null: nullpx

Comercio e inmigración, puntos cruciales en la cita este lunes entre Justin Trudeau y Donald Trump

Este lunes tendrá lugar en la Casa Blanca el primer encuentro bilateral entre el premier canadiense y el presidente de EEUU, con una agenda marcada por la inmigración y el futuro del acuerdo de libre comercio de América del Norte tras las reiteradas amenazas sobre su continuidad por parte de Trump.
13 Feb 2017 – 4:31 AM EST

Uno tiene 45 años, defiende el libre comercio, ha recibido a 40,000 refugiados sirios y se define como feminista. Otro tiene 70 años, ha adoptado el proteccionismo en lo relativo al comercio, quiere frenar la entrada al país de migrantes y refugiados, y en su equipo apenas hay mujeres.

Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, y Donald Trump, presidente de Estados Unidos, tienen marcada en su agenda de este lunes su primer cara a cara después de la investidura del estadounidense.

Ambos participarán en una mesa redonda sobre la presencia de las mujeres en el mercado laboral, una señal temprana de cooperación mientras el gobernante canadiense busca mantener buenas relaciones con su vecino para evitar verse inmerso en las conversaciones sobre comercio en un almuerzo de trabajo en la Casa Blanca y posterior rueda de prensa conjunta, adelantó la AP.

Esta será la tercera reunión de Trump con un gobernante, tras las citas con la británica Theresa May y el japonés Shinzo Abe. El primer ministro canadiense se ha comprometido a hablar "con franqueza y respeto" con el nuevo ocupante de la Casa Blanca.

"Canadá siempre se mantendrá fiel a los valores que nos han hecho este país extraordinario, un lugar de apertura", dijo Trudeau el viernes en Yellowknife, la capital de los territorios del noroeste del país.

Un funcionario de la Casa Blanca y un alto cargo del gobierno canadiense dijeron que los dos países tienen previsto lanzar un nuevo grupo de trabajo llamado United States Canadá Council for the Advancement of Women Business Leaders-Female Entrepreneurs. Los responsables accedieron a confirmar la iniciativa bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a hacer pública esa información.

Ivanka Trump, la hija del presidente estadounidense y defensora de políticas que benefician a las mujeres, participó en la búsqueda de invitados y en la elaboración de la agenda de la mesa redonda. Se espera que en la reunión participen también mujeres que ocupan cargos directivos de Estados Unidos y Canadá.

El proteccionismo bajo escrutinio

La estrecha cooperación entre Trudeau, Trump y su hija podría aliviar la preocupación entre los canadienses de que el presidente de Estados Unidos implemente medidas proteccionistas que podrían dañar la economía del país. Además alivia algunos temores de que Trump se muestre tan combativo con Trudeau como con los líderes de Mexico y Australia.

Trump ha prometido renegociar o desechar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte ( NAFTA) entre Canadá, Estados Unidos y México. Pero tal renegociación no será simple. Trudeau, ferviente partidario del libre comercio, ha subrayado la importancia del pacto tripartito para la economía de su país y ha advertido contra el proteccionismo.

El viernes, recordó "el hecho de que millones de buenos empleos en ambos lados de nuestra frontera dependen del buen flujo de bienes y servicios a través de la frontera".

Trump no ha sido específico sobre cómo quiere que se desarrollen las conversaciones, pero ha tildado varias veces al pacto de 23 años de vigencia de "catástrofe" para los empleos estadounidenses, al tiempo que amenaza con golpear a México con aranceles a las importaciones.

La pasada semana, la ministra de Asuntos Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, en una reunión en Washington con su par estadounidense Rex Tillerson planteó de manera muy transparente que su país tiene respuestas para enfrentar eventuales aranceles que imponga EEUU a productos canadienses.

Las relaciones con Estados Unidos son cruciales para Canadá ya que más del 75% de sus exportaciones van al país vecino. En el otro sentido, el 18% de las exportaciones estadounidenses llegan a suelo canadiense.

Si Estados Unidos grava los productos canadienses, entonces "Canadá responderá de la manera apropiada", dijo Freeland a periodistas después de su reunión con Tillerson.


Vea también: En fotos: entre cumbres y protestas, la historia del Tratado de Libre Comercio de América del Norta (NAFTA)


En fotos: Entre cumbres y protestas, la historia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés