null: nullpx

Trump dice que la reforma fiscal le costará una fortuna a él y a sus amigos ricos (aunque los datos lo contradicen)

Sus afirmaciones se contradicen con reportes independientes del Congreso que aseguran que el recorte de impuestos beneficiará a los más ricos del país y restará ingresos a los más humildes.
29 Nov 2017 – 04:18 PM EST
Comparte
Trump solo pidió a sus seguidores que le creyeran sin dar más pruebas de su afirmación. Crédito: Getty Images

"Me va a costar una fortuna, esta cosa, creánme. Esto no es bueno para mí". Así presentó el presidente Donald Trump este miércoles la propuesta de reforma fiscal en una evento en Missouri. Dijo que lo perjudicará debido a su fortuna millonaria, pero no aportó ninguna prueba. "Créanme", dijo.

"Tengo algunos amigos muy pudientes. No están muy contentos conmigo... pero está bien así", subrayó el presidente, asegurando con insistencia que los cambios en el sistema de impuestos estadounidense beneficiará a la clase media y baja, y perjudicarán a los más ricos.

Pese a su insistencia, las cifras lo contradicen. Un análisis publicado por MSNBC asegura que Trump y su familia podrían ahorrar hasta 1,000 millones de dólares si finalmente sale adelante un recorte de impuestos similar al aprobado ya en la Cámara de Representantes.

Pero no solo eso. La Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO), un organismo independiente y no partidista, aseguró hace unos días que la propuesta presentada en el Senado tendrá un efecto claramente positivo sobre los más ricos del país. Según el reporte, los que más se ahorrarán impuestos a medio plazo serán aquellos que tienen ingresos entre 100,000 y 500,000 dólares al año.

En cambio, el informe dice que los que ganan menos de 30,000 dólares al año estarán peor financieramente en 2019. En 2021, también los que tienen ingresos de menos de 40,000 y en 2017, los que ganan menos de 75,000.

Varios reportes apuntan que Trump, como magnate inmobiliario y empresarial, podría beneficiarse de la eliminación de un impuesto sobre los bienes raíces y de una deducción para compañías con un número limitado de propietarios como en las que Trump tiene acciones.

Trump presionó para que el Congreso logre esta misma semana la primera reforma de impuestos en el país en 31 años. Prometió este miércoles que sería "grande y bonita" a sus bases reunidas en St. Charles, Missouri, en un evento que replicaba sus eventos de campaña en los que prometía que Estados Unidos volverían a su esplendor.

Un día antes, el presidente viajó al Capitolio para cabildear con senadores y convencerlos de votar a favor. Tanto la Casa Blanca como el Partido Republicano necesita cumplir con su promesa de reforma fiscal, especialmente después de no haber conseguido la derogación de Obamacare y a menos de 12 meses de las elecciones legislativas en las que deben mostrar qué han logrado de su agenda conservadora.

Loading
Cargando galería
Comparte

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés