null: nullpx

Expresidente Obama hace una advertencia: invoca la Alemania nazi para explicar el Estados Unidos de Trump

El anterior mandatario hizo el análisis en el marco de un evento de preguntas y respuestas en Chicago. Entre otras cosas, dijo que, a diferencia de Trump, él se aseguró de que se respetara la libertad de expresión durante su presidencia.
8 Dic 2017 – 6:39 PM EST

El expresidente Barack Obama advirtió a los votantes sobre la fragilidad de la democracia del Estados Unidos de hoy, gobernado por Donald Trump, al hacer un paralelismo con la forma como avanzó el nazismo en Alemania en la década de los años 30 sobre una base del racismo y la discriminación.

"Tenemos que cuidar a este jardín que es la democracia o las cosas podrían desmoronarse rápidamente", dijo el demócrata el martes en un encuentro de preguntas y respuestas en el Club Económico de Chicago, un espacio que promueve el debate sobre asuntos públicos.


Allí alertó sobre el crecimiento de los nacionalismos en el país –donde reiteró que por años han confluido distintas culturas y religiones– y sus consecuencias.

"Supongamos que hubo un salón de baile aquí en Viena a fines de la década de 1920 o en los 30 y que parecía como si la música, el arte y la literatura que estaba surgiendo estaría allí para siempre. Y luego 60 millones de personas murieron. Un mundo entero se sumió en el caos", aseguró el exmandatario recordando cómo la llegada del nazismo al poder condujo a la Segunda Guerra Mundial (1939-45).

"Deben estar atentos", señaló, "y votar", dijo Obama quien nunca mencionó por su nombre a Trump.

Pero muchos creen que sus palabras eran una crítica directa a las políticas y a la retórica del mandatario, que en casi un año de gobierno ha aprobado tres vetos migratorios para ciudadanos de países de mayoría musulmana, ha terminado programas que protegían de la deportación a cientos de miles de inmigrantes indocumentados y frecuentemente se dirige con insultos y calificativos a sus detractores.

"Hubo tiempos en nuestra historia cuando la censura fue tolerada", dijo al mencionar ejemplos como el del fallecido senador Joseph McCarthy, quien entre 1950 y 1953 encabezó una cacería de brujas anticomunista que truncó la carrera de políticos liberales, personalidades de los medios y funcionarios públicos a los que consideraba, sin pruebas, parte de un complot comunista contra Washington.


Pero luego defendió la libertad de expresión y la importancia del trabajo de la prensa, lo que fue aplaudido por los presentes en la sala, según se ve en un breve video.

"Durante mi presidencia, la prensa con frecuencia me volvió loco (...) Hubo momentos en los que pensé que los reporteros estaban mal informados. Hubo momentos en que sus historias estaban erradas. Pero lo que entendí como un principio es que la libertad de prensa era vital, y mantener eso, como presidente, era parte de mi trabajo".

Este martes el expresidente instó a los estadounidenses a no conformarse con las políticas nacionalistas y votar en las próximas elecciones. Obama inició en octubre una inusual campaña política por los demócratas, pero también ha acudido a eventos de menor relevancia de cara a las parlamentarias de medio término que se realizarán en 2018.

Contrario a lo que ha pasado con otros expresidentes, Obama no ha desaparecido completamente de la vida pública, en buena parte por la constante referencia que hace a su gobierno el presidente Donald Trump, quien se ha empeñado en desmontar gran parte del legado del demócrata, desde la ley de salud u Obamacare, hasta la Acción Diferida para Menores Inmigrantes o DACA.

Ambos tienen una relación atípica de antecesor-sucesor distante de la tradición estadounidense, según la que los presidentes se retiran sin cuestionar a sus sucesores, independientemente de que compartan o no una ideología.

Con esta imagen, el fotógrafo de Barack Obama celebra el cumpleaños del expresidente

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés