null: nullpx

Roger Stone, exasesor de Trump, se declara inocente de delitos relacionados con el 'Rusiagate'

Durante una audiencia en el Distrito de Columbia, Stone negó los cargos de obstrucción a la justicia, manipulación de testigos y declaraciones por los que fue detenido la semana pasada en Florida. Deberá volver a presentarse ante el juez este viernes.
29 Ene 2019 – 2:08 PM EST

Roger Stone, el exasesor de Donald Trump que el FBI arrestó la semana pasada, se declaró este martes inocente de los cargos de obstrucción a la justicia, manipulación de testigos y declaraciones falsas en el marco del 'Rusiagate', la investigación sobre la supuesta colusión entre la campaña del presidente y Moscú.

Stone se presentó en la mañana en una corte del Distrito de Columbia, después de que el viernes tras su detención en su casa de Fort Lauderdale, Florida, un juez lo liberó con una fianza de 250,000 dólares.

La jueza encargada del caso dictaminó que Stone debe comparecer nuevamente el próximo viernes a la 1:30 pm ET.

Los cargos del exasesor de Trump, de 66 años, se derivan de la investigación que lidera desde mayo de 2017 el fiscal especial Robert Mueller, quien de manera independiente al gobierno está tratando de ver cuáles fueron los lazos entre miembros de la campaña de Trump y Rusia, país al que las agencias de inteligencia de EEUU acusan de injerencia.

En el escrito de acusación, hecho público el viernes, Mueller acusa a Stone de haber mentido a los legisladores del comité de inteligencia de la Cámara de Representantes y de haber presionado a otros testigos para que mintieran a esa comisión, que lleva a cabo su propias pesquisas sobre la trama rusa. Él, sin embargo, lo niega.

Además, a su salida de la corte, Stone afirmó: "Bajo ninguna circunstancia seré un falso testigo contra el presidente y no mentiré para quitarme presión de encima. Buscaré mi reivindicación completa (...) No voy a testificar contra el presidente".

La oficina de Mueller ha estado investigando a Stone por meses tratando de averiguar si jugó algún papel en la supuesta coordinación entre la campaña de Trump y Moscú. El ahora detenido celebró durante la campaña electoral la publicación de correos del Comité Nacional Demócrata filtrados por el portal WikiLeaks. Antes de las elecciones presidenciales, reconoció que estuvo en contacto con Julian Assange, cabeza de dicho portal, al que directamente llamó "mi héroe".

Los rostros del ‘Rusiagate’, la investigación que incomodó al presidente Trump (fotos)

Loading
Cargando galería

Varios reportes anteriores sugieren que Stone sabía de antemano que WikiLeaks iba a filtrar los correos hackeados para dañar la campaña de Hillary Clinton. Mueller tiene los emails intercambiados entre Stone y un socio suyo, Jerome Corsi, en los que hablan de WikiLeaks y de la filtración, antes de que esta ocurriera. Y si lo sabía de antemano, presumiblemente estaba en contacto con alguien que le dio esa información. Stone ha negado en múltiples ocasiones que estuviera en contacto con Moscú.

Stone también ha reconocido que intercambió mensajes con una cuenta de Twitter llamada Guccifer 2.0, que las agencias de inteligencia de Estados Unidos afirman estaba dirigida por militares rusos que trabajaron para hackear los correos demócratas.

"Un alto miembro de la campaña"

La pregunta que ahora surge es quién del entorno de Trump le pidió a Stone intermediar para la publicación de los correos. El documento de la acusación de Mueller establece que "miembros de la campaña de Trump contactaron a Stone para preguntar sobre futuras filtraciones de la Organización 1 (WikiLeaks)".

Además, subraya que "luego del 22 de julio de 2016, cuando se produjo la filtración de los correos del Comité Nacional Demócrata por Organización 1 (WikiLeaks), a un alto miembro de la campaña de Trump se le ordenó contactar a Stone sobre otras filtraciones y otras informaciones que la Organización 1 tenía sobre la campaña de Clinton". Los documentos afirman que Stone respondió con información sobre "posibles futuras filtraciones de material (de WikiLeaks) que podía hacer daño (a los demócratas)".

En el documento, el fiscal Mueller no acusa ni de conspiración o colusión a Stone, quien trabajó brevemente como asesor de Trump durante su campaña presidencial, aunque después siguió ofreciendo sus servicios de manera informal.

Con esta nueva acusación, la investigación de Mueller ha presentado cargos contra 34 personas y seis asesores o miembros de la campaña de Trump que se han declarado culpables de varios cargos, entre ellos Paul Manafort, su ex jefe de campaña; Rick Gates, asistente del presidente, Michael Flynn, exasesor de seguridad nacional, su exagobado Michael Cohen o George Papadopoulos, ex asesor de campaña. Además, 12 ciudadanos de nacionalidad rusa que están acusados de ataques informáticos.

Más contenido de tu interés