Flynn pide inmunidad para contar lo que sabe sobre Rusiagate: ¿a qué le tiene miedo?

El abogado del general no ha verificado que el ex asesor de seguridad de Donald Trump haya pedido inmunidad para testificar ante el Congreso, pero reconoce que “tiene una historia que contar si las condiciones lo permiten”.
31 Mar 2017 – 4:23 PM EDT

“Cuando se te da inmunidad, eso significa que probablemente has cometido un crimen”, dijo en una entrevista con NBC el 25 de septiembre de 2016 el exgeneral Michael Flynn, entonces asesor de la campaña de Donald Trump.

Casi seis meses después muchos podrían estar pensando lo mismo de Flynn, quien tuvo que renunciar pocos días después de haber asumido su cargo como asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca por contactos indebidos -y aparentemente ocultados a sus jefes- con el embajador de Rusia en Washington.

De acuerdo con la información que publicó el diario The Wall Street Journal, Flynn ha dicho al FBI y los comités del Congreso que estudian el llamado Rusiagate, sobre supuestos vínculos entre la campaña republicana y espías rusos que hackearon al Comité Nacional Demócrata, estar dispuesto a aportar información a cambio de inmunidad.

La versión no ha sido del todo negada por los abogados del general retirado, pero la pregunta es ¿qué puede saber o haber hecho Flynn que lo incrimine en una trama que parece tener potencialmente visos criminales?

Historias para contar

“El general Flynn ciertamente tiene una historia que contar, y él quiere contarla, si las circunstancias lo permiten”, dijo al diario Robert Kelner.

“Ninguna persona razonable, que tiene el beneficio del consejo legal se sometería a ser cuestionada en un ambiente tan altamente politizado, de cacería de brujas , si recibir seguridades para evitar acusaciones legales injustas”, dijo Kelner

Esa línea la reforzó la mañana del viernes el presidente Trump en un tuit en el que respaldaba la idea de que Flynn buscara inmunidad "en lo que es una cacería de brujas (excusa por la gran derrota electoral) por los medios y los demócratas, de históricas proporciones.


Pero para otros, incluso entre el Partido Republicano, es un misterio por qué el exgeneral quiere ahora tener inmunidad y más aún ese repentino –e indebido-, respaldo presidencial.

“No creo que es una cacería de brujas. Es muy misterioso para mí por qué, de repente, el general Flynn sale a decir que quiere inmunidad ”, dijo Jason Chafetz el presidente del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, uno de los cuatro comités que estudia el Rusiagate.

¿Qué problemas legales puede tener Flynn?

Estos son algunos casos que podrían hacer temer al exasesor de seguridad nacional de tener problemas con las leyes:


  • Ley Logan: por haber discutido en diciembre con el embajador ruso Sergey Kislyak un posible levantamiento de las sanciones que el gobierno de Barack Obama impuso a Rusia por su injerencia en el proceso electoral. La ley sanciona que un ciudadano no puede negociar a nombre del gobierno estadounidense y en ese momento Flynn pertenecía al equipo de transición.
  • Cláusula de emolumentos: por su relación con Russia Today, una televisora que Washington considera un arma de propaganda del gobierno de Moscú y para la cual Flynn trabajó como comentarista antes de unirse a la campaña republicana está siendo investigada por el departamento de Defensa.
  • Trabajar para un gobierno extranjero sin notificar al departamento de Estado: en el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, los demócratas pidieron una copia del documento de autorización de seguridad que tuvo que presentar Flynn antes de asumir su cargo en la Casa Blanca para saber si informó sobre sus ingresos provenientes de fuentes extranjeras. De acuerdo con un informe de la CIA, mientras asesoraba la campaña republicana, Flynn trabajó para el gobierno de Turquía y discutió la posible entrega de un clérigo musulmán residente en EEUU que Ankara considera un factor de desestabilización y quiere que Washington extradite. Un cargo que Flynn rechaza.

El proceso de la inmunidad

Los comités del Congreso y las agencias del poder ejecutivo pueden conceder inmunidad a un testigo si consideran que aportará información clave para el desarrollo de una investigación

Durante la investigación sobre el uso de los servidores privados que empleó Hillary Clinton en mientras era secretaria de Estado, el FBI ofreció inmunidad limitada a algunos de sus colaboradores, lo que llevó a Flynn a sugerir que había un crimen por descubrirse. Al final, no hubo acusación contra la candidata presidencial demócrata.

Para lograr inmunidad de un comité del Congreso hace falta el visto bueno de dos tercios de los miembros del panel o la mayoría de los legisladores del pleno. Pero a su vez, necesita notificar de la decisión al Departamento de Justicia y obtener la aprobación de un juez.

Flynn es uno de los cuatro cercanos colaboradores de Trump que está bajo investigación del FBI. Además de él está su ex director de campaña Paul Manafort y sus exasesores Roger Stone y Carter Page.

En fotos: Así transcurrieron los primeros 100 días de Donald Trump en la Casa Blanca

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Casa BlancaDonald Trump