null: nullpx
Donald Trump

Exjefe de campaña de Trump se niega a responder preguntas ante comité del Congreso

Corey Lewandowski evadió las preguntas de los demócratas "bajo instrucción de la Casa Blanca" citando un supuesto "privilegio ejecutivo" que cobija a la oficina del presidente de responder a citaciones del Congreso.
17 Sep 2019 – 7:44 PM EDT

Un Corey Lewandowski desafiante, sonriente, sarcástico, a ratos abiertamente combativo, dedicó la mayor parte del tiempo a evitar responder preguntas o evadirlas durante su audiencia frente al comité judicial de la Cámara de Representantes este martes.

Lewandowski, antiguo jefe de campaña del hoy mandatario Donald Trump, fue llamado a testificar sobre un posible episodio en que el presidente potencialmente incurrió en el delito de obstrucción a la justicia, tal como está detallado en el reporte del fiscal especial Robert Mueller sobre la intervención de Rusia en las elecciones de 2016. La audiencia es parte de los procedimientos de juicio político, o impeachment, que quieren llevar a cabo los demócratas contra Trump.

Lewandowski fue cuestionado sobre un episodio que Mueller describió en su reporte en el que el presidente Trump se reunió con Lewandowski en 2017 e intentó que le entregara un mensaje al fiscal general Jeff Sessions, un mensaje destinado a hacer que Sessions revirtiera su recusación, es decir, retirarse de la investigación de Mueller y no ejercer ningún control sobre ella.

Lewandowski no le entregó esa comunicación a Sessions y cuando los demócratas le preguntaron por qué no la había entregado, Lewandowski dijo que la razón era que se fue de vacaciones, una explicación que suena improbable, según le dijeron los congresistas a la prensa tras la audiencia.


¿Puede invocar el privilegio ejecutivo?

El exjefe de campaña respondió con evasivas a la mayor parte de las preguntas de los demócratas "bajo instrucción de la Casa Blanca" citando el "privilegio ejecutivo" que cobija a la oficina del presidente de tener que responder a cuestionamientos y citaciones congresionales ( subpoenas).

Pero ese privilegio no cobija a Lewandowski, primero, porque el privilegio ejecutivo cobija a la rama ejecutiva, y Lewandowski nunca trabajó en la Casa Blanca, solo en la campaña.

Por otro lado, según la decisión de la Corte Suprema de 1974 Estados Unidos v. Nixon (que involucraba al expresidente Richard Nixon, quien renunció antes de que se le llevara a juicio político por el escándalo de Watergate), ese privilegio no puede invocarlo ni el presidente cuando se trata de una investigación criminal.

Eso lo ratifica también la decisión más reciente y relevante al caso de Lewandowski, que no está a su favor, el Comité Judicial v. Miers en 2008, que declara que los poderes de investigación del Congreso están por encima del privilegio ejecutivo en casos como este. En ese caso, la administración de George W. Bush quería usar el privilegio ejecutivo para tratar de bloquear una citación del comité judicial de la Cámara Baja que llamaba a testificar a una ex abogada de la Casa Blanca y al jefe de Gabinete.

El cuestionamiento

Cuando era el turno de los republicanos este martes todos hablaron sobre las "injusticias" que dicen ha sufrido el presidente, a quien elogiaron en cada oportunidad que tuvieron. También recalcaron que esa audiencia era una forma de "acoso" contra Lewandowski.

Representantes republicanos como Matt Gaetz de Florida, entre otros, culparon al expresidente Barack Obama por no haber hecho lo suficiente para impedir que Rusia influyera en las elecciones presidenciales a favor de Trump.

"Es una vergüenza que usted esté sentado ahí, Sr. Lewandowski, en vez de James Comey", dijo Gaetz visiblemente exaltado, en referencia al exdirector del FBI James Comey.

El representante por Nueva York Hakeem Jeffries le dijo al exjefe de campaña de Trump que le quería recordar que "esto no es un acto de campaña, es una audiencia para testificar, por favor actúe como si supiera la diferencia".

Cuando Jeffries le preguntó si él era el "matón o el que recibe los golpes por el presidente Trump", Lewandowski le respondió: "Creo que soy un hombre muy apuesto".

Lewandowski intentó evadir las preguntas de diversas maneras. Cada vez que un demócrata le hacía una pregunta en referencia al reporte de Mueller, Lewandowski preguntaba en qué página del reporte estaba lo que preguntaban, buscaba la página con lentitud y al final muchas veces respondía que no podía hablar de ese tema. Mientras tanto, a veces su abogada sonreía detrás de él.

El reporte incluso estaba proyectado en una diapositiva frente a Lewandowski para que lo leyera, pero cuando la representante demócrata Sheila Jackson lo estaba cuestionando él se negó a leer la diapositiva, obligando a Jackson a leerla por él.

En otro momento, el exprecandidato demócrata Eric Swalwell le pidió a Lewandowski que leyera lo que él mismo había escrito a orden del presidente y Lewandowski se negó. Swalwell insistió y le preguntó por qué no lo leía, que si le daba vergüenza leerlo, y Lewandowski rápidamente le respondía, "No. Nada en mi vida me ha dado vergüenza, ¿a usted sí, Congresista? ¿Cuál es la pregunta?". En un momento, lo llamó "presidente Swalwell", como insulto por haber dejado la carrera para la candidatura demócrata. Así fueron la mayoría de las interacciones con los demócratas.

Menos de dos minutos después del primer receso en la audiencia, Lewandowski tuiteó un link a su nueva página web para explorar una candidatura al Senado. La página no tiene ningún enlace, simplemente una foto de Lewandowski, detrás una de Trump, y una cita del presidente que dice "Creo que Corey sería fantástico".

La representante demócrata Jackie Spear le dijo a CNN que creía que el Congreso debería multar y citar a Lewandowski en desacato por "rehusarse a responder".


Los rostros del ‘Rusiagate’, la investigación que incomoda al presidente Trump (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés