null: nullpx

Por qué la ultraderecha de EEUU quiere retratar a Suecia como un país colapsado por los refugiados

La insinuación de Trump de que algo terrible había sucedido en Suecia por culpa de los refugiados echó más leña en el fuego a un tema recurrente entre la extrema derecha en Estados Unidos: alegar que reina el caos en el país nórdico y que lo mismo sucederá aquí si no cierran las fronteras.
26 Feb 2017 – 8:53 AM EST

Donald Trump dejó a los suecos perplejos después de insinuar que el país nórdico había sido víctima de un atentado y que el supuesto incidente estaba vinculado a los refugiados. "Miren lo que pasa en Alemania, miren lo que pasó anoche en Suecia", aseveró. "Suecia. ¿Quién lo creería? Suecia. Acogieron a muchos (refugiados) y ahora tienen problemas como nunca imaginaron".

El hecho es que nunca hubo un atentado. Trump explicó luego en Twitter que la fuente de su declaración era un segmento difundido en Fox News, en el que entrevistaron a un documentalista que alegaba que el ingreso de refugiados en Suecia trajo aparejada una ola de crímenes.

Eso no le impidió volver a tocar el tema de Suecia este viernes durante la Conferencia del Comité de Acción Política Conservadora en el National Harbor, en Maryland. “Me llovieron críticas por lo de Suecia”, declaró. “Un día después dije: '¿Alguien ha informado acerca de lo que está ocurriendo? Y resulta que no lo hicieron, no muchos de ellos”.

La imprecisión de Trump le valió burlas y un pedido de explicaciones por parte de la embajada sueca en Washington. Para la extrema derecha estadounidense, sin embargo, fue una oportunidad más para lanzarse sobre un tema que le obsesiona: los supuestos males provocados por los inmigrantes en países europeos.

La apelación a Suecia no es casual. El país progresista y modelo de socialdemocracia recibió más refugiados per cápita que cualquier otro país europeo en 2015. Para los grupos ultraconservadores y antiinmigrantes, retratarlo al borde del colapso es una estrategia que busca convencer a los estadounidenses de los males que traen los refugiados.

Imagen apocalíptica

Estos son algunos titulares de Breitbart, el brazo mediático de la ultraderecha dirigido hasta hace poco por Stephen Bannon, el estratega jefe de Trump: “ Suecia está tan violenta que inmigrantes consideran regresar a sus países en guerra”; “Inmigrantes son racistas hacia las rubias, dice profesor de ética sueco”; “Cristianos en busca de asilo dejan hogar para inmigrantes debido al acoso de residentes musulmanes”.

Es una imagen apocalíptica que Breitbart pinta también de Francia, Alemania, Italia... El denominador común es que el continente está siendo arrasado por una oleada de refugiados –en su mayoría musulmanes- que asaltan, violan, roban y cometen atentados.

Expertos aclaran que, a menudo, la extrema derecha distorsiona, exagera e incluso falsea noticias para generar la idea de que la Vieja Europa –léase la Europa blanca- está bajo ataque. Y que lo mismo sucederá en Estados Unidos si no lucha contra los males del multiculturalismo.

“En cierta medida están hablándole a los ‘trumpistas’, martillando la idea de que los inmigrantes son venenosos para las poblaciones históricas, los blancos”, dice Heidi Beirich, del Southern Poverty Law Center, que lleva 17 años estudiando estos grupos.

“Sus seguidores estadounidenses miran esos portales y piensan: ‘Oh dios, miren qué horrible lo que los inmigrantes están haciendo en esos países”, explicó a Univision Noticias.


En el caso de Suecia, las arremetidas de los ultraderechistas a menudo toman un matiz más personal y rabioso.

“Hay una explicación sencilla por el amor que siente la derecha dura estadounidense de atacar a Suecia”, considera el periodista Olle Lönnaeus, del periódico Sydsvenska Dagbladet.

“Para Donald Trump, Steve Bannon y los que piensan como ellos, Suecia es un estado socialista minúsculo y moralista que intenta actuar como una superpotencia humanitaria”, dice en este artículo publicado el 21 de febrero.

