null: nullpx
Inmigración

Senadores aprueban $4,600 millones para atender la crisis en la frontera pero es un proyecto diferente al votado por los representantes

La decisión se dio en una votación casi unánime de 84 votos a favor frente a apenas 8 en contra. Al ser una versión distinta a la que fue aprobada el martes en la Cámara de Representantes, se esperan duras negociaciones para llegar a una legislación final.
26 Jun 2019 – 4:00 PM EDT

El Senado aprobó este miércoles con una inusual mayoría bipartidista un paquete de emergencia por 4,600 millones de dólares destinados a atender los gastos generados por la crisis humanitaria en la frontera con México, pero se trata de una versión distinta a la que aprobó la víspera la Cámara Baja el martes por la noche.

Los legisladores decidieron abrumadoramente a favor de dar los fondos, con una votación de 84 senadores a favor versus ocho en contra. Al ser una versión distinta a la que se aprobó en la Cámara de Representantes, el futuro de una legislación final se ve cuesta arriba. Todo dependerá de cómo transcurran las negociaciones.

La aprobación de estos fondos ocurre en medio de negociaciones de último minuto entre los congresistas que han manifestado su indignación por los reportes que muestran las terribles condiciones en las que se encuentran los niños en custodia de la Patrulla Fronteriza. Se dan un día después de que se conociera la foto de un padre salvadoreño que murió ahogado al intentar salvar a su hija de la fuerte corriente del Río Grande.


La vocera de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, manifestó su oposición al proyecto aprobado por el Senado incluso antes de que ocurriera la votación, lo que posiblemente pueda dilatar la aprobación de estos fondos a días de que el Congreso vaya a un receso por las festividades del 4 de julio. Pelosi inclusive llamó al presidente Donald Trump en un intento por reconciliar la diferencia de opiniones sobre las medidas que deben ser implementadas en la frontera.

"Ellos aprobaron su ley, respetamos eso", dijo Pelosi sobre la votación en la Cámara Alta. "Nosotros aprobamos la nuestra y esperamos que se pueda respetar eso. Hay algunas mejoras que creo que se pueden alcanzar".

Para el líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, la forma en que los representantes dieron el visto bueno al proyecto que votaron el martes por la noche fue un teatro. "El senado tiene una mejor vía con mayor apoyo bipartidista", dijo.

En el proyecto aprobado el martes, el liderazgo demócrata modificó la propuesta original para obligar a las autoridades migratorias a establecer estándares de salud para adultos y menores, entre ellos en materia de nutrición e higiene. Además, para que se diera acceso a servicios de traducción, entre otras medidas. Excluye además de sus asignaciones al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE). Prominentes legisladores del sector progresista se opusieron bajo el argumento de que enviar más dinero a las agencias que han ejecutado duras medidas de inmigración solo potenciará la agenda política de Trump.

El miércoles por la mañana, Trump manifestó su desacuerdo con el proyecto aprobado por los representantes. En una entrevista con Fox Business Network dijo: "No quedo contento con eso porque no hay dinero para protección".

Por su parte, el proyecto del Senado dispone cerca de $1,300 millones para mejorar las condiciones en las instalaciones en la frontera y $2,900 millones para la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, la encargada del cuidado de niños migrantes y que corre el riesgo de quedarse sin fondos en días. Además establece que las visitas de los senadores a las instalaciones que albergan a niños no acompañados deben hacerse con dos días de anticipación, mientras que el proyecto de la Cámara Baja no impone estos plazos.

La discusión para aprobar más fondos para la frontera es una respuesta a los llamados de distintos voceros de agencias federales como la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) o ICE que aseguran que en el borde se vive una "crisis humanitaria sin precedentes". El secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Kevin McAleenan, por ejemplo, advirtió ante un panel de la Cámara de Representantes a finales de abril que la agencia se quedaba sin fondos debido a los gastos generados por el volumen de migrantes que habían llegado a la frontera en busca de asilo en los últimos meses.

Y justo este martes se conoció que John Sanders, jefe interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), dejará el cargo el mes próximo en medio de numerosas denuncias por las condiciones infrahumanas que vivían los menores recluídos en un centro de procesamiento.

Un reporte de la agencia AP dejó en evidencia las malas condiciones en las que vivían los menores no acompañados en un centro de CBP en Clint, Texas, donde llevaban semanas sin acceso a jabón, ropa limpia o suficiente comida y se encontraron a adolescentes cuidando de bebés.

En fotos: Un recorrido por la frontera de Arizona donde se ha incrementado en un 120% el arresto de padres con niños

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés