null: nullpx
Donald Trump

Trump defiende que Pompeo tenga un funcionario pagado con fondos públicos para gestionar sus asuntos personales

"Prefiero que esté al teléfono con algún líder mundial que lavando platos porque su esposa no está ahí o sus hijos", precisó el mandatario en declaraciones a la prensa al referirse al secretario del Departamento de Estado, envuelto en una polémica por el uso de dinero público para asuntos personales.
19 May 2020 – 12:48 AM EDT

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió este lunes al secretario de Estado, Mike Pompeo, quien está en el centro de una polémica por supuestamente disponer de un funcionario pagado con fondos públicos para gestionarle sus asuntos personales tanto a él como a su esposa, desde ir a la lavandería, telefonear a restaurantes para hacer reservas y hasta pasear a su perro.

"Mike es una persona brillante y me estás diciendo que tenía a alguien paseando a su perro, lavando platos, y ¿sabes qué? Prefiero que esté al teléfono con algún líder mundial que lavando platos porque su esposa no está ahí o sus hijos", dijo Trump en declaraciones a la prensa.

Asimismo, consideró que un hombre que tiene "la paz y la guerra" en sus manos y que está lidiando con "armas que el mundo nunca ha visto antes" no debería preocuparse de su mascota, porque, tal vez, está ocupado hablando por teléfono con el líder norcoreano, Kim Jong Un, o con el presidente chino, Xi Jinping.

"Quizás estaba ocupado y le dijo a alguien del servicio secreto: 'oiga, ¿le importa pasear a mi perro?", justificó.


Esta situación sobre uso indebido de fondos públicos para asuntos personales estaba siendo investigadas por Steve A. Linick, una figura independiente de las presiones de cualquier Administración y que se dedica a investigar malas conductas, que el viernes se vio obligado a dejar su puesto como inspector general del Departamento de Estado.

El pasado miércoles, en una entrevista con el diario The Washington Post, Pompeo afirmó que no sabía nada de la investigación de Linick y que no había sido despedido por ese motivo; pero enseguida Trump sembró dudas sobre esas afirmaciones y subrayó que "quizás" el titular de Exteriores pensaba que estaba siendo tratado "injustamente".

Además, el mandatario reveló que Pompeo le pidió personalmente que fulminara a Linick, lo que provoca preguntas sobre un posible conflicto de intereses. "Estuve feliz de hacerlo (de cesarle). Mike me pidió que lo hiciera y lo hice", soltó Trump.


Los demócratas del Congreso han abierto una investigación sobre el despido y, este lunes, revelaron que en secreto Linick estaba examinando si el año pasado Trump declaró una emergencia nacional por las tensiones con Irán con el único propósito de vender armas a Arabia Saudí.

Preguntado al respecto, el presidente afirmo que no sabe nada de ese asunto y se limitó a decir: "cuando alguien nos paga una fortuna por armamento, tenemos que conseguir ese trato".

De acuerdo con las leyes de Estados Unidos, el Congreso es el único que tiene poder para autorizar la venta de armamento, pero la declaración de emergencia permitió a Trump vender armas por valor de 8,000 millones de dólares a diferentes países, aunque la mayor parte acabaron en las manos de Riad.

Linick es el cuarto inspector general que Trump despide en las últimas semanas.


"Trump no está por encima de la ley": Los Ángeles se une a las protestas en apoyo al juicio político contra el presidente

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés