null: nullpx
FBI

El agente del FBI más criticado por Trump demanda a la agencia por despedirlo bajo “presión presidencial”

Peter Strzok fue el ejemplo usado por Trump para decir que la investigación del 'Rusiagate' estaba sesgada, mostrando como 'evidencia' los mensajes en los que expresaba su rechazo al entonces candidato republicano. El agente fue sacado de la investigación y finalmente despedido de la agencia.
7 Ago 2019 – 2:07 PM EDT

El exagente del FBI, Peter Strzok, conocido en los medios por las duras críticas del presidente Donald Trump y por sus declaraciones en la investigación de las elecciones de ese año, presentó este martes una demanda acusando a la agencia federal de haber cedido a “la presión implacable del presidente” cuando lo despidió, en agosto del pasado año.

Strzok fue usado como ejemplo por Trump y los conservadores críticos de la investigación de Robert Mueller sobre las supuestas conexiones de la campaña republicana de 2016 con Rusia para probar que la oficina del fiscal especial estaba sesgada contra el presidente. Strzok fue retirado del equipo de Mueller al difundirse los mensajes que compartió con la abogada del FBI Lisa Page, con quien entonces tenía una relación, en los que expresaban su rechazo al entonces candidato republicano.

La demanda de Strzok alega que el hombre fue castigado injustamente por sus opiniones políticas y que el Departamento de Justicia violó su privacidad cuando compartió cientos de sus mensajes de texto con los periodistas, informó la agencia AP.

"Esta campaña para difamar públicamente al agente especial Strzok contribuyó a la decisión final del FBI de despedirlo ilegalmente...", reza la demanda, "así como a frecuentes incidentes de acoso público y online y amenazas de violencia contra Strzok y su familia que empezaron a ocurrir cuando se divulgaron los mensajes en los medios y que continúan hasta el día de hoy".

La queja, que busca la reincorporación del agente a su trabajo en el FBI, el pago atrasado y una declaración de que el gobierno violó sus derechos, está dirigida directamente contra el fiscal general William Barr y al actual director del FBI, Chris Wray.

El caso Strzok

En los mensajes de texto que se dieron a conocer el exagente llegó a calificar de estúpido a Trump, aunque también criticaba a Hillary Clinton y al entonces presidente Barack Obama.

En una intervención en el Congreso sobre su papel en la investigación el año pasado, el agente explicó las razones por las cuales criticó y se refirió a Trump en la manera en que lo hizo.


Strzok dijo que sus críticas al ahora presidente se hicieron en el contexto de "los insultos de Trump a la familia inmigrante de un héroe de guerra muerto" en su acto de cierre de campaña.

"En mi interpretación, basada en esa horrible y desagradable conducta (creí) que el pueblo estadounidense no eligiría a alguien de presidente con ese comportamiento".

El agente también defendió la investigación del Rusiagate y la labor que desempeñó el FBI en ella:

"Hay que entender el contexto en el que yo mandé esos mensajes de texto", dijo para luego agregar: "Le puedo asegurar que en ningún momento estos textos sobre mis opiniones personales interfirieron en cualquier decisión que haya tomado”, dijo entonces al congresita republicano Trey Gowdy, uno de los que más intentó descalificar al agente.

Nuevos elementos del caso

La demanda impuesta este martes por Peter Strzok y dirigida contra los máximos representantes del Departamento de Justicia y el FBI, proporciona nuevos detalles sobre las circunstancias del despido de Strzok y constituye un nuevo intento por defender su reputación y su trabajo.

En el documento, el abogado de Strzok, Aitan Goelman, dice que el subdirector del FBI que lo despidió estaba respondiendo a "una presión implacable de parte del presidente Trump y sus aliados políticos en el Congreso y los medios". Ese subdirector, David Bowdich, anuló la recomendación de un funcionario disciplinario de que Strzok simplemente fuera degradado y le negó la oportunidad de apelar.

El FBI ha dicho que Bowdich, como segundo al mando, tenía la autoridad para anular los resultados disciplinarios. Bowdich alegó entonces que el "patrón de mal juicio sostenido por Strzok en el uso de un dispositivo del FBI" cuestionó las decisiones tomadas durante la investigación de los correos electrónicos de Clinton y las primeras etapas de la investigación de Rusia.

La demanda de Strzok también apela a que la campaña para despedirle incluyó "tweets constantes y otras declaraciones despectivas" de Trump sobre el agente, así como las llamadas directas del presidente a Jeff Sessions, predecesor de William Barr como fiscal general.

En el documento, Strzok repara en que la Casa Blanca no ha despedido a la consejera Kellyanne Conway a pesar de haber violado la Ley Hatch, que limita la actividad política de los trabajadores del gobierno, al menospreciar a los candidatos presidenciales demócratas mientras hablaba en calidad de funcionaria de la administración.

"La administración Trump siempre ha tolerado e incluso alentado el discurso político partidista de los empleados federales, siempre que ese discurso elogie al presidente Trump y ataque a sus adversarios políticos", sostiene la denuncia.

Se están llevando a cabo múltiples investigaciones para determinar si el FBI actuó correctamente durante la investigación del llamado Rusiagate. Desde entonces, Strzok sigue siendo un blanco frecuente de los tuits despectivos y las burlas de Trump.

En las próximas semanas se espera la publicación de un informe del inspector general del Departamento de Justicia, centrado en los primeros días de la investigación de la influencia Rusia en las elecciones de 2016.

Estos 9 exfuncionarios han criticado a Trump y ahora sufren las consecuencias (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés