null: nullpx
Economía

Con el Congreso centrado en el 'impeachment' de Trump, ¿qué pasa con la ratificación del acuerdo comercial con México y Canadá?

La ratificación del acuerdo comercial es uno de los grandes temas pendientes en el Congreso y potencialmente la primera víctima desde que se abrió el camino al juicio político en contra del presidente.
13 Oct 2019 – 10:35 AM EDT

Puede ser un problema pero no un obstáculo. Así definió el subsecretario de relaciones exteriores de México Jesús Seade la investigación para el juicio político de Donald Trump a la hora de hablar sobre la ratificación del nuevo tratado de libre comercio con México y Canadá (USMCA).

“Si acaso puede tener un efecto contrario, si bien es un proceso complejo que se está poniendo ante la atención del electorado no es momento de generar incertidumbre adicional echando abajo el tratado. Yo siento que hasta puede ayudar un poco”, dijo Seade al corresponsal de Univision Noticias en Washington DC Pablo Gato.

“Su único aspecto en el que si estorba un poco es que toma tiempo, mucho tiempo. El ‘impeachment’ va a atraer mucha atención. Pero algo tan importante como el USMCA no se va a quedar sin tiempo. Yo creo que van a saber encontrar la forma de manejarlo”.

Las declaraciones de Seade, ofrecidas al final de una visita la semana pasada a Washington DC, pueden resultar sorprendentes a más de uno, por lo crudas y quizá hasta poco diplomático que resulta poner un esquema de comercio bilateral por encima de la permanencia en el cargo del presidente de su principal socio.

Sus palabras se unen a un coro de funcionarios mexicanos, empresarios, legisladores y cabilderos, que están intentando darle un nuevo impulso a la ratificación del acuerdo en el Congreso antes de que termine este año.

Myron Brilliant, director de asuntos internacionales de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, ha dejado claro que la expectativa de la comunidad empresarial es lograr avances antes del día de Acción de Gracias, a fines de noviembre.

El argumento detrás de la esperanza es que republicanos y demócratas tienen poco tiempo para demostrar a sus constituyentes que Washington es más que el juicio político en contra del presidente.

Este martes una delegación de legisladores encabezada por el presidente del Comité de Medios y Arbitrios Richard Neal (D-Massachusetts) se reunió con el presidente mexicano Andrés López Obrador para discutir exigencias en el acuerdo.

“Nuestra reunión con el presidente López Obrador arrojó más luz sobre el deseo y las intenciones del gobierno mexicano de llevar a cabo su reforma a la justicia laboral, pero Estados Unidos necesita que esas garantías se pongan en práctica", dijo Neal a los reporteros al terminar el encuentro.

Analistas como Christopher Wilson, subdirector del Instituto México de Woodrow Wilson Center aseguran que las posibilidades son bajas. “La ventana de oportunidad se está cerrando muy rápidamente. Todavía deben llegar a un acuerdo entre los demócratas y la Casa Blanca y después de eso, necesitan negociarlo con Canadá y México. Eso no es algo que se pueda hacer en una semana o dos”, explicó a Univisión Noticias.

Una cuestión de imagen

Las esperanzas sobre la ratificación de USMCA se elevaron la semana pasada cuando la líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes Nancy Pelosi aseguró que el juicio político y las negociaciones para ratificar el tratado no tienen nada que ver una con la otra.

“El presidente ha dicho que quiere que este acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá avance, y estamos esperando el lenguaje sobre cumplimiento. ¿Significa que no puede hacer eso? Eso realmente depende de él”, dijo Pelosi en su conferencia de prensa semanal.

Hasta ahora la mayoría demócrata es uno de los principales obstáculos para avanzar con USMCA, por los cambios que han exigido en normas laborales, ambientales y restricciones a la industria farmacéutica.

Aún existen diversos temas pendientes, como por ejemplo, cómo resolverán las protecciones a compañías farmacéuticas asociadas a nuevos productos, lo que puede obstaculizar la agenda doméstica estadounidense para bajar los costos de medicamentos.

El acuerdo tampoco ha contemplado hasta ahora inspecciones para cumplimiento de normas medioambientales y laborales por parte de México, algo que los demócratas consideran necesario.

Legisladores republicanos han enviado varias señales de querer distanciarse del tema “juicio político a Trump” y lograr avances concretos en otras áreas, partiendo por USMCA.


En una columna de opinión publicada este martes en USA Today el senador republicano Chuck Grassley y el congresista de Texas Kevin Brady aseguraron que una de las prioridades más urgentes de este Congreso es modernizar el acuerdo comercial.

“Con la política de año de elecciones encima de nosotros el tiempo no está de nuestra parte, pero aún existe una ventana de oportunidad”, escribieron.

“Nos alentó escuchar al Presidente Pelosi y otros demócratas de la Cámara de Representantes decir recientemente que el juicio político no obstaculizará la acción legislativa. Esperamos que sea cierto, pero sus acciones hablarán más que las palabras. El presidente Trump y los líderes de Canadá y México firmaron USMCA hace casi un año, pero todavía estamos esperando a los demócratas de la Cámara”, agregaron.

Brady y Grassley fueron más allá y aseguraron que de no aprobarse el acuerdo se confirmará la suposición de que el único objetivo real de los demócratas es anular a Trump, en lugar de lograr avances legislativos.

El líder republicano Kevin McCarthy hizo eco a estas palabras en una reciente entrevista con la cadena Fox, en lo que parece una estrategia comunicacional de los líderes republicanos. “Los demócratas tienen la mayoría. México ya ratificó, Canadá está esperando por nosotros. Tenemos una reunión con China luego. El mes pasado México se convirtió en el país número uno en comercio bilateral con Estados Unidos, Canadá es número dos. Seremos más fuertes en nuestras negociaciones con China con el tratado ratificado, pero están más concentrados en derribar al presidente que fortalecer al país. Nos están debilitando”, explicó McCarthy.

Cabildeo fuerte

Según un análisis realizado por Center for Responsive Politics dos grupos reúnen a una amplia variedad de corporaciones y asociaciones bajo la denominación “Pass USMCA Coalition” y “USMCA Coalition”. Además del centro, menciona una tercera organización Trade Works America como uno de los actores más importantes cuando se habla de inversión en publicidad para impulsar la ratificación.

Pass USMCA Coalition cuenta con 28 grupos diferentes donde se encuentran corporaciones como Domino’s Pizza, National Chicken Council, Pharmaceutical Research and Manufacturers of AMerica, entre otros. USMCA Coalition agrupa a más de 200 compañías incluyendo AT&T, American Petroleum Institute y National Restaurant Association.

Pero para cabilderos como Estuardo Rodríguez de la firma Raben Group “es muy difícil que USMCA se ratifique este año viendo todo lo que está tratando de abarcar Pelosi.
No nos olvidemos que en la agenda del Congreso también está la aprobación de un presupuesto nuevo y creo que el nuevo tratado puede postergarse en pos de este debate”, comentó a Univisión Noticias.


Trump por su parte está listo para atribuir culpas si el tratado fracasa. "Nancy Pelosi acaba de decir que está interesada en bajar los precios de los medicamentos recetados y trabajar en el USMCA que tanto se necesita", escribió en su cuenta de twitter. “Es sólo camuflaje para tratar de ganar una elección a través de un juicio político. ¡Los demócratas que no hacen nada están atrapados en el barro!”, agregó.

Ciertamente una batalla de mensajes y culpas entre el presidente y los líderes demócratas. Una que los votantes podrán evaluar en noviembre 2020.

En fotos: algunos de los productos afectados por los nuevos aranceles de EEUU y México

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:EconomíaCongreso de EE.UUMéxico

Más contenido de tu interés