null: nullpx
Economía

Tras acuerdo bipartidista, EEUU, México y Canadá firman el nuevo tratado comercial

El acuerdo debe ser ahora ratificado por el Congreso de los tres países. El líder de la mayoría republicana del Senado estadounidense, Mitch McConnell, dijo que esa cámara no votará hasta el año que viene, después de que termine el juicio político al que probablemente será sometido Trump.
10 Dic 2019 – 10:09 AM EST

WASHINGTON DC.- Estados Unidos, México y Canadá firmaron este martes en Ciudad de México el acuerdo modificado del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (TMEC o USMCA, por sus siglas en inglés) que ahora debe ser ratificado por los congresos de los tres países.

En una ceremonia en el Palacio Presidencial de la capital mexicana en la que estuvo presente Andrés Manuel López Obrador, el acuerdo fue firmado por el responsable de Comercio Exterior de EEUU, Robert Lighthizer, el subsecretario mexicano para América del Norte, Jesús Seade y la viceprimera ministra canadiense, Chrystia Freeland.

Según el presidente López Obrador, el acuerdo significará "mayor inversión para Canadá, Estados Unidos y México", mejorará las condiciones laborales de los trabajadores de los tres países y generará oportunidades para enfrentar la inmigración.

"Al garantizar crecimiento económico, empleos y bienestar en nuestras regiones más marginadas, más pobres, estamos enfrentando el fenómeno migratorio de otra manera, no apostando únicamente al uso de la fuerza o a medidas coercitivas", aseguró el mandatario.


El acuerdo se firmó solo horas después de que la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, anunciara que se había llegado a un acuerdo bipartidista que permitió redactar un acuerdo "mucho mejor" que el anterior y del que inicialmente había propuesto la administración de Donald Trump.

Según Pelosi, la versión revisada del acuerdo tiene mejores estándares laborales y medioambientales. "Es una victoria para los trabajadores estadounidenses", afirmó.

Luz verde tras meses estancado

Tanto los demócratas como Lighthizer han hecho referencia a la dura negociación entre ambos partidos en Washington. El responsable de Comercio Exterior de EEUU llegó a describir el pacto como "un milagro".

"Es el primer acuerdo bipartidista en nuestro sistema", dijo Lighthizer al señalar que los sindicatos y las empresas también ratificaron el pacto, lo que, a su juicio, da fe "de lo bueno que es y lo que durará".

En los últimos meses, en medio de la investigación del juicio político al presidente Trump, la ratificación del tratado comercial se había quedado estancanda en la Cámara de Representantes de EEUU.

Sin embargo, el acuerdo bipartidista supone una victoria para el presidente ya que la sustitución del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés) era una promesa de campaña del presidente Trump.

Aunque se esperaba que el Congreso estadounidense iba a ratificar el acuerdo antes del receso de fin de año, el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, dijo que no será así.

"No estaríamos tratando UMSCA en el Senado entre ahora y el fin de la semana próxima", dijo McConnell a periodistas y afirmó que probablemente eso no pase hasta que termine el juicio político al que seguramente será sometido el presidente.

El principal sindicato de trabajadores da su apoyo al acuerdo

El propio Trump se refirió más temprano en su cuenta de Twitter al buen rumbo por el que iban las negociaciones.


"El acuerdo comercial de América UMSCA luce muy bien. Será el mejor y más importante trato comercial firmado por EEUU. Bueno para todos: agricultores, productores, energía, sindicatos... un gran apoyo. ¡Importante que por fin terminamos con el peor acuerdo comercial, NAFTA!", escribió.


Poco antes de la intervención de Pelosi, Richard Trumka, el presidente de AFL-CIO, la mayor federación sindical de EEUU, anunció también su apoyo al acuerdo.

"Pedimos un trato comercial que beneficie a los trabajadores y trabajamos cada día para negociarlo y ahora nos hemos asegurado un acuerdo que los trabajadores puedan apoyar con orgullo", escribió en su cuenta de Twitter.

Trumka agradeció a Pelosi y a sus aliados por apoyarlos en su demanda de "un acuerdo que realmente se pudiera implementar", así como al responsable de Comercio Exterior del gobierno de Trump, Robert Lighthizer, por su honestidad "mientras trabajaban en la búsqueda de una solución".

Según el líder sindical, la nueva versión de UMSCA tiene "enormes mejoras" respecto a NAFTA y la propuesta inicial de este acuerdo surgida en 2017: "Por primera vez habrá estándares laborales realistas, incluido un proceso que permite inspecciones en fábricas e instalaciones que no cumplan con sus obligaciones", aseguró Trumka.

El nuevo pacto requiere, entre otras cosas, que el 75% de los componentes de automóvil se fabriquen en Estados Unidos, Canadá y México para evitar aranceles, y que el 40% de las piezas sean hechas por trabajadores que ganen al menos 16 dólares la hora para 2023, según informa la agencia Efe.

En fotos: algunos de los productos afectados por los nuevos aranceles de EEUU y México

Loading
Cargando galería
Publicidad