El candidato de Trump para fiscal general promete dejar que termine "sin interferencias" la investigación sobre el ‘Rusiagate’

En el mensaje que dará el martes en el Comité Judicial del Senado, cuyo texto se hizo público el lunes, William Barr indica que de ser confirmado buscará que los resultados del trabajo de Robert Mueller, de quien se describe como viejo amigo, sean conocidos por el público.
14 Ene 2019 – 11:43 AM EST

William Barr, el propuesto por el presidente Donald Trump para ocupar el puesto de Fiscal General, asegurará al Senado que considera “vitalmente importante” que las investigaciones sobre la supuesta colusión entre la campaña republicana y Rusia puedan completarse sin interferencias políticas ni de ningún tipo.

“Primero, creo que es vitalmente importante que al Fiscal Especial se le permita completar su investigación. He conocido personal y profesionalmente a Bob Mueller por 30 años”, dice Barr, de acuerdo a la transcripción del mensaje que dará ante el Comité Judicial del Senado este martes cuando empiecen las sesiones de su proceso de confirmación.

Barr recuerda que cuando ocupó el cargo de fiscal general con el presidente George H.W. Bush entre 1991 y 1993 trabajó de cerca con Mueller y que desde entonces son amigos, al punto que en la comunicacion a los senadores se refiere a él por el apócope de su primer nombre, Bob.

“Tengo el mayor respeto por Bob y su distinguida carrera de servicio público. Cuando él fue nombrado fiscal especial dije que su selección eran “buenas noticias” y que, conociéndolo, tenía confianza que él manejaría el asunto apropiadamente. Todavía tengo esa confianza hoy”, indica Barr.

Las alabanzas del aspirante a secretario de Justicia a Mueller contrastan con la virulencia con la que el presidente Trump ha tratado al fiscal especial, de cuyo equipo ha dicho que está conformado por demócratas parcializados y que está llevando a cabo una “cacería de brujas” porque no le perdonan haber derrotado a Hillary Clinton en 2016 (Para nada de lo cual el presidente ha ofrecido datos o “pruebas”).

Sin embargo, Barr también ofrece una expresión de confianza a Trump y su firme negativa de que su campaña haya estado inmersa en alguna colusión con Rusia para influir en las elecciones.

“Yo creo que está en el mejor interés de todos -el presidente, Congreso y, más importante, el pueblo estadounidense- que este asunto sea resuelto permitiéndole al Fiscal Especial completar su trabajo. El país necesita una solución creíble en estos asuntos”, afirma el nominado para sustituir a Jeff Sessions, despedido del cargo en noviembre pasado por el presidente Trump.

Barr promete en su carta a los senadores que, de ser confirmado, no permitirá “políticas partidistas, intereses personales o alguna otra consideración inapropiada interferir con esta o algún otra investigación”.

La salida de Sessions y su sustitución interinamente por Mathew Whitaker generó preocupación entre muchos que temen que la Casa Blanca quiera terminar con el trabajo de Mueller, considerando que el fiscal interino expresó muchas veces su desacuerdo con la existencia de la investigación.

Sessions se había inhibido de conocer cualquier aspecto de la investigación sobre el llamado 'Rusiagate', luego de que se demostrara que no dijo a los senadores que había tenido varias reuniones con diplomáticos rusos durante la campaña electoral.

Algunos de esos "mejores" que Trump trajo al gobierno que al final no resultaron ser tan buenos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés