Cierre parcial del gobierno se extenderá hasta enero tras fracasar último intento de negociación

Congresistas de la Cámara de Representantes no regresarán a votar esta semana y se espera que el Senado haga lo mismo, lo que dejará en manos del nuevo Congreso, con dominio demócrata en la Cámara Baja, cualquier salida al cierre del 25% de la administración pública.
27 Dic 2018 – 11:34 AM EST

El Congreso federal oficialmente dejó de insistir este jueves en buscar una solución que ponga fin al cierre parcial del gobierno que ya va a cumplir su sexto día, lo que indica que cualquier acuerdo no ocurrirá sino hasta el año entrante luego de que las negociaciones entre demócratas y republicanos se estancaron.

Congresistas de la Cámara de Representantes no regresarán a votar esta semana y se espera que el Senado haga lo mismo, lo que dejará en manos del nuevo Congreso, con dominio demócrata en la Cámara Baja, cualquier salida al cierre del 25% de la administración pública.

Los nuevos miembros de la Cámara de Representantes serán juramentados el próximo 3 de enero. El dinero para financiar el muro fronterizo sigue siendo el principal obstáculo para cualquier acuerdo sobre el presupuesto. El presidente pide $5,000 millones, fondos a los que se oponen demócratas y un sector republicano en el Senado.

El presidente Donald Trump pareció seguir apostando al cierre parcial del gobierno al afirmar en un tuit en la mañana de este jueves que la mayoría de los funcionarios públicos que no están recibiendo paga son demócratas, una polémica afirmación que se suma a su opinión de que muchos trabajadores federales apoyan más dinero para el muro fronterizo, la principal razón por la cual la administración federal funciona parcialmente.

Cientos de miles de empleados públicos no están recibiendo paga, y de ese grupo, miles están en sus casas porque no son considerados trabajadores esenciales, y los que sí lo son, están haciéndolo con menos recursos humanos y sin una perspectiva clra de que recibirán su paga en algún momento a corto plazo.

"Finalmente los demócratas se dieron cuenta que desesperadamente necesitamos seguridad en la frontera y un muro en el frontera sur", tuiteó Trump este jueves para luego agregar: "Necesitamos detener el tráfico humano, de drogas, de miembros de pandillas y criminales para que no entren a nuestro país. ¿No se dieron cuenta los demócratas que la mayoría de la gente que no está recibiendo su pago es demócrata?", termina escribiendo sin ofrecer cifras que sostenga su afirmación.

Una de las dependencias más afectadas por el cierre parcial del gobierno es el Departamento de Justicia, donde 60,000 empleados de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) están trabajando sin paga. A estos empleados se unen otros de la Administración de Seguridad del Transporte, agentes del Servicio Secreto, así como agentes de la Guardia Costera.

En el Departamento del Interior 80% de los empleados de los parques nacionales no trabajan, en el Departamento del Tesoro nueve de cada 10 empleados están suspendidos durante el cierre parcial. En el Departamento de Estado la actividad consular continúa, pero el servicio de emisión de pasaportes y visas podría suspenderse si el cierre parcial se extiende más de lo esperado.

Lo mismo ocurre con ciertas actividades en el Departamento de Agricultura, el Departanmento de Justicia, el Departamento de Transporte, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, el Departamento de Comercio y la NASA. Por ejemplo, en la agencia espacial el 96% de sus empleados no están trabajando, lo que significa que sus actividades están virtualmente suspendidas.

En principio son 380,000 empleados que no están yendo a trabajar y más de 420,000 lo están haciendo sin paga.

Todo parece indicar que ese estado de cosas seguirá así, al menos esta semana y la próxima. Trump dijo a los periodistas este miércoles que hará "lo que sea necesario" para asegurar que haya dinero para el muro, que una vez dijo que pagaría México.

"Seguridad para nuestro país"

"Necesitamos un muro", dijo Trump en Irak en su visita sorpresa a las tropas estadounidenses. “Necesitamos seguridad para nuestro país".

Un sondeo reciente del canal de noticias CNN mostró que 61% de los encuestados se oponen a la construcción del muro fronterizo sin ningún tipo de financiamiento de México. Solo 33% de los consultados en la encuesta apoya este plan, incluido 75% de los que se consideran republicanos, 32% independientes y solo 4% de los demócratas.

Los demócratas no se oponen a aprobar fondos para la seguridad fronteriza. En efecto, en el proyecto de ley aprobado por el Senado antes de que la Cámara de Representantes votara por otra versión para mantener funcionando el gobierno hasta febrero, los demócratas votaron a favor de $1,600 millones para seguridad fronteriza, lo que significaba que podrían usarse para el muro, pero no los $5,000 millones que pide Trump y que fue incorporado en el proyecto de ley de la Cámara Baja que ni siquiera fue sometido a voto en el Senado porque no tiene respaldo de todos los republicanos, que indican que es un derroche de dinero que no frenará a los migrantes en sus esfuerzos de cruzar a Estados Unidos de manera ilegal.

En un reportaje publicado este jueves por The New York Times se indica que la solución al impasse sobre el muro podría pasar por la definición de lo que es el muro, es decir, sus materiales de construcción. En los prototipos que podrían ser sometidos a licitación si es que alguna vez se aprueba uno, todos incluyen concreto armado, algunos con componente de metal, otros solo cemento.

Los presupuestos para seguridad fronteriza que se han aprobado en el pasado han incluido mejoras en la valla ya existente, que consiste de láminas de metal. No está muy claro si Trump aceptaría la extensión de estas estructuras en zonas donde no existen actualmente como solución a una propuesta que él reiteradamente en campaña y luego como presidente dijo que pagaría México.

La discusión y el obvio malestar demócrata parte del hecho de que Trump ahora insiste en usar dinero de los contribuyentes para cumplir con su promesa incumplida, especialmente cuando su gobierno está llegando a los dos años y el muro sigue siendo una idea.

Y ante la ausencia de un acuerdo a la vista, los miembros de la Cámara de Representantes recibieron el aviso de que no habría votación este jueves.

El representante republicano Mark Meadows, aliado de Trump que participa en las negociaciones para detener el cierre, dijo que el presidente “está muy firme en su determinación de que necesitamos garantizar la seguridad en nuestra frontera”.

📷Monumentos cerrados y basura en la calle: así afecta el cierre parcial de gobierno a Washington DC

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés