null: nullpx
Joe Biden

"No es el momento de relajarse", pide Biden tras visitar un centro de vacunación y a los afectados por la tormenta invernal en Texas

El presidente y su esposa, la doctora Jill Biden, visitaron un centro de ayuda para los afectados por la tormenta invernal que devastó a Texas y el mayor centro de vacunación contra covid-19 del estado.
26 Feb 2021 – 08:54 PM EST
Comparte
Cargando Video...

El presidente Joe Biden visitó Houston este viernes en su primer viaje como presidente debido a un desastre natural. El mandatario y su esposa, la doctora Jill Biden, aterrizaron en la ciudad más grande de Texas a dos semanas del inicio de la tormenta invernal que dejó decenas de muertos (la cifra aún no es exacta), a un 25% del estado sin servicio de electricidad durante días y a millones sin acceso a agua.

Biden llegó a Texas, el segundo estado más grande del país y el segundo con mayor población hispana (casi un 40% de su población, de acuerdo con la Oficina del Censo de Estados Unidos), hacia el mediodía de este viernes. Jill Biden participó en las labores de empaque de comida y agua para la comunidad en el Centro de Operaciones de Emergencia del Condado de Harris.

Por la tarde, acudió al estadio NRG (hogar de los Texans de Houston de la NFL), donde se sitúa el mayor centro de vacunación contra covid-19 en el estado. Biden destacó los avances en la estrategia contra la pandemia que ha conseguido su administración, que comenzó el pasado 20 de enero.

"En cinco semanas, Estados Unidos ha administrado la mayor cantidad de inyecciones de cualquier país del mundo. Eso es un gran progreso", explicó el presidente. Texas es el segundo estado con mayor cifra de muertes por coronavirus, solo superado por California, de acuerdo con los CDC. Al menos 42,200 personas han fallecido en territorio texano, aproximadamente un 8.6% del total en el país, que esta semana rebasó el medio millón de víctimas por la pandemia. Los latinos entre 25 y 64 años tienen hasta cuatro veces más posibilidades de morir que cualquier otro grupo racial en Texas, de acuerdo con The Dallas Morning News.

"No es el momento de relajarse", afirmó. “Tenemos que seguir lavándonos las manos, mantenernos distanciados socialmente y, por el amor de Dios, usar la máscara. No es una declaración política. Es algo patriótico".


La jueza del condado de Harris (que con más de cuatro millones de habitantes es el tercero más poblado del país), Lina Hidalgo, recibió a Biden en el sitio. “Estos tipos [los trabajadores del centro] han sido la punta de lanza para defender a nuestra comunidad. Han estado durmiendo en las escaleras… han estado aquí todos los días y todas las noches de la semana pasada”. Solo en Houston han muerto al menos 30 personas por las bajas temperaturas, los cortes de luz y las nevadas y se teme que la cifra crezca debido a que la tormenta ha dificultado las labores de rescatistas y forenses.

La ausencia de Ted Cruz

El presidente se reunió con el gobernador Greg Abbott y el senador John Cornyn. El otro senador por Texas, Ted Cruz, estaba en ese momento en el CPAC en Florida. Colaboradores de Cruz dijeron que la Casa Blanca no lo había invitado, aunque su intervención en el acto político de los republicanos ya había sido confirmada antes de que la Administración Biden anunciara el viaje. La portavoz Jen Psaki dijo que el político texano de origen canadiense tampoco mostró interés en la visita ni se puso en contacto.

Abbott acompañó al presidente en su visita al mayor centro de vacunación contra covid-19 en el estado, donde Biden cerró su agenda de actividades en Houston. El Gobierno de Texas ha pedido que el mandatario añada más condados a la declaración de desastre mayor.

La mañana de este viernes, la Administración Biden anunció la adición de 18 más, con lo que 126 de los 254 condados texanos recibirán ayuda federal debido al desastre natural, agravado por errores humanos, que Texas enfrentó este mes, de acuerdo con el Dallas Morning News.

Antes de emprender el regreso a la capital, poco antes de las 18:00 (CT), Biden dijo que su gobierno “será socio” de Texas para combatir la pandemia y la larga recuperación tras la inédita tormenta invernal que rompió récords, enlutó a los texanos y puso contra las cuerdas el orgullo de un estado que se considera el corazón energético del país.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés