null: nullpx

Las Grandes Ligas retiran el Juego de Estrellas de Atlanta en rechazo a la nueva ley electoral de Georgia

El comisionado de las Grandes Ligas dijo en un comunicado que la organización “apoya el derecho a votar de todos los estadounidenses” y manifestó su oposición “a las restricciones en la casilla electoral”.
2 Abr 2021 – 05:05 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Las Grandes Ligas del Béisbol (Major League Baseball, MLB) decidieron cambiar la sede de su Juego de Estrellas (All-Star Game), previsto a realizarse en Atlanta el próximo 13 de julio, debido a las leyes promulgadas en Georgia que, de acuerdo con los críticos de la nueva legislación, restringen el voto y afectan a las minorías.

“Es la mejor forma de mostrar cuáles son nuestros valores como deporte”, según indicó en un comunicado el comisionado de la MLB Rob Manfred. “Las Grandes Ligas apoyan el derecho a votar de todos los estadounidenses y se oponen a las restricciones en la casilla electoral”.

La sede del Juego de Estrellas, uno de los eventos icónicos de la temporada de béisbol que comenzó esta semana en Estados Unidos, había sido decidida a el 29 de mayo de 2019 y se celebraría el 13 de julio como parte del receso de Grandes Ligas en el Truist Park, hogar de los Bravos de Atlanta. Entre los eventos previstos está el duelo entre Futuras Estrellas, el 11 de julio, y el Derby de Jonrones, el día siguiente.

La cámara estatal de Georgia aprobó el mes pasado una legislación impulsada por el Partido Republicano, que tiene la mayoría, que implica una revisión radical de la ley electoral, entre ellas nuevas disposiciones que restringirían el voto por correo, darían más poder a la legislatura sobre la organización de las elecciones y castigarían a quienes dan agua a quienes esperan su turno para votar. El gobernador del estado, el también republicano Brian Kemp, ratificó la ley el 24 de marzo.


Los esfuerzos de los republicanos para cambiar las leyes de votación en Georgia se producen después de que la participación sin precedentes condujera a victorias demócratas en las elecciones presidenciales y dos victorias en la carrera para el Senado en un estado que era considerado como un bastión republicano.

La representante demócrata Rhonda Burnough dijo que el proyecto de ley se basó en mentiras dichas por los republicanos después de las elecciones de noviembre pasado. “Los georgianos participaron en números récord [en las elecciones] porque pudieron acceder a la boleta”, dijo Burnough.

En Georgia, Trump perdió las elecciones por un cerrado margen: un 0.24%, una diferencia de 11,779 votos. El entonces mandatario presionó al Fiscal General del estado, Brad Raffensperger, para que modificara el resultado a su favor pese a que no fue lo que reflejaron las urnas. “Solo necesito 11,780 votos”, dijo en una llamada telefónica que difundió The Washington Post en enero.

La legislación se produce después de que Georgia fuera uno de los principales objetivos de las afirmaciones sin sustento del expresidente Donald Trump de que la elección le había sido “robada”, un supuesto “fraude” que fue incapaz de demostrar con evidencias ante decenas de tribunales, entre ellos la Corte Suprema.

Trump perdió las elecciones de noviembre por casi un 5%, el mayor porcentaje en 12 años, frente al actual presidente Joe Biden, quien obtuvo 306 apoyos en el Colegio Electoral frente a 232 del exmandatario.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés