null: nullpx

Indignados y tristes: así se sienten activistas y políticos por perdón otorgado a Arpaio

El presidente Donald Trump indultó al exalguacil Joe Arpaio tras ser encontrado culpable de desacatar la orden de un juez de frenar la persecución de inmigrantes indocumentados.
26 Ago 2017 – 11:58 PM EDT

PHOENIX, Arizona. - No había pasado una hora del anuncio del perdón que el presidente Donald Trump le acababa de otorgar al exsheriff del condado Maricopa, Joe Arpaio, cuando los activistas salieron a las calles a expresar su indignación e impotencia.

“El presidente decidió perdonar a un criminal, él ignoró la decisión de esta corte detrás de nosotros”, dijo Carlos García, director ejecutivo del Movimiento Puente, a las afueras de la Corte Federal en Phoenix.

García afirmó que Trump no solo perdonó a Arpaio, una persona que ya no afecta ya a nuestra comunidad, sino que se unió al legado de la supremacía blanca, el racismo y el perfil racial.

El activista mencionó a los que estuvieron en la cárcel de Arpaio, a las cientos de las familias que fueron separadas por los operativos, el racismo y el odio del exsheriff Arpaio.

“Ellos no serán perdonados y usaremos este enojo así como nos deshicimos del sheriff Arpaio nos desharemos de Donald Trump, de la misma manera. Nosotros somos más fuertes que la supremacía blanca y el odio de este presidente”, afirmó García.

Gritando las consignas: ¡“Arresten a Arpaio, no a la gente” y “¡Queremos justicia!, ¿Cuándo? ahora”, unas 50 personas protestaron frente a la Corte Federal, algunos incluso lloraron.

El esposo y los hijos de Guadalupe García de Rayos, la inmigrante mexicana deportada en la era Trump después de haber sido detenida en uno de los operativos de Arpaio expresaron su decepción por el perdón presidencial.

“Me siento triste porque no se ha hecho justicia, por mi familia, por mi esposa. Arpaio tiene que pagar por todo lo que ha hecho, son muchas las familias que han sufrido como la mía”, dijo Aarón Rayos.

Ese mismo sentimiento llevo a Viridiana Hernández, una activista que como inmigrante indocumentada estuvo detenida en la cárcel de Arpaio, afirmar que aunque sabían que esto iba a pasar, le duele.

“Estoy enojada, estoy frustrada, estoy triste…lo que hizo Trump hoy fue perdonar el racismo y la supremacía blanca”, dijo entre lágrimas.

Hernández dijo que con esta decisión el presidente le está enviando un mensaje a todos los racistas y las agencias del orden en Arizona de que pueden seguir con el legado de Arpaio.

“Nosotros hemos peleado por décadas y no vamos a parar, vamos a pelear y lo vamos a sacar, vamos a resistir”, aseguró.

Por su parte, el congresista Raúl Grijalva manifestó su desconcierto, una vez más, con la decisión del presidente Trump.

“Este perdón es una desgracia para el país, perdonar a una persona culpable de crímenes, específicamente contra la comunidad latina”, afirmó Grijalva.

El congresista señaló que la decisión del presidente está animando "a ese brazo extremista que lo está apoyando que vimos en Virginia y en Phoenix".

“Ellos ahora seguirán en una campaña nacional para dividir este país basado discriminando por la raza a que pertenecen”, enfatizó Grijalva. “Es una tristeza...”.

El sheriff del condado Maricopa, Paul Penzone, que terminó con más de dos décadas de Arpaio en el poder también expresó su opinión ante el perdón de su antecesor.

“La Corte tomó su decisión, el presidente hizo la suya, pero la gente tuvo la última palabra en noviembre”, destacó Penzone.



Condenado, indultado y buscando llegar al Senado: 50 años de carrera de Joe Arpaio (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés