, por su parte, Harry Roque matizó que "no se mencionaron los derechos humanos, no se mencionaron los asesinatos extralegales, fue más bien una conversación sobre la lucha contra las drogas en Filipinas".

El año pasado Duterte llamó "hijo de puta" al entonces presidente Barack Obama por criticar la guerra contra las drogas.

Trump ha evitado cualquier confrontación con Duterte, que además de insultar sin filtro, también ha alardeado de haber matado en su juventud a otro hombre.

La semana pasada organizaciones en defensa de los derechos humanos también pidieron a Trump que aprovechara su visita a China para llamar la atención en esta materia.

FOTOS: Con pancartas de "despidan a Trump" y represión policial, manifestantes reciben en Filipinas al presidente

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés