null: nullpx

Trump dice que pedirá una investigación sobre el supuesto fraude electoral del que no ha presentado pruebas

El presidente y la Casa Blanca han defendido, sin evidencias, que millones de personas votaron sin derecho en las elecciones y por eso Trump perdió en el voto popular.
25 Ene 2017 – 9:10 AM EST

El presidente Donald Trump dijo este miércoles que va a "pedir una gran investigación sobre el fraude electoral" que, según él, ocurrió en las pasadas elecciones presidenciales y que supuso que no ganara en el voto popular.

Trump, que ha repetido este argumento pero ha nunca ha presentado pruebas, lanzó dos mensajes desde su cuenta de Twitter en los que afirmaba que había votantes "registrados para votar en dos estados, aquellos que son ilegales e, incluso, aquellos que están registrados para votar que están muertos (y muchos desde hace mucho tiempo)".

El presidente afirmó que, dependiendo de los resultados, "vamos a fortalecer los procesos electorales". Donald Trump no especificó quién o qué agencia serían los encargado de comprobar el supuesto fraude.


La presunta existencia de un fraude electoral volvió a la escena política cuando desde la Casa Blanca se revalidó la teoría de que entre tres y cinco millones de votos ilegales se depositaron en las elecciones del pasado noviembre, lo que supuso que no ganara en el voto popular.

Este martes, el portavoz Sean Spicer defendió sin ningún tipo de dura los comentarios supuestamente realizados por Trump el pasado lunes, aunque al igual que el presidente no ha podido presentar ninguna prueba para justificar las afirmaciones.

Cuando la prensa insistió por la gravedad de la denuncia, Spicer afirmó que "tal vez" se lanzaría una investigación. Además justificó las palabras del presidente en "estudios e información que tiene".

"El presidente lo cree. Pienso que ya lo ha dicho con anterioridad y declaró su preocupación de fraude electoral y gente votando ilegalmente en la campaña electoral y sigue manteniendo esa creencia que basa en estudios y evidencias que gente le ha mostrado a él", añadió Spicer.



Estas declaraciones han levantado incluso un fuerte malestar dentro del Partido Republicano, donde destacados líderes no comparten esta denuncia.

El senador John McCain descalificó esta teoría y aseguró, en una entrevista en MSNBC, que no se produjo tal fraude.

Jon Husted, secretario de Estado de Ohio, replicó a esta polémica en su cuenta de Twitter afirmando que su oficina ya ha investigado un posible fraude y afirmó que, tras años de investigación, es "difícil engañar" en las elecciones. Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan, también se ha sumado a los críticos a Trump.

El portavoz de la Casa Blanca no ofreció el nombre de ninguno de esos estudios a los que hizo mención. Numerosas investigaciones no han encontrado ninguna prueba contundente de que el sistema electoral estadounidense pueda sufrir un fraude masivo.

En fotos: Cómo se ve en la actualidad el muro fronterizo

Loading
Cargando galería


The Truth About Voter Fraud, un reporte escrito por expertos de The Brannan Center for Justice concluyó que la cifra de irregularidades en Estados Unidos es mínima: entre el 0,00004% y el 0,0009%.

En el años 2014, un estudio de Justin Lewitt, profesor de leyes de la Universidad de Loyola, puso de manifiesto que desde el año 2000 –período en el que se han emitido más de 1,000 millones de votos en el país– sólo se habían podido verificar 31 incidentes de voto fraudulento en elecciones (ya fueran primarias, nacionales o municipales). Estos datos no tuvieron ningún efecto en los resultados.


En los últimos días, Trump ha afirmado que entre tres y cinco millones de votos se emitieron de manera ilegal en las elecciones presidenciales del mes de noviembre lo que permitió que su rival demócrata Hillary Clinton ganara ampliamente el voto popular aunque perdiera en el colegio electoral, que finalmente elige el presidente del país.

Los abogados de Trump han llegado a reconocer que no existe ninguna evidencia de que se haya producido algún fraude en las elecciones presidenciales. En un documento judicial, en el que se oponían a la investigación lanzada por Jill Stein, la candidata verde que solicitó el recuento de votos en varios estados, sostuvieron que "todas las evidencias que existen sugieren que en las elecciones generales de 2016 no hubo fraude o errores".

Trump alcanzó 304 votos electorales frente a los 232 de Clinton. En todo caso, la ex secretaria de Estado superó en cerca de tres millones de votos a Trump. Las denuncias sobre votos irregulares aparecieron ya en la campaña del republicano que, sin embargo, nunca ha mostrado ninguna prueba de ellos.



Más contenido de tu interés