“A medida que Trump busca cerrar la frontera de Estados Unidos a la inmigración musulmana, le interesa difundir la idea de que el país europeo más abierto a los refugiados está en el camino de la perdición”, agrega.

Algunos periodistas suecos reconocen que el gran número de refugiados ha creado fricciones e impulsado el crecimiento de la ultraderecha en su país, particularmente del partido Demócratas de Suecia, que logró posicionarse en 2014 como la tercera fuerza política en el Parlamento.

“Estamos muy asustados ahora porque este movimiento racista está creciendo rápido”, dijo desde Suecia a Univision Noticias Magnus Linton, escritor y periodista que ha estudiado la nueva ola ultraderechista en Europa. “Hay un temor generalizado de que este partido sea una de nuestras fuerzas políticas principales a partir de ahora, y lo que eso significaría para las minorías”, asegura.

Cifras oficiales muestran que no hay evidencia como para decir que el ingreso masivo de refugiados en los últimos años generó una ola de criminalidad.

Entre 2014 y 2015 hubo un leve aumento de crímenes “contra la persona” tal como los abusos sexuales y robos, según una encuesta hecha por Brå, una agencia de investigación del Ministerio de Justicia sueco.

Pero dicho aumento (del 11.3% en 2014 al 13.3% en 2015) llegó “al mismo nivel que en 2005”, bastante antes de la llegada de los refugiados.

Para ir más a fondo, el periódico sueco Dagens Nyheter analizó las cifras de criminalidad del país entre octubre de 2015 y enero de 2016. Encontró que en los más de 500,000 incidentes en los que se solicitó la intervención de la policía, solo el 1% tenían vínculos con los refugiados.

En el fondo, el verdadero enemigo de la ultraderecha es el “multiculturalismo y el feminismo”, cree Linton.

“Suecia tiene un feminismo muy exitoso y ha progresado mucho en términos de igualdad de género. Y creo que eso los saca de quicio, tienen esa idea de que el feminismo está tomando el control (…) Por eso resulta muy atractivo para la ultraderecha en EEUU y los grupos socialmente conservadores en Suecia y Europa de mostrar que ese modelo está colapsando”.

Breitbart crece en Europa

En el caso de Breitbart, la fijación con los temas de inmigración en países europeos también se debe a que el portal quiere expandir sus tentáculos por Europa, con planes de sumar más reporteros en Roma, donde tiene un periodista, y de abrir burós en Alemania y Francia.

La expansión tiene un objetivo que va más allá del comercial. Al igual que en Estados Unidos, donde Breitbart fue en una maquinaria electoral de éxito para su candidato predilecto –Donald Trump-, el portal quiere tener la misma influencia en Europa y estimular allí a los partidos de ultraderecha que toman fuerza en varios países, tal como el Frente Nacional en Francia o Alternativa para Alemania.

Según Beirich, del Southern Law Poverty Center, esa al menos era la intención de Stephen Bannon, quien ahora es uno de los hombres más influyentes de la Casa Blanca. “Cuando Bannon era el director de Breitbart, tenía una visión de crear un movimiento populista global”, aseguró la experta.

Las ideas nacionalistas de Bannon ahora tienen eco en el Salón Oval. Medidas controvertidas como el veto migratorio a refugiados e inmigrantes de siete países de mayoría musulmana –que fue paralizado por el Poder Judicial- tienen su sello.

Beirich alerta que la 'derecha alternativa' -el nombre que utiliza la nueva generación de nacionalistas blancos en Estados Unidos- puede parecer un fenómeno marginal, pero en realidad Bannon ha demostrado cuán lejos puede llegar.

“Si estas ideas se esparcen, si algunos de esos partidos (de ultraderecha) llegan al poder en Europa y se alían con el gobierno de Trump, no solo tendremos el rabioso sentimiento antiinmigrante de Trump, tendremos un movimiento global”, afirmó.


Más contenido de tu interés