null: nullpx
Política

"¡Enciérrenlo!": Trump abucheado en el estadio en el quinto juego de la Serie Mundial de béisbol

El presidente asistió este domingo a un repleto National Parks que abucheó su presencia. Permaneció hasta el séptimo inning cuando ya los locales perdían ante los Astros de Houston.
28 Oct 2019 – 03:58 AM EDT

En un raro momento en que por un lado es objeto de una investigación que podría finalizar con un juicio político y por otro puede exhibir como un trofeo la cabeza del líder del grupo Estado Islámico, el presidente Donald Trump asistió este domingo al National Parks para ver el quinto juego de la Serie Mundial de beisbol entre los Nacionales de Washington y los Astros de Houston.

Pero su presencia no trajo suerte a los locales, que perdieron por tercera vez consecutiva, ni fue bienvenida en las gradas, donde se oyeron fuertes abucheos en su contra.

Con traje oscuro y corbata roja, acompañado de la primera dama Melania Trump, el mandatario llegó al Nationals Park justo antes del primer lanzamiento del juego.

Previamente Trump había generado pol´émica al criticar que el primer lanzamiento del partido lo lanzaría el chef estadounidense-español José Andrés, uno de sus mayores críticos.

El mandatario y su comitiva, entre quienes figuraban los senadores republicanos Lindsey Graham y David Perdue, se instaló en un palco de los niveles bajos del graderío, a la izquierda del plato, cuando el juego comenzaba. En ese momento, no se anunció formalmente su presencia.

Algunos le dirigieron saludos, mientras el presidente sonreía y levantaba los pulgares.

Al final del tercer inning, las pantallas del parque mostraron un mensaje que rendía honores a los militares estadounidenses. Hubo entonces ovaciones en el estadio.

Antes del comienzo de la cuarta entrada, las pantallas gigantes del estadio transmitieron su imagen durante unos diez segundos. Y fue cuando el estadio, con más de 43,910 seguidores de los Nacionales en las as gradas, rompió en abucheos y el grito: "¡Enciérrenlo!", "¡Enciérrenlo!" ( “Lock him up”, en inglés)

Tump no se inmutó y siguió saludando. Luego, algunos espectadores detrás de home mostraron un cartel que decía: “Los excombatientes a favor del juicio político”. Otro letrero decía: “¡Juicio político a Trump!”.

El presidente permaneció en el parque durante siete entradas, antes de volver a la Casa Blanca. Los Astros le dieron una paliza de 7-1 a los Nacionales, tomando ventaja de 3-2 en la serie, a un triunfo de llevarse el título de la Serie Mundial por segunda vez en tres temporadas.

Horas antes, Trump había anunciado que las fuerzas estadounidenses atacaron al líder de grupo yihadista Estado Islámico, Abú Bakr al-Baghdadi, quien murió al detonar un chaleco con bombas en uno de sus escondites en el norte de Siria cuando se vio acorralado.

"Cumplieron su misión en gran estilo (...) Baghdadi murió como un perro", dijo Trump en una transmisión desde la Casa Blanca.


Hasta el domingo por la noche, Trump no había asistido aun juego de las mayores como presidente, pese a que la Casa Blanca se ubica a pocas millas al noroeste del Nationals Park.

Este domingo, Trump se convirtió en el primer presidente en el cargo que asistió a un juego de Serie Mundial desde que George W. Bush realizó el primer lanzamiento ceremonial en el Yankee Stadium antes del tercer juego del 2001.

Otros presidentes que han acudido a la Serie Mundial son Woodrow Wilson (1915), Calvin Coolidge (1924), Herbert Hoover (1929, 1930, 1931), Franklin Roosevelt (1933, 1936), Dwight Eisenhower (1956), Jimmy Carter (1979) y Ronald Reagan (1983).

Donald Trump fue abucheado en el Juego 5 de la Serie MUndial

Loading
Cargando galería
Publicidad