null: nullpx
Patrulla Fronteriza

Reubican a 300 menores tras denuncias de las condiciones en un centro de la Patrulla Fronteriza donde niñas cuidaban a bebés

La semana pasada, un informe de la agencia AP reveló las malas condiciones en las que vivían cientos de niños en un centro de procesamiento de la agencia federal en El Paso, Texas. Según las denuncias de unos abogados que tuvieron acceso al lugar, había niños durmiendo en sillas y adolescentes a cargo de bebés.
24 Jun 2019 – 6:50 PM EDT

El gobierno de Estados Unidos comenzó a sacar a la mayoría de los menores no acompañados que se encontraban en un centro de procesamiento de la Patrulla Fronteriza (CBP) en Texas, luego de reportes de algunos abogados a la agencia AP sobre las malas condiciones de salubridad en el lugar y de adolescentes cuidando a bebés.

De los más de 300 menores que estaban recluidos en esa instalación, solo 30 quedaban este lunes, según informó en su cuenta de Twitter la representante Verónica Escobar, luego de que su oficina fuera actualizada por CBP sobre la situaci´on.

La semana pasada, un equipo de abogados visitó y entrevistó a 60 niños en este centro de CBP en Clint, un pueblo de El Paso, en Texas. Tres niñas, por ejemplo, contaron que intentaron cuidar a un niño de dos años que tenía los pantalones mojados pues andaba sin pañal.

" Un agente de la Patrulla Fronteriza entró a nuestra habitación con un niño de dos años y nos preguntó: '¿Quién quiere cuidar a este pequeño?'. Otra niña dijo que se haría cargo de él, pero perdió el interés luego de algunas horas y yo lo estoy cuidando desde ayer", contó una joven a uno de los abogados que participó de la inspección acordada con las autoridades de la Patrulla Fronteriza.

También vieron a un niño de 4 años que no había tomado un baño en días, que estaba hambriento y lloraba sin parar. Algunos más tenían tres semanas encerrados en el lugar, junto a unos 15 niños enfermos con gripe.


El profesor de leyes Warren Binford dijo a AP que durante las entrevistas a los niños en una sala de conferencias había algunos menores tan cansados que se habían quedado dormidos en sillas o sobre la mesa del lugar.

Los niños explicaban que habían comido avena, una galleta y una bebida endulcorada en la mañana; que habían almorzado noodles y cenado un burrito y una galleta. No mencionaron ni frutas ni vegetales como parte de la dieta que consumían. Explicaron que podían pasar semanas sin bañarse o cambiarse la ropa.

CBP no respondió a las preguntas enviadas por la agencia AP para conocer detalles sobre las condiciones de este centro en Clint. En un comunicado, explicaron que las instalaciones para detenciones cortas "no están diseñadas para mantener recluída a poblaciones vulnerables y urgentemente necesitamos ayuda humanitaria adicional para manejar esta crisis".

"Sin colchones ni cobijas"

La congresista Escobar aseguró que, aunque no está claro a dónde fueron reubicados todos los menores, sabe que algunos fueron llevados a otro centro en el lado norte de El Paso y que es conocido como Estación 1 de la Patrulla Fronteriza. Explicó que es un lugar de reclusión temporal en el que hay colchonetas, baños, servicios médicos y aire acondicionado.

Pero Clara Long, una abogada de la organización Human Rights Watch que entrevistó a varios niños en ese centro, dijo a AP que las condiciones no necesariamente son mejores que en Clint. "Un niño con el que hablé me dijo que su familia no tuvo colchones o cobijas las primeras dos noches y que tanto él como su madre tuvieron fiebre".

En los últimos meses, las autoridades migratorias han insistido en que existe una crisis humanitaria sin precedentes en la frontera sur de Estados Unidos. En mayo, CBP arrestó a 132,887 inmigrantes, en su mayoría centroamericanos, que llegaron para pedir asilo. El número supera en 32% las detenciones que se habían registrado en abril. Los voceros del gobierno han asegurado que los recursos son escasos para atender esta oleada de personas que llegan por la frontera sur y que bajo esas condiciones no pueden garantizar la seguridad de los detenidos.

Al menos cinco menores han muerto desde diciembre, la mayoría por enfermedades virales que se complicaron mientras estaban en custodia de las autoridades.

Y las denuncias sobre las malas condiciones de los centros de detención no han cesado. El propio inspector general del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) publicó recientemente dos reportes en los que demuestran que en sus revisiones a centros de procesamiento de CBP hallaron una "peligrosa sobrepoblación" de inmigrantes recluidos en condiciones insalubres. El lugar tiene una capacidad máxima instalada para recibir 125 personas al mismo tiempo, pero encontraron más de 700; y el acceso a las duchas o a ropa limpia era restringido.

Y en cuatro espacios del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) hallaron problemas de salubridad a todo nivel: comida expirada o podrida; baños con moho en las paredes, techos, en los sistemas de ventilación y en las duchas; a detenidos a quienes no se les daba ropa de su talla ni se les reponía el kit de higiene con jabón, desodorante y cepillo y pasta de dientes.

"Una jaula tenía 20 niños adentro": así es el centro de procesamiento de la Patrulla Fronteriza en Texas (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés