null: nullpx

¿Qué podemos esperar del testimonio de Comey este jueves en el Senado?

El exdirector del FBI hablará en público este jueves a las 10:00 am en su primera declaración desde que hace casi un mes fuera despedido por el presidente. Te contamos todo lo que tienes que saber sobre el esperado acontecimiento. ¿Conoceremos datos trascendentales que podrían hacer tambalear la presidencia o tendrá el evento más dramatismo que sustancia?
7 Jun 2017 – 5:37 AM EDT

Jueves, 8 de junio a las 10:00 am. La cuenta atrás está en marcha para que el exdirector del FBI, James Comey, hable por primera vez en público desde que fue destituido el mes pasado por el presidente Donald Trump.

La mayoría de las grandes cadenas de televisión nacionales transmitirán en directo el testimonio de Comey ante el Comité de Inteligencia del Senado, que podrá ser seguido en el Facebook de Univision Noticias. La esperada comparecencia de Comey ha sido comparada con los escasos momentos históricos en que el país se ha detenido para presenciar testimonios en el Congreso, como durante el escándalo Watergate.

Comey dará testimonio público el jueves por la mañana, seguido de una sesión a puerta cerrada con los senadores alrededor de la 1:00 pm para discutir asuntos clasificados.


Pero, ¿qué podemos esperar del testimonio de Comey?, ¿conoceremos datos trascendentales que puedan hacer tambalear la presidencia?, ¿o tendrá el evento más drama que sustancia, como le convendría a Trump?

Se han sabido tantas cosas desde el despido que merece la pena en primer lugar hacer un repaso de lo que sabemos sobre sus interacciones con Trump.

El cronograma

22 de enero. En su tercer día como presidente, Trump invita a Comey a la Casa Blanca a una recepción para líderes de las fuerzas de seguridad. Comey parece querer evitar aparecer junto a Trump delante de los medios de comunicación, pero el presidente lo ve al fondo de la sala y llama afectuosamente su atención, incluso lanzándole aparentemente un beso. Trump parece querer abrazarle y Comey le da la mano.

27 de enero. Trump y Comey cenan en la Casa Blanca. El presidente le pide lealtad pero Comey le responde que solo le puede prometer honestidad, según han relatado fuentes cercanas a Comey. La Casa Blanca ha negado que Trump le hiciera esa petición.

13 de febrero. En respuesta a una fuerte presión, Trump despide a su director de Seguridad Nacional, el muy leal Michael Flynn, después de que se conociera por una filtración que durante las vacaciones navideñas le prometió al embajador ruso en una llamada de teléfono considerar la retirada de sanciones a Moscú. La Casa Blanca argumenta que la salida de Flynn se debe a que no reveló esa conversación.

14 de febrero. Trump se encuentra con Comey en la Casa Blanca y le pide que abandone la investigación sobre Flynn, objeto de las pesquisas del FBI sobre los nexos entre el círculo de Trump y Rusia.

9 de mayo. Trump despide a Comey. En primer lugar, los funcionarios de la Casa Blanca explicaron que Trump había actuado por recomendación del vicefiscal general Rod Rosenstein, quien escribió un memorando crítico con el manejo que Comey hizo de la investigación de los emails de Hillary Clinton. Luego, añadieron que los empleados del FBI había perdido la fe en Comey.

10 de mayo. Trump se reúne en el Despacho Oval con el canciller ruso, Sergey Lavrov, y el embajador de Rusia en EEUU, Sergey Kislyak. El presidente les revela información clasificada obtenida por Israel, país que le había prohibido compartirla.

11 de mayo. Trump dice en entrevista con Lester Holt de NBC que despidió a Comey porque estaba frustrado con "esa cosa de Rusia". El presidente dijo que tenía pensado despedirle antes de que Rosenstein escribiera su memorando y llama a Comey "fanfarrón" y "presumido".

16 de mayo. El diario New York Times revela que en su reunión del 14 de febrero Trump le pidió a Comey que "dejara ir" a Flynn.

17 de mayo. En medio de una enorme presión, el Departamento de Justicia nombra al exdirector del FBI Robert Mueller como asesor especial para supervisar la investigación del FBI sobre la intervención rusa en la elección presidencial y la posible conexión con los asociados a Trump.

La previa

La de Comey no será la única comparecencia importante esta semana en el Senado. El día antes, varios altos oficiales del gobierno Trump testificarán ante el mismo comité, entre ellos el vicefiscal general, Rod Rosenstein, el director interino del FBI, Andrew McCabe, el director de Inteligencia Nacional, Dan Coats, y el director de la NSA, el almirante Michael Rogers.

La audiencia del miércoles se refiere a la renovación de una parte de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA en inglés), que permite a las agencias recopilar actividades en línea e Internet sobre objetivos extranjeros. Trump y sus defensores piden la reforma de FISA para evitar filtraciones y han dicho que ese es el verdadero escándalo y no la posible colusión con Rusia.


Preguntas para Comey

El comité de Inteligencia del Senado es el comité permanente del Congreso que está liderando la investigación sobre Rusia, en paralelo a los esfuerzos del FBI. Lo componen 15 senadores, ocho republicanos y siete demócratas.


Los congresistas querrán hacerle preguntas a Comey relativas a su despido y a la investigación sobre Rusia.

No se espera que Comey acuse a Trump de obstruir la Justicia, según un reporte de este martes de ABC News.

Al presidente le preguntaron este martes si tenía algo que decirle a Comey antes de la audiencia. Su respuesta: "Le deseo suerte".

Los analistas que han seguido de cerca los acontecimientos creen que los congresistas centrarán su interrogatorio en el despido y las circunstancias que lo rodearon ya que es improbable que Comey haga revelaciones sobre el 'Rusiagate', al ser una investigación en curso.

Éstas son algunas de las preguntas que podremos escuchar este jueves:

¿Es verdad que usted escribió memorandos sobre sus conversaciones con el presidente?

El exdirector del FBI registró por escrito cada conversación por teléfono o en persona que tuvo con el presidente, según reportó el New York Times, que reveló la existencia de estos documentos en su reportaje exclusivo del 16 de mayo.

Según el diario neoyorquino, Comey redactó los memorandos para "documentar lo que él percibía como los esfuerzos indebidos del presidente para influenciar una investigación en curso".

Los congresistas aún no han visto los memorandos de Comey. El FBI rechazó una solicitud del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes para que les entregarán copias.

¿Cree usted que el presidente obstruyó la Justicia?

El presidente le pidió a Comey que abandonara la investigación a Flynn, en su conversación en el Despacho Oval del 14 de febrero, según reportó el New York Times con base en el memorando de Comey sobre aquel encuentro. Personas cercanas a Comey le leyeron al periodista del New York Times Michael Schmidt el contenido de ese documento.


Es importante prestar atención a las palabras exactas que usó el presidente porque dependiendo de su intención habría podido cometer el delito de obstrucción de la Justicia.

Según el memorando de Comey, Trump le dijo: "Espero que puedas dejar esto" ( I hope you can let this go). Defensores del presidente han alegado que las palabras del presidente no fueron una orden y por tanto no tuvo intención de obstruir la Justicia.

Sin embargo, expertos jurídicos han señalado que a la hora de interpretar si hubo o no intención son relevantes otros elementos además del lenguaje verbal. Por ejemplo el hecho de que Trump es un superior de Comey (no era cualquier persona, sino el presidente de EEUU), o el patrón de comportamiento del presidente (sus llamadas, sus cuestionamientos públicos de la investigación o su frustración con el manejo de la investigación por el FBI).

Los senadores querrán averiguar qué palabras usó exactamente el presidente y cómo las interpretó el exdirector del FBI. Las preguntas principales girarán en torno al tono y contexto de la frase del presidente, le dice a Univision Noticias Paul Rosenzweig, experto que contribuye en el blog de seguridad nacional de Brookings, Lawfare. "¿Cuál fue el tono?, ¿Cuál fue el contexto? Todas estas cosas son importantes para saber exactamente qué fue lo que entendió Comey?"

Ahora bien, según supimos este martes en el reporte de ABC News, Comey no irá al Congreso a hacer acusaciones sobre la intención del presidente, sino a compartir sus preocupaciones.

CNN reporta que Comey dará un testimonio meramente fáctico, describiendo los hechos, y no sacará conclusiones legales sobre el comportamiento del presidente.

¿Le pidió el presidente lealtad a usted?

Trump le pidió "lealtad" a Comey en una cena siete días después de la elección y éste se negó y le dijo que solo podía prometerle "honestidad", según el New York Times.

Un amigo de Comey, investigador del centro Brookings Benjamin Wittes, relató detalles sobre esa cena. "(Comey me) dijo que desde entonces, el presidente había estado tratando de ser chistoso de una manera que Comey pensaba que estaba diseñada para arrastrarlo al mundo de Trump, para hacerle parte del equipo".

En otro episodio posterior, Trump llamó a Comey cuando éste estaba a punto de subir a un helicóptero. Según Wittes, esta llamada le resultó especialmente molesta a Comey. Para su sorpresa, el presidente sólo quería hablar. "No había agenda, ni mucho menos algo urgente", dijo Wittes.

Trump en una entrevista con Jeanine Pirro de Fox News negó haber exigido la lealtad de Comey, aunque añadió: "No creo que sea una mala pregunta".

Los senadores indagarán los detalles de los encuentros y llamadas con Trump.

¿Le dijo usted al presidente que no está bajo investigación?

En su carta despidiendo a Comey, el presidente hizo un añadido extraño: "Le agradezgo mucho por informarme, en tres ocasiones distintas, que no estoy bajo investigación".

En una entrevista con NBC, Trump dio más detalles sobre lo que le dijo a Comey: "Le dije, si es posible, ¿podrías dejarme saber si estoy siendo investigado? Dijo, usted no está siendo investigado".

Comey aún no se ha manifestado sobre este pedido y los congresistas querrán saber su versión. Expertos y funcionarios de inteligencia han dicho que esa demanda del presidente supondría una seria violación del protocolo esperado sobre la relación entre éste y un subordinado que le está investigando.

El reporte de ABC News de este martes señala que Comey negará esta afirmación del presidente.

¿Vio usted pruebas de que Trump cooperó con Rusia para ganar la elección?

Todos esperan que salga la prueba, incriminatoria o exculpatoria , que defina la marcha de la investigación del Rusiagate. Habrá que ver si esas altas expectativas se verifican tras la comparecencia.

Es previsible, sin embargo, que Comey se niegue a responder cualquier pregunta que pueda interferir con la investigación en curso. Comey se reunió la semana pasada con Robert Mueller, el consejero especial que supervisa ahora la investigación y que fue nombrado por el Departamento de Justicia tras una abundante presión para restaurar la credibilidad de las pesquisas.

Pero cualquier cosa que diga Comey, incluso sus silencios, será usado como pista del alcance de la investigación.

Mientras, se espera que los republicanos traten de desprestigiar el testimonio, insistiendo en cómo Comey politizó el FBI, en línea con la primera explicación oficial que ofreció la Casa Blanca tras su sorpresivo despido.

¿Estaba la investigación del director del FBI haciendo progresos significativos en una dirección que causaría daño político a la Casa Blanca?

Todo indica que el FBI estaba avanzando en su investigación sobre Rusia. Horas antes de que se conociera el despido, fiscales federales (que se coordinan con el FBI) habían emitido citaciones judiciales a los socios del exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn, según reportó CNN.

Además, justo antes de ser despedido, Comey había pedido al Departamento de Justicia más fondos y personal para la investigación sobre Rusia, según informa The New York Times.

¿En qué estado está la investigación sobre Rusia?

Aunque probablemente no sea el foco de las preguntas a Comey, la investigación sobre Rusia es un tema tangencial que aparecerá en el testimonio. ¿Qué es lo último que se sabe?

Recordemos que tanto los congresistas como el FBI están investigando los detalles sobre la interferencia rusa en la elección presidencial de noviembre. Relacionado con ello, los investigadores están tratando de averiguar si hubo algún tipo de participación de Trump o sus asociados.

Desde poco después de la elección un goteo de filtraciones ha ido acrecentando las sospechas sobre Trump y su círculo. Pero por ahora no hay ninguna prueba definitiva. El senador demócrata de más alto en el comité de Inteligencia, Mark Warner, ilustró el estado de la cuestión en una entrevista que CNN emitió este domingo: "Hay mucho humo. No tenemos una pistola humeante en este punto, pero hay mucho humo".

Fuentes de inteligencia han revelado la identidad de personas cercanas a Trump que tuvieron contactos con oficiales del Kremlin y otros allegados a Vladimir Putin, así como la fecha de los encuentros y otros detalles, pero el contenido de las conversaciones no ha sido revelado, más allá de la que chubo en navidades entre Flynn y el embajador ruso Kislyak.

Un hallazgo reciente que ha suscitado muchas preguntas es la noticia de que el yerno de Trump, Jared Kushner, creó un canal secreto de comunicación con el Kremlin. No se conoce el propósito de las charlas secretas. Según una persona conocedora de los contactos, versaron sobre la guerra en Siria.

Los defensores de Kushner alegan que este tipo de canales no son inusuales, mientras que los críticos señalan que Kushner violó la ley que impide que los civiles (los contactos se produjeron cuando Obama aún era presidente) tengan contactos diplomáticos.

Kushner también se reunió con el banquero ruso Sergey Gorkov, que se graduó de una escuela de espías rusos y que trabajó para una serie de negocios bajo el paraguas de Putin.

Además de una posible cooperación, otra pregunta relevante es si Trump tiene o tuvo algún tipo de interés empresarial en Rusia. El presidente se niega a publicar sus declaraciones de impuestos, que ayudarían a responder esa cuestión.

Este lunes también supimos que los hackers rusos podrían haber penetrdo en los sistemas de votación estadounidenses con un alcance mayor al que se sospechaba. Los rusos hackearon a un fabricante de software electoral en EEUU, según un reporte de la NSA.


Los 10 momentos que llevaron a la abrupta salida de James Comey del FBI

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaDonald TrumpRusiagate

Más contenido de tu interés