null: nullpx
Texas

Texas aprueba cambios en mapas electorales que perjudican representación de latinos y negros

Los hispanos son la mitad de los 4 millones de nuevos residentes de Texas en la última década y su voto es el que más crece en el estado junto con el voto afroestadounidense. Los republicanos de Texas dieron luz verde a una medida para reducir esta influencia.
19 Oct 2021 – 06:55 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Los legisladores republicanos de Texas aprobaron el rediseño de los mapas electorales de la Cámara de Representantes para favorecer a los congresistas titulares y perjudicar así la representación política de latinos y negros, cuyo voto es el que más crece en el estado.

Los mapas se aprobaron este lunes a última hora tras las protestas de los demócratas que denunciaron un proceso apresurado de redistribución de los distritos, que se concentró en una sesión de 30 días, y que dio poco tiempo a las aportaciones del público. Legisladores conservadores justifican los tiempos recortados debido a la pandemia de covid-19.

También denunciaron la reducción de los distritos de oportunidades para las minorías. Texas tendrá ahora siete distritos de la Cámara de Representantes en los que los residentes latinos son mayoría, frente a ocho actuales, a pesar de los cambios demográficos del estado.

"Lo que estamos haciendo al aprobar este mapa del Congreso es un flaco favor al pueblo de Texas", dijo el representante estatal demócrata Rafael Anchia a la cámara justo antes de la votación final.

Se espera que el gobernador republicano Greg Abbott apruebe los cambios. De ser así, la nueva distribución se empezaría a utilizar en las elecciones primarias de 2022.

Mapas electorales de Texas tampoco favorecen a votantes negros

Los republicanos arguyen que su redestribución se hizo apegada a la ley. Ahora, más votantes de tendencia potencialmente republicana se han incluido en los distritos suburbanos donde los demócratas han crecido en los últimos años.

Durante décadas, Texas ha sido denunciado en los tribunales con relación a los mapas de votación. En 2017, un juzgado federal encontró que un mapa trazado por los republicanos fue dibujado para discriminar intencionalmente a los votantes minoritarios. Pero dos años después, ese mismo tribunal dijo que no había razones suficientes para dar el paso extraordinario de volver a poner a Texas bajo supervisión federal.

los republicanos aducen que según los resultados del censo de 2020, "la población ideal para cada uno de los 150 distritos de la cámara de Texas se fijó en 194,303, lo que significa que cada distrito debe estar dentro de los 5 puntos porcentuales de esa cantidad".

Los mapas que modifican la distribución de los casi 30 millones de habitantes de Texas en distritos políticos -y la elección de sus representantes- cierran un año muy cargado en el estado sobre el derecho al voto.


Los legisladores demócratas abandonaron en dos ocasiones un proyecto de ley electoral que endurecía las ya estrictas normas de votación del estado, lo que calificaron de intento descarado de privar de derechos a las minorías y a otros votantes de tendencia demócrata.

El plan no crea ningún distrito adicional en el que los votantes negros o hispanos representen más del 50% de la población votante, a pesar de que las personas de color representaron más de 9 de cada 10 nuevos residentes en Texas durante la última década.

Piden la nulidad de los nuevos mapas electorales de Texas

Ante de que los legisladores republicanos aprobaran la normea este lunes, el Fondo Educativo y de Defensa Legal México-Estadounidense (MALDEF) presentó una demanda contra el estado de Texas por adoptar nuevos mapas de redistribución electoral que "diluyen" la fuerza de los votantes latinos.

"Texas está utilizando todos los medios a su disposición para impedir el inevitable cambio en el electorado de Texas", dijo Nina Perales, abogada de la organización.

En la demanda, presentada en un tribunal para el Distrito Oeste de Texas , se alega que los cartógrafos republicanos diluyeron la fuerza política de los votantes de las minorías al no trazar ningún nuevo distrito en el que los residentes latinos fueran mayoría, a pesar de que los hispanos representaron la mitad de los 4 millones de nuevos residentes de Texas en la última década.

La organización pide a la corte federal que descarte los nuevos mapas electorales bajo el argumento de que son inconstitucionales y violan la sección 2 de la Ley de Derechos Electorales de 1965.

"Texas tiene un historial excepcionalmente deplorable en su constante desprecio por el crecimiento de la población latina durante medio siglo de redistribución de distritos", dijo en un comunicado Thomas A. Saenz, presidente y consejero general de MALDEF.


La querella también alega que el plan de redistribución de distritos electorales del Estado manipula a la población del distrito para debilitar la fuerza del voto latino.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, y el subsecretario de Estado, José A. Esparza, fueron nombrados en la demanda.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